Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

La tragedia de Gaza

La tragedia de Gaza

Gaza es un gigantesco campo de prisioneros donde viven entre 1,5 y 2 millones de personas encerradas en una franja de 45 km cuadrados. Gaza, aparte de las guerras, ha vivido dos grandes situaciones que han configurado su situación actual, que ha derivado en la crisis humanitaria que está asolando la región. 

"Descolonización de Gaza"

En el año 2005 Ariel Sharon, en aquel momento Primer Ministro Israelí, decide "descolonizar" Gaza, en realidad de lo que se trataba era de cambiar el equilibrio de poder en la franja retirando a los colonos Israelíes, desmilitarizando los Kibutz y el interior de la ciudad pero al mismo tiempo bloqueándola por tierra y por mar. En aquel momento Israel logró su objetivo. Realmente lo que se llamó de forma constante y rimbombante como "Descolonización de Gaza" (dando a Ariel Sharon el status de "Hombre de paz") en realidad era un plan de desconexión para Gaza, que pasaría a convertirse en una especie de "reserva de Palestinos" al estilo Estadounidense o un campo de prisioneros que se regiría, internamente por las leyes de sus gobernantes.

  • - Encerrar a 1,5 millones de personas, potenciales enemigos, en un área restringida y bajo control;
  • - Destruir la economía, destruyendo de forma total las importaciones y exportaciones a Gaza y obligandoles a mantener una economía de subsistencia, por un lado, y a vivir de las ayudas económicas de países como Irán, Turquía, Qatar o Arabia. El bloqueo marítimo afecta gravemente a la industria pesquera, muy deteriorada. En el año 2008 se produjo una crisis alimentaria y energética que obligaron a Israel, por imposición internacional y miedo a una insurrección generalizada, a suavizar su política durante 24 horas;
  • - Deteriorar a las administraciones Palestinas en Gaza mediante la guerra económica, social y psicológica al negar el suministro de alimentos, combustibles, materiales de construcción y suministros sanitarios;
  • - La grave situación se tradujo en la destrucción del tejido social y un aumento de la pobreza acompañado de tensiones sociales y el incremento de Hamás en Gaza;
  • - Al mismo tiempo los Gazatíes quedaron encerrados y bajo control Israelí debido a la imposibilidad de estos de poder salir de la Franja de Gaza. Violando, de este modo, el derecho internacional a la libertad de movimiento reconocido, parcialmente, en el artículo 13º de la Declaración Universal de los Derechos Humanos subdividido, de forma jurisprudencial, en estas tres situaciones:
  1. La libertad de circulación dentro de un país;
  2. La libertad de circulación entre países sin cambio de residencia (turismo, convenciones, negocios, etc.);
  3. La libertad de circulación entre países con cambio de residencia, generalmente para trabajar.

Si bien el primero es un derecho ilimitado, el segundo y el tercero son derechos sujetos al país receptor. Pero en el caso de los Gazatíes, Israel les viola su primer derecho, La libertad de circulación dentro de su propio país, que por la ocupación no es tal sino un ente ya que Palestina como estado reconocido no existe. Los habitantes de Gaza no pueden salir ni siquiera para visitar a sus familiares en Jerusalén Oriental o el resto de Palestina quedando restringidos en sus derechos básicos. Israel viola el derecho internacional en esta causa de forma bilateral, en primer lugar negando el derecho a la libertad de movimiento a una masa poblacional encerrada en un punto en concreto, y por otro mediante la ocupación militar del territorio de Palestina y Jerusalén este desde 1967, en contra del derecho internacional que prohíbe en el punto 4 del artículo 2.° de la Carta de las Naciones Unidas las anexiones por la fuerza.

De modo que podríamos concluir que lo que se llamó "descolonización" fue en realidad un plan de desconexión total de Gaza y el inicio de un estado de sitio que se perpetúa desde el año 2005 hasta hoy.

En el año 2010 un relator de la ONU declaró que el bloqueo a Gaza es un castigo colectivo injustificable

Hamás toma el poder en Gaza

Esto ocurrió poco después de la "desconexión", en el año 2006 y los combates duraron hasta 2007 cuando Fatah fue expulsada de Gaza. En aquel momento la homogeneidad de los territorios Palestinos, que había sido siempre unitaria, quedó dividida en dos administraciones realmente enfrentadas por sus visiones sobre la gestión social, política y en sus relaciones con Israel. Tras la muerte de Arafat la resistencia Palestina quedó fragmentada y en las elecciones de 2006 Hamás ganó a Fatah, rápidamente Estados Unidos, la Unión Europea, Israel y otros estados, que consideraban que Hamás era un grupo terrorista, decidieron realizar una política de desinversión y sanciones para forzar una salida de Hamás.

Fatah canalizó todo el descontento internacional al ser un instrumento de disidencia y de resistencia Palestina controlado por otras potencias, lo que le dio poder suficiente como para enfrentar a Hamás, que se vio obligado a realizar contrabando de divisas a fin de poder gestionar la administración básica en las zonas que controlaban, al mismo tiempo Fatah era ayudado y financiado por Estados Unidos, esto rompió la resistencia Palestina polarizandola en Hamás que controlaba Gaza de forma indiscutible después de expulsar a Fatah y Fatah que controlaba Cisjordania bajo control militar Israelí.

Esto asfixió aún más a los Gazatíes aún después de los Acuerdos de El Cairo (2011) y los Acuerdos de Doha (2012) y la reconciliación de 2014.

¿Y ahora?

Pues después de aquello se sobrevinieron la "Operación Invierno Caliente en 2008", "Operación Plomo Fundido entre 2008-09", El asalto de la "Flotilla de Gaza en 2010", la "Operación Pilar Defensivo en 2012" y la "Operación Margen Protector en 2014". Pero más allá de estos datos cómo se vive en Gaza.

Aparte de la desconexión que lleva destruyendo Gaza desde el año 2005 no debemos olvidar que los constante ataques Israelíes han destruido su capacidad de mantener una economía estable basada en la exportación de productos, es más su capacidad de producir para el mercado doméstico es muy reducida:

  • - 550 millones de Dólares en pérdidas agrícolas;
  • -Destrucción de 300 centros comerciales;
  • - 247 Factorías destruidas;
  • - El 65% de la población activa está en el paro;
  • - Los sueldos rondan entre los 75 y 100 Dólares al mes;
  • - 868.000 personas dependen de la distribución de alimentos por parte de la ONU y de otras ONG;
  • - Alto nivel de impuestos, los Gazatíes deben pagar impuestos tanto a Hamás como a Fatah;
  • - Más de 33 millones de dólares en daños a escuelas, destruidas total o parcialmente;
  • - Millones de dólares en daños a la infraestructura médica, hospitales, centros asistenciales, ambulancias, etc...

Debemos tener en cuenta que el bloqueo a Gaza imposibilita una correcta reconstrucción de las infraestructuras y los suministros, de ahí que tanto la salud como la educación se vean duramente afectadas.

El suministro energético en Gaza es de subsistencia. La compañía Electricity Distribution Company, que es la que entrega energía a la franja no puede asegurar un suministro constante de energía de modo que los cortes son constantes. Se estima que el suministro de electricidad se corta durante ocho horas cada día, manteniendo un sistema de ocho horas de electricidad que se corta durante las siguientes ocho horas, en casos de emergencia o de problemas técnicos o militares, el corte de suministros puede demorarse hasta 12 horas e incluso más con todo lo que esto significa de daños a la infraestructura industrial, prácticamente destruida, a las actividades laborales o a la vida común.

Con el Agua ocurre otro tanto. Un informe de la UNCTAD ha determinado que el 95% del Agua de Gaza no se puede beber y que sus habitantes, los 1,5-2 millones de habitantes que residen en Gaza dependen de reservas de agua costera que en muchos casos son peligrosas para la salud. De hecho se han detectado un aumento de las enfermedades relacionadas con el consumo de agua salada. Curiosamente las zonas cercanas a la frontera norte de Israel como Beit Hanoun y Beit Lahia poseen un agua de mejor calidad y las zonas que fueron habitadas por colonos Israelíes como Kafar Darom, Morag o Neveh Dekalim o Jan Younis tienen un agua de mejor calidad que en las zonas Palestinas de Gaza.

La compañía que suministra el agua, que es pública, no puede hacer más. En Gaza, por ende las familias deben comprar agua embotellada para poder beber, cocinar etc... si bien las botellas de agua valen en torno a 0,60 céntimos de Dólar, el escaso nivel adquisitivo de un alto porcentaje de Gazatíes hace que el acceso al líquido vital sea cada vez más difícil en términos económicos.

Gaza podría ser determinado como un gigantesco campo de prisioneros, el infierno en la tierra, un lugar inhóspito donde están encerrados más de un millón de almas sin poder salir, con recursos menguantes, sin infraestructuras estables y siempre bajo la sombra de una nueva guerra. ¿Cuanto vale violar los derechos humanos?, pregunten en Tel Aviv.


Dedico este artículo especialmente a mi amiga Yasmin Hayek, de Gaza, que sufre junto con el resto de los 1,8 millones de seres humanos la vergüenza de vivir en un campo de concentración, a la vista de todos, en pleno siglo XXI. (Foto: RafahKid Kid)

La turbina capaz de dar electricidad a miles de casas

La turbina capaz de dar electricidad a miles de casas

Ser el primero en buscadores de Google ya no importa

Ser el primero en buscadores de Google ya no importa