Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

Spanglish y racismo contra latinos en Estados Unidos

La historia de los latinos en Estados Unidos podemos verla desde una perspectiva histórica y remontarnos al primer encuentro hispano-estadounidense después de la conquista a México de todo el oeste y el asentamiento, ya en este territorio, de poblaciones latinas y misiones que pasaron a Estados Unidos, aunque de forma muy residual y embrionario ese sería el inicio de una nueva y gran época.

La llegada de latinos desde los años cincuenta constituyó un goteo constante y su alta tasa de natalidad los sitúa como la minoría mayoritaria en un país de minorías construido a toda prisa. Esta situación ha creado dos dimensiones que es la de la mezcla cultural Anglosajona-Hispana por un lado, con la creación de una jerga que podríamos llamar Spanglish. Este argot se produce sobre todo en las zonas cercanas a frontera Mexicana ya que dicha cercanía física con un territorio netamente hispanoparlantes permite que los latinos de estas latitudes no estén obligados a aprender el inglés o al menos que no hablen un inglés puro (ni español puro tampoco) generando este argot propio de la frontera.

Pero si nos detenemos en este caso el Spanglish nos permite mostrar la capacidad de adaptación de esta comunidad al mundo anglosajón ya que esta jerga les permite convivir, entender y hacerse entender con los Estadounidenses Angloparlantes y asimismo es una forma de conservación de la cultura propia. Es decir que nos encontramos con la necesidad de reafirmación cultural hispana y un anhelo de pertenencia al mundo anglosajón de Estados Unidos. De modo que esta creatividad lingüística es una cristalización del sentimiento de pertenencia a dos culturas.

En las zonas lejanas a la frontera la inmersión lingüística es mucho más efectiva y el Español entre los Latinos, más allá de la comunidad, no tiene sentido por lo que el inglés se hace indispensable y el Spanglish no se usa. Muchos académicos rechazan la idea de que el Spanglish se convierta en idioma aunque casi la unanimidad de los académicos de la lengua coinciden en declarar que el futuro de este argot es convertirse en dialecto.

Estados Unidos como estado a los latinos les ha presentado un reto en cuando a su identidad. Los jóvenes latinos luchan por la integración en la sociedad norteamericana sin querer pagar el precio de la perdida de su cultura madre de ahí que como comunidades luchen de forma orgullosa por el sostenimiento, o por lo menos adaptación, de su cultura en este entorno extraño. En el caso del Spanglish latino, no olvidemos, ha sido practicado por las clases bajas y medias en las zonas cercanas a la frontera Mexicana (California, Texas, Arizona etc…) y que se ha extendido de forma horizontal, con adaptaciones a los diferentes orígenes latinos, por todas las comunidades latinas en Estados Unidos pero también de forma vertical hasta las clases latinas ascendentes y en lograr esta expansión ha tenido mucho que ver la música.

La vida de un latino

El racismo en Estados Unidos es una realidad de la que la sociedad no puede escapar. Empujados por el miedo a la llegada masiva, al crecimiento demográfico generalizado y a la situación social derivada de la llegada de los latinos a Norteamérica, el fantasma del racismo volvió a aparecer, esta vez en contra de los latinos.

Un Latino debe enfrentarse a toda una serie de estigmas sociales y racismo derivados del miedo social a esta creciente minoría, miedo azuzado por políticos como el ex candidato presidencial Pat Buchanan que los considera una amenaza cultural mortal o el caso de William Gheen que culpa a los latinos de introducir enfermedades entre la población de Estados Unidos y les acusa de importar la violencia propia de America Latina hacia Estados Unidos. Esto genera un mito racista antilatino que aunado a la situación de esta comunidad (una de las más pobres del país) genera un sentimiento de rechazo propio entre la sociedad que repudia (y que es azuzada para repudiar) a esta comunidad, en gran parte de clase baja, y de los miembros de esta comunidad que se sienten despreciados y no integrados lo cual genera un rechazo entre ciertos grupos latinos hacia la sociedad de Estados Unidos.

Estados Unidos sigue teniendo problemas raciales entre sus ciudadanos y representantes que, si bien, en el caso de los Afroamericanos fue superado (o se haya en proceso de superación) con los latinos, por el contrario, aún se permiten ciertos comentarios que invitan al odio, a la discriminación y a la segregación. Por ejemplo el congresista de Iowa, Steve King, llegó a comparar a los Latinos con perros. Comparando a los ciudadanos de origen latino con perros y a los estudiantes con narcotraficantes no se consigue una correcta integración en la sociedad sino la indignación y recelo de la comunidad nueva, la latina, que teme el racismo. Y el desprecio y distancia de la comunidad dominante, la anglosajona.


Retro[G]ames

José y Asenet y el Nuevo Testamento (V)