Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

El Vudú

El Vudú

El Vudú en primer lugar debemos separarlo de la imagen del los muñecos vudú o con hacer magia. El Vudú es una de las religiones más antiguas del mundo y que ha quedado dividida en dos. Un primer vudú puro en sus formas y concepciones y con muy poca contaminación exterior, estamos hablando del Vudú africano de las costas occidentales del continente negro. Exactamente en los modernos estados de Benín y Togo donde aún esta religión neolítica es practicada por las etnias Ewe, Kabye, Mina y Fan. Esta religión Africana tiene en su panteón a los dioses Mawu y Lisa, ambos transcendentes y rodeados de una serie de entidades, denominados Loas, a los que se sirve y que sirven a su vez de intermediarios entre los hombres y estos dos dioses superiores.

Existen cuatro tipo de Loas en la religión Vudú que son los Rada (los más antiguos guardianes de los principios morales), Petwo unos seres fieros y guerreros, Ghede que son espíritus de los muertos y Dantor que son seres con poderes espirituales superiores. En la religión Vudú africana se realizan sacrificios de animales a modo de ofrenda a los Loas o a los dioses.

Desde el siglo XVI hasta el siglo XIX numerosos esclavos fueron llevados de África hasta el Caribe y de ahí hasta Estados Unidos. Muchos de estos Africanos llevaron sus creencias consigo hasta el nuevo mundo y aceptaron el Cristianismo Católico de sus captores y que era la religión obligatoria en los territorios Españoles y Franceses del Caribe naciendo una suerte de sincretismo en el cual numerosos santos Cristianos fueron vinculados a los loas y dioses de los esclavos naciendo un culto sincretico, secreto y simbólico entre las diferentes etnias, este culto que se comenzó a gestar en el caribe fue perdiendo su vinculación con sus orígenes africanos y se fue fragmentando entre las diferentes colonias naciendo así las religiones Afrocaribeñas al mezclarse en cristianismo con estas religiones traídas por los Yoruba o los Kongo, con lo que quedaba de las religiones precolombinas y a partir del siglo XIX con el espiritismo, sobre todo en el sur de Estados Unidos (Nueva Orléans). De modo que el término Vudú es unicamente un termino genérico para englobar a estas religiónes de:

Brasil

  • Candomblé
  • Macumba
  • Umbanda
  • Quimbanda

Cuba

  • Palo
  • Santería
  • Abakuá

Estados Unidos

  • Hoodoo

Surinam

  • Winti

Jamaica

  • Obeah

Estas religiones tienen como origen las religiones tribales y neolíticas de áfrica, que aún se conservan y son estudiadas por los antropólogos al ser de las religiones más antiguas conservadas aún. Pero la llegada al nuevo mundo y la toma de contacto con otras religiones degeneró en una religión fuertemente sincretica y ritualista. El Vudú es, en esencia, una religión politeísta basada en las relaciones entre el mundo físico y el mundo de los espíritus y los vínculos entre los vivos y los muertos, que carece de una teología fija y una jerarquía organizada y unificada aunque existe la figura de los sacerdotes denimonados . El Vudú, como toda religión antigua, tiene una vinculación muy estrecha con elementos mágicos y chamánicos así como con el mundo de los espíritus, que es usado muchas veces para hacer magia. 

Houngam, Mambo y Bokor

La palabra Houngam (del Creole, idioma Haitiano) viene de la palabra Fan gan hun y denomina al sacerdote o chamán varón que oficia las ceremonias en un Hounfo, territorio físico delimitado, existen dos tipos de Houngam. Asogwe Houngam (Alto sacerdote, con autoridad para ordenar a otras personas) y Sur Pwen Houngam (Joven Sacerdote). Mambo denomina a una sacerdotisa que realiza las mismas acciones que el Houngam. El Bokor es un Houngam o una Mambo que usa su poder para beneficio propio o para hacer magia negra y son los responsables de la aparición de los Zombis.

Las funciones del Houngam y la Mambo es la de canalizar a los entes espirituales, los Loas, y transportarlos al mundo material dejándose "cabalgar" es decir poseer por estos espíritus que hablan a través de estos chamanes. Estos Loas pueden ser buenos, malos o amorales. El ritual consiste en música tribal, tambores y danzas, aveces se usa alcohol, este ritual claramente chamámico permite la caída en trance y abre la puerta a estos espíritus de la naturaleza y del plano espiritual. El Houngam y la Mambo (que tienen las mismas funciones) pueden realizar curaciones, interpretación de sueños, llaman espíritus y los apaciguan, aveces la manera de apaciguar a un espíritu consiste en realizar una ofrenda al mismo durante el ritual en forma de regalo o en realizar un sacrificio animal como prenda para evitar ser victima de un hechizo mortal, de esta forma el hombre ofrece la sangre de ese animal en prenda por la suya. También hacen rituales para deshacer hechizos o maldiciones o en realizar hechizos de protección. Cuando esto se hace para ayudar a una persona y con fines benéficos el Houngam o la Mambo siguen siendo sacerdotes si lo hace con fines maléficos intentando, incluso, matar a alguien (entre otras cosas) pasan a denominarse Bokor, es decir hechicero, aveces los sacerdotes del Vudú tienen su cara pintada en blanco y negro a fin de manifestar su capacidad para hacer el bien o hacer el mal ya que ser Houngam o Bokor no son categorías excluyentes sino que pueden darse en una misma persona, de hecho en el vudú no existe la "magia blanca" y la "magia negra" sino la "magia de la mano izquierda" y la "magia de la mano derecha".

Magia Vudú

No existe tal cosa como hacer magia Vudú. Existe el Vudú como religión y luego la magia o brujería que es independiente del Vudú aunque toma de este elementos debido a que la magia en estos lugares tiene en el vudú su matriz así como la magia practicada por cristianos, musulmanes o judíos tiene una matriz Cristiana, Islámica o Judía. En todo caso el mundo de la magia Vudú o mejor dicho ese submundo ha sido muy explotado por la industria hollywoodiense pero también por las crónicas de los Franceses cuando huyeron de la Isla de Haití al ser derrotados por la rebelión de esclavos que acabó con el dominio Napoleónico en la isla, la fiereza de los esclavos, su capacidad para la lucha y sus rituales vudú impresionaron a los Franceses que una vez derrotados se dedicaron a desinformar sobre las costumbres y tradiciones de Haití.

Hacer magia negra de matriz Vudú consiste en realizar rituales por el cual, a cambio de una ofrenda se pide a los espíritus invocados que causen daños, infortunios, enfermedades o la muerte de otra persona, siempre se pide que se haga si "es de justicia" ya que se deja muy claro que el mal que se pide para otra persona redundará en el emisor. La magia negra está subdividida en la magia roja, que es un tipo de magia en la que se utiliza sangre o tejidos vivos de otras personas para buscar su infortunio. Aquí podríamos colocar la figura de los famosos muñecos vudú. Los muñecos vudú son un fetiche al cual se añaden elementos de la persona a la que se intenta dañar como sangre, uñas, pelo o tejidos vivos. Una vez compuesto el muñeco se inicia el ritual como todos sabemos, clavando agujas en el muñeco que se supone en estas creencias que tiene algún tipo de vínculo con el sujeto al que se intenta dañar. La necromancia, que consiste en realizar rituales para atraer demonios, espíritus o ciertos loas para que hagan daño a una persona, dependiendo del contexto estos rituales tendrán una u otra forma. En este caso tendrán un fuerte componente afrocaribeño.

Zombi

El Zombi real es creado por el Bokor para beneficio propio o de un tercero. El Zombi es real pero no como nos lo cuentan sino que son personas sometidas a drogas psicoactivas que una vez tomadas, siempre sin conocimiento ya que el "polvo zombi" cuyo uno de sus principales principios es la toxina del botulismo, una neurotoxina que genera parálisis y que se encuentra en el pez globo. Esta toxina junto con otros elementos es convertido en un polvo que se toma de forma cutanea. El Bokor lo sopla en la cara de la victima o lo deja en el suelo a fin de que la piel de los pies descalzos lo absorba, una vez en la sangre la persona entra en un estado cataleptico similar a la muerte y es enterrado. Hay que entender que la persona se encuentra en un estado de consciencia pero totalmente paralizado, en ese momento la victima es enterrada viva durante tres días hasta que es liberado por el Bokor. A partir de ahí será un Zombi. Trabajará como esclavo en la plantación de algún terrateniente o en la finca del Bokor que le maltratará, y le dará muy poco de beber y de comer para tenerle bajo control, en la comida y en el agua le irá suministrando el polvo zombi. Si el bokor muere o desaparece los efectos pasarán y los zombis se escaparán de las plantaciones, de ahí la relativamente común presencia de zombis en las carreteras de Haití. Los zombis recuperados presentan después graves alteraciones cerebrales producidas por la toma constante de venenos y drogas psicoactivas. La figura del Zombi es relativamente común fuera de Haití y en Nueva Orléans. 

Normalmente cuando turistas o miembros de ONG, periodistas o asociaciones internacionales acuden al país las embajadas obligan a sus ciudadanos a firmar un seguro de vida por el cual repatrian los cadáveres de sus conciudadanos lo más rápido posible a fin de evitar que sus ciudadanos sean zombificados.

Importancia del Vudú en Haití

El Vudú es tan importante para los Haitianos que el ritual Vudú realizado en el Bois Caiman en 1791 por el Houngam Dutty Boukman y la Mambo Cecile Fatiman provocó la revolución Haitiana que expulsó a los Franceses. En este ritual había numerosos esclavos de las plantaciones del norte de Haití, entre ellos Georges Biassou, Jeannot Bullet y Jean Francois Papillon, líderes de la revolución Haitiana. Todos los presentes se juramentaron bebiendo sangre de cerdo negro (sangre de Jabalí). Ocho días después del ritual, en la llamada noche del fuego, se produjo la rebelión de los esclavos. En esta época los Haitianos hicieron un pacto con el demonio por el cual pidieron riquezas para Haití a cambio de acabar con todos los blancos del país. Boukman fue capturado poco después por los Franceses, que lo asesinaron. Pero la revolución era ya una realidad, desde 1791 hasta 1804 la guerra entre Franceses y rebeldes Haitianos, bajo la protección de sus Loas, lucharon sin cesar hasta que los Franceses de Napoleón fueron derrotados y abandonaron la isla y a sus habitantes. Hoy Haití sigue siendo un país donde el Vudú está totalmente extendido, es el país más pobre de América y de los más peligrosos del mundo. Incluso los Dominicanos, con los que comparten la isla, temen cruzar la frontera con Haití no por la inseguridad sino por el miedo al Vudú y a sus extraños y llamativos rituales. (Foto: Paul Williams

 

Lo que nos enseñan las matanzas de Estados Unidos

Lo que nos enseñan las matanzas de Estados Unidos

Los países más pobres del mundo

Los países más pobres del mundo