Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

Somalia, estado fallido y nido de piratas

Somalia es lo que se conoce como un Estado fallido -la expresión de estado fallido es confusa y controvertida, el termino “Frailed Status” parece que tiene su origen en la administración estadounidense tras su fracaso en las políticas acerca del mal y de los estados terroristas-, la consecuencia de ese estado fallido se traduce en la falta de una organización política, judicial y administrativa regidas por un gobierno común, aunque se mantienen características de un Estado desde el punto de vista del Derecho Internacional Publico como territorio, fronteras, población y lengua. Se encuentra situado en el Golfo de Adén, zona del mundo por donde circulan alrededor de 20.000 barcos al año, el 20% del comercio mundial y el 30% del suministro de petróleo a Europa. También es el principal acceso marítimo entre Asia, Oriente Medio y Europa, la propia Rusia utiliza el trafico marítimo interno suyo entre Siberia y el Caucaso a través de la citada zona de la zona del Golfo, mientras que Japón la utiliza para el 90% de sus exportaciones. Estos datos ponen en valor la importancia geoestratégica de la zona del Golfo de forma que su control se convierte en un objeto en si mismo.

Posee una serie de recursos naturales propios como la existencia de grandes bancos de pesqueros donde faena países como: España, Francia, Japón o India, además de otros más. Existen posibilidades de explotaciones petrolíferas en donde han mostrado su interés compañías de EEUU, Malasia, Países Bajos, Australia, Reino Unido, etc.

Desde el punto de vista socioeconómico

Se encuentra sometida desde los años 90 a una crisis humanitaria, con una sequía casi permanente, con una población mayoritariamente dedicada al pastoreo con algunas zonas de centros sur agrícolas, y la pesca como un recurso básico. Organizada en forma de clanes que establecen reglas estrictas y apoyo comunal, con una diáspora hacia Kenia y Etiopia además de países de la UE y Canadá. Los organismos internacionales humanitarios apenas hacen acto de presencia por la inseguridad existente en el país.

Desde hace más de dos décadas es uno de los países más pobres del mundo, la ausencia de un aparato estatal provoca que los servicios públicos –salud, educación y protección social- no existan, mientras las crisis humanitarias son sistemáticas y las necesidades no son satisfechas. Entre octubre del 2010 y abril del 2012 se produjo una crisis de hambruna que según la propia ONU produjo el fallecimiento de unas 258.000 personas de las que 133.000 fueron niños menores de 5 años lo que da una idea de la verdadera tragedia humana

Desde el punto de vista político

Es un país donde no existe aparto estatal desde 1989, sometido a conflictos armados desde 1991 con una cultura de la violencia asentad en la población. Internacionalmente se la considera un Estado fallido donde de hecho se encuentra formada internamente por dos “estados” Somalilandia y Puntlandia que no están reconocidos por la comunidad internacional. Existe el llamado Gobierno Federal de Transición -GFT- quien solo tiene el control de la capital mientras el resto del país lo esta en manos de los clanes. Las influencia de Kenia y Etiopia son muy importantes, se e encuentra sometida a un embargo internacional de armas desde 1992 que carece de efectividad y bajo la presencia militar de la Unión Africana –AMISON-.

La piratería en Somalia

Es consecuencia de una serie de factores que la retroalimentan y la facilitan. La caída del gobierno del país a principio de los años 90 permitió la aparición de flotas extranjeras en sus costas, donde en forma ilegal explotaban sus bancos de pesca, la pesca ilegal se convertirá en algo cotidiano mientras la comunidad internacional ante esa situación “se ponía de perfil”, mientras en otro orden de cosas serán utilizadas sus aguas legales para el vertido de residuos tóxicos y nucleares.

La primera consecuencia de tales actuaciones será la aparición de una “especie de piratas menores” formados por los propios pescadores artesanales somalíes –la pesca es un recurso básico-, quienes se organizaran en la llamada Guardia Costera Voluntaria denunciando que los “verdaderos piratas son los pescadores clandestinos que saquean nuestros peces”. Este será el embrión que a través de una serie de factores se convertirá en la piratería actual

Varios son los factores que retroalimenta a la piratería y que va desde unas condiciones geográficas favorecen su actuación -Somalia tiene mas de de 3.000 Km. de litoral costero-, pasando por: facilidad para obtener armas y equipamiento –lanchas, equipos de comunicación, visores nocturnos, radares, fusiles de asalto Kalashnikov, lanzagranadas RPG-7V, granadas, pistolas Tokarev, lanzacohetes LARC F1 de 89 mm, fusiles M76, etc.- pobreza y necesidades no satisfechas -es uno de los países mas pobres del mundo- facilidades financieras globales y redes estructuradas –se aprovechan de la falta de regulación efectiva y de controles de actividades transnacionales, si no se pudiera blanquear el dinero obtenido no existiría la economía criminal, la existencia de paraísos fiscales, etc.- ausencia de un Estado –no pueden ser aplicadas leyes estatales-.

El perfil del actual pirata somalí

Es el de jóvenes de zonas pobres -la piratería se convierte en su única fuente de ingresos-, excombatientes y técnicos de aparatos de alta tecnología. Se calculan en una cifra superior a los 1500 individuos formando bandas de entre 7 y 10 elementos, que parten generalmente de un barco nodriza y mediante embarcaciones rápidas llevan a cabo el abordaje del barco señalado, posteriormente una vez tomado unos 50 individuos quedaran dentro del mismo con apoyo logístico desde tierra. Los beneficios obtenidos les permitan llevar una vida ostentosa, construirse casa nuevas y obtener dos o más esposas.

Al consistir básicamente en el secuestro de buques, la piratería somalí depende del apoyo que reciba desde tierra, de infraestructuras que proporcionen alimentos, agua potable, combustible, etc., necesitan por tanto un acceso libre a la costa, la protección frente a fuerza nacionales e internacionales y de otros grupos criminales de la competencia.

El hecho de que puedan fondear libremente da una idea del fuerte apoyo que reciben de autoridades, empresarios, jefes de clanes, milicias y comunidades locales.

La red de beneficiados por la piratería se extiende desde los principales actores los piratas, pasando por “poblaciones costeras”, “mediadores”, “proveedores de fondos”, “redes regionales”, “redes internacionales”, “empresas privadas de seguridad” y algunos Estados.

Los piratas quienes tienen la consideración global, se cree que reciben un tercio 1/3 de los beneficios del botín. Los financieros que anticipan el capital y los medios necesarios, aportando embarcaciones, armas, combustible, equipos de comunicaciones, sueldos de piratas, puede serlo en forma individual como inversor único o también como promotores aportando cada una lo que tenga o como sociedad inversora –existe una especie de bolsa de inversión donde se captan cantidades de dinero y se reparten los beneficios en proporción a lo aportado-. Las redes regionales dedicadas a proporcionar información sobre los objetivos, identificación de los buques, su nacionalidad, su ruta, su cargamento, etc., vigilan desde los principales puertos de los países vecinos. A su vez están las llamadas redes internacionales desde donde se blanquean los beneficios obtenidos –Kenia, Emiratos Árabes y demás lugares del Oriente Próximo-. Los despachos de abogados situados en Londres que reciben importantes cantidades por su labor de intermediación –se calcula que reciben más de 300.000 euros-. Las empresas privadas de seguridad que son ofrecidas como protección de los barcos y que posteriormente se ofrecen para el rescate una vez apresado el buque.

Se estima que en el año 2011 se pagaron un total de 160 millones de dólares, con un rescate promedio de 5 millones de dólares.

La Comunidad Internacional tomo cartas en el asunto a través de una serie de resoluciones de la ONU:

  • resolución 1814 -15 mayo de 2008
  • resolución 1816 - 2 junio de 2008
  • resolución 1838 – 7 octubre 2008
  • resolución 1851 – 16 diciembre 2008

Resoluciones donde se establecen una serie de medidas para el apoyo a los Estados que protejan los convoyes marítimos del programa mundial de alimentos, donde se insta a la cooperación de los estados con el GFT, el poder penetrar en aguas territoriales somalíes, el uso de la fuerza y medios necesarios, etc.

Las operaciones de protección

Comenzaron con la llamada “Operación Atlanta” propiciada por la Unión Europea y financiada a través de los propios Estados intervinientes, posteriormente la “Operación EUTM” también propiciada por la Unión Europea bajo el manado de un coronel español, posteriormente la “Operación Ocean Shield” propiciada por la OTAN como protección de buques del programa mundial de alimentos, y finalmente la “Operación FCO” propiciada a través de EEUU y su aliados que se llevara acabo a través de varias fases: FCO-150, FCO-151 y FCO-152.

La intervención militar ha permitido aumentar la seguridad del tráfico marítimo por el Golfo de Adén, disminuyendo significativamente la piratería, pero no erradicando el fenómeno de la piratería somalí desde sus raíces, raíces que tiene que ver con pobreza, sequías, hambrunas, Estado fallido.

El fin de la piratería pasa en gran medida por la instauración de un gobierno nacional estable conformado por un sistema judicial fuerte.

Tampoco podemos olvidar las manifestaciones de la ONU: “los auténticos lideres piratas son hombres de negocios o inversores a los que se les pueden añadir políticos”. En ese mismo sentido Andrew Mwangura coordinador del Programa de asistencia a marinos para el Este de Afrecha quien manifestara que: “los verdaderos piratas no están en Somalia sino en despachos de Nairobi, Londres y Dubai. / Jose Manuel Vega Vera

Recortes y Modelos de gestión

Españoles sin futuro: La emigración cualificada