Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

Una Posible Unión

Desde hace mucho tiempo, he venido cuestionando el tema de la unión magrebí, sus obstáculos y limitaciones, pero analizando eso nada eso me ha convencido. Y siempre decía: ¿Cuáles son realmente los motivos de esta desunión?

Lo cual me lleva a reflexionar y hacer una comparación con lo que es ahora la Unión Europea,

¡como se creó y como era Europa antes de esta unión?

Hasta 1945 y durante mil años, no hubo ningún año sin guerra en el continente, un periodo llamado la guerra de los mil años, muchos millones de muertos, rivalidades y conflictos tremendos, entre la mayoría de todos los países. El continente europeo tal y como lo conocemos actualmente está ligado a un sinfín de guerras, invasiones, pactos, reinos, estados feudales y fronteras que se han levantado y caído a lo largo de la historia. Conocido como el viejo continente, Europa alberga tras de sí una historia de evolución y destrucción que a través de los últimos siglos ha cambiado por completo cualquier mapa. Se han creado nuevos países y desaparecido muchos de ellos por culpa de extrañas ambiciones políticas, traiciones entre monarcas o matrimonios concertados. 

El territorio europeo ha sido el que más cambios ha sufrido en los últimos 1000 años, pero sorprendentemente, ahora vemos que todos estos países están en plena unión, están en una “luna de miel” eterna, con algunos conflictos de carácter político o económico pero sin ninguna amenaza militar de uno hacia otro. Lo cual nos lleva a preguntar, ¿Cómo que en muy poco tiempo, estos países han podido superar el odio que tenían uno a otro?

La respuesta la encontramos si contemplamos la historia de ésta unión, como ha surgido y como ha ido evolucionando.

Cinco años después de la rendición de los nazis y cuando se concluyó la Segunda Guerra Mundial, el político Robert Shuman lanzó un mensaje a los países vencedores junto a Alimaña Occidental para que se reunieran en una sola autoridad, que en principio tuvo un carácter de control, y fue llamada la CECA, o sea Comunidad Europea de Carbon y Acero, el objetivo era canalizar la producción de estas dos materias que eran las principales en la fabricación de armas, nadie estaba convencido de que esta unión se pudiera llevar a cabo, pero, pese a la diversidad tanto política, económica como cultural, y pese a las rivalidades entre varios países, esa unión salió a la luz, pasando por una unión con un carácter meramente económico, y luego llegando a lo que es ahora, una nación.  

Sin embargo, me duele mucho, ver unos países que tienen mucho en común, lengua, cultura y una historia compartida, por un conflicto reciente, puesto por terceras partes para que no se llevara a cabo una unión que puede ser la más “rica” del mundo en todos los sentidos. Contemplando un poco en los obstáculos de esta posible unión nos encontramos siempre con dos problemas, que para mí son superables:

En primer lugar, tenemos el problema del Sahara, no voy a decir conflicto porque, personalmente no veo partes físicas, es un problema que, se puede superar, no digo solucionar, porque es más complicado de lo que parece, digo superar refiriéndome a que, se puede dejar a parte, y empezar a cooperar en temas comerciales, crecer de forma económica y social será la solución de este problema,  ya he mencionado anteriormente de que la Unión Europea no empezó de golpe, sino, de forma progresiva, poco a poco, sentando las bases de una unión política, alguno de los dos tiene que dar un paso, o nosotros (Marruecos), o Argelia, queramos o no somos vecinos, tenemos mucho en común, ambos países han luchado juntos contra la ocupación europea, lo cual no ha pasado en Europa en ningún momento antes de los años 50, ambos países tienen que pensar en el futuro común y en lo que pudieran ser si llegan algún día a ser una verdadera unión,  los obstáculos de esta posible unión son Marruecos y Argelia, son los grandes pilares de la zona, pero sin quitarle la importancia a los otros países, Libia Túnez y Mauritania. Todo lo dicho nos lleva al segundo obstáculo, y es el tema del liderazgo, ambos quieren ser los protagonistas de la unión, o bien de la zona, lo cual supone un problema, porque cada uno piensa en sus intereses, y es natural, pero si pensamos en el interés común sería más interesante todavía, la Unión Europea no tiene ni petróleo ni Gas, tiene personas que han sido capaces de crear una unión y creer en ella, y es lo que nos falta a nosotros, ser más humildes, y creer en nosotros mismos y no esperar a que vengan desde fuera para arreglar nuestros asuntos, el objetivo de la Unión Europea es llegar a ser una sola nación, pero nosotros ya somos una nación, hablamos el mismo idioma, la misma cultura y una historia común, o sea lo difícil ya lo tenemos desde siempre. Pero siempre volvemos a preguntarnos sobre el problema, ¿son factores exteriores los que intervienen para que esta unión no se llevara a cabo? o ¿son nuestros negociadores que carecen de capacidades y habilidades de negociar?

En definitiva, o alguno de los dos tiene que dar el primer paso y rebajar por su parte, o si no, tenemos que esperar un nuevo Robert Shuman


Llegan los “Superhéroes”

¡Boston… Otra Bandera Falsa!