Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

Terrorismo e Internet

De entrada y para ser correctos deberíamos tratar el terrorismo como un fenómeno social transnacional. Esta realidad ha sido muchas veces definida, la complejidad de esta actividad nos lleva a concluir que todas las definiciones de terrorismo son correctas pero incompletas ya que esta realidad no es monolítica sino que ha ido mutando dependiendo de aquel que ejerza la violencia y del fin que esa violencia persiga.

Para comprender como este fenómeno ha ido evolucionando a través del tiempo debemos comprender que el terrorismo no es un medio para un fin, si algo nos ha enseñado la historia es que dichas organizaciones acaban siendo vencidas o desmanteladas y en algunos casos acaban siendo grupos estancados en una guerra de desgaste que tarde o temprano pierden.  Pero aún así intentaremos dar una definición que nos sirva para entender este primer capítulo introductorio. “El terrorismo es el ejercicio de la violencia asimétrica por la cual se trata de chantajear a un gobierno o conjunto de gobiernos usando la fuerza contra sujetos de un sector específico de la sociedad así como símbolos o intereses. El ejercicio de esta actividad se lleva a cabo de forma indiscriminada contra la población civil usando como vía de expresión de sus reivindicaciones la violencia, que ha de llevarse a cabo en una localización, tiempo y modo específico estableciendo una continuidad en el tiempo así como ser publicitada mediante los canales de información, televisión e Internet

Esta es la definición que daremos de terrorismo. Podríamos especificar en el hecho y llegar a la conclusión de que la fase material del terrorismo es el grupo terrorista y la fase abstracta es la reivindicación que realiza. No siendo la fase abstracta el objetivo final (que es lo que se afirma) sino que en términos reales el fin mismo del terrorismo acaba confundiéndose con su medio, es decir, el fin del grupo terrorista es la comisión del acto de terrorismo en sí mismo de modo que el grupo acaba convirtiéndose en mero agente vehicular de esa violencia.

Hoy en el neo terrorismo en cambio nos encontramos con un factor clave que es Internet. La red proporciona una gran capacidad de adaptación, movimiento y potencial operativo, la herramienta de Internet en el terrorismo internacional es igual de importante que las propias acciones terroristas ya que les permite estar al tanto de todo lo que ocurre en el mundo occidental, se mantienen comunicaciones seguras entre células y sectores de los diferentes grupos terroristas alrededor del mundo, se realizan labores de propaganda a través de páginas web, youtube, dominios y foros así como redes sociales y chats para la captación, fanatización y entrenamiento básico. 

Debido a la naturaleza del terrorismo internacional Internet, que es una red internacional por antonomasia, se ha convertido en una de sus más preciadas armas. La publicidad de los actos terroristas implican también a televisiones, en un mundo en constante guerra y aún con el 11S, 11M y 7J tan cerca del imaginario colectivo así como las guerras de Afganistán e Irak y la fallida primavera árabe hace que cualquier acto de terrorismo así como la amenaza de estos grupos hacia occidente copen los titulares en los informativos, debates en televisión y radio. Asimismo la información es usada en estos medios de comunicación para otorgar pruebas de supervivencia (Caso de Usama Bin Laden) o para mostrar pruebas de vida de sujetos secuestrados así como la reivindicación, negación de atentados terroristas y las brutales ejecuciones que tienen un fin ejemplarizante y de advertencia hacia la sociedad receptora y, como no, las consabidas amenazas hacia el “enemigo” occidental.

Internet les ofrece un marco perfecto para el correcto desarrollo de sus operativos ya que les ofrece una escasa regulación por parte de gobiernos y agencias de seguridad, fácil acceso, fácil y rápido intercambio de información, intercambio de información en entornos deslocalizados (cibercafés, bibliotecas, universidades etc…) anonimato y creación de círculos cerrados de información, acceso a la deep web para el intercambio “seguro” de información entre otros.  Asimismo Internet es un agente globalizador e instantáneo, es tal vez el producto estrella de la globalización ya que para crear la aldea global la información debe fluir de la manera más rápida y sencilla posible, de modo que si Internet es el triunfo mayor del concepto de globalización y aldea global, el terrorismo internacional, es la contraposición de aquel logro, con la expansión de empresas e influencias en este mundo laxo en controles, que debe adaptarse al concepto internacionalizador, nos encontramos con una internacionalización similar en el campo de los actos ilicitos, entre ellos obviamente el terrorismo.

El terrorismo usa el proceso globalizador para una expansión general utilizando algunas herramientas para dicho crecimiento, si el contexto regional se lo permite, en el caso del terrorismo islámico una de sus luchas es contra la globalización, que representa una de las causas de “perversión” del Islam. Por el contrario el terrorismo internacional, que denosta las redes globalizadoras, se valen de ellas en cuestiones que atañen a su financiación y logística. Debemos ser conscientes que los grupos terroristas tienen una capacidad de adaptación a los nuevos medios tecnológicos y a los nuevos contextos sociológicos mucho más rápida que la de los grupos y organizaciones que les combaten de tal forma que las células terroristas siempre van o intentan ir un paso por delante.

El terrorismo, cada ataque terrorista hay que analizarlo como la narración de una historia. La violencia es un medio, un mensaje que constituye la moraleja de la historia que se pretende narrar. Dicho mensaje tiene una doble vertiente, la del chantaje al enemigo, representado en el estado, y la de aterrorizar a la población. Los grupos terroristas saben que el terror se disipa y que las sociedades tienen un enorme poder de regeneración y de sobreposición al miedo, en pocas palabras, las sociedades después del momento del shock, el dolor y la ira vuelven a su centro y a la estabilidad por lo que el acto terrorista para afianzarse ha de ser un continuo en la propaganda y en los actos de violencia.


Proverbio chino

Proverbio chino

La batería infinita