Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

Rusia ¿rumbo a una crisis económica?

Rusia es uno de los países más importantes del mundo, protagonista de uno de los mayores desarrollos económicos y sociales de los últimos tiempos. Desde la caída de la URSS y las penosas medidas económicas de Boris Yeltsin que llevaron al caos más absoluto a Rusia no sería hasta la llegada de Vladimir Putin cuando se controlara la situación económica, que hoy se muestra delicada.

De entrada debemos conocer los puntos fuertes de la economía rusa que se encuentra en primer lugar sostenida por la riqueza de su territorio que posee grandes cantidades de carbón, petróleo y oro así como de toda unas reservas de materias primas que le otorgan un profundo colchón económico, así como ciertas ventajas sólidas como la reducida deuda pública e importantísimas reservas de divisas.

Problemas estructuras y mala inversión

Pero estás “sólidas ventajas” no son suficientes ya que la economía rusa sufre de una fuerte inflación (de hasta el 8%) combinada con un caso nulo crecimiento del PIB (menos del 1%) y por el aumento del precio de los productos de primera necesidad,  todo ello unido a las sanciones occidentales por la intervención de Moscú en Ucrania que no permite a las empresas rusas financiarse en el mercado internacional.

Asimismo el rublo se encuentra en caída libre (ha perdido un cuarto de su valor en un año) y el temor a problemas económicos ha hecho que los capitales comiencen a abandonar el país eslavo (120,000 millones de dólares se estiman que van a huir de Rusia este año 2014) la caída del rublo obligó a las autoridades económicas a intervenir en la economía.

Situación explosiva

Según los datos del FMI se espera que el crecimiento económico ruso sea pobre y triste en comparación con la potencialidad de desarrollo que podría alcanzar si las medidas y movimientos políticos en el foro internacional fueran los adecuados.

Ya que de la lectura del informe se puede intuir la tendencia rusa de sacrificar el desarrollo económico en pos de satisfacer los intereses geoestratégicos y políticos de Moscú.

Expertos no dudan en calificar esta elección de prioridades como “errada, dramática y estructuralmente irreparable para Rusia” ya que debido a esa visión se han iniciado una seria de factores que han llevado al país eslavo a ser sancionado económicamente en los foros internacionales dañando un crecimiento brillante pero a la vista mal gestionado.

Gestión interna

Los economistas rusos se quejan de la poca atención que reciben del presidente Vladimir Putin más centrado en cuestión de estrategia diplomática internacional que, según ellos, en fomentar la seguridad financiera.

Y es que a la luz de los presupuestos generales del estado podemos entrever las prioridades rusas ya que en esos mismos presupuestos la financiación para el ejército es tres veces mayor que para educación, sanidad y cultura. 

Dicho desequilibrio financiero fue aprovechado por el ministro de finanzas ruso, Anton Sulianov, para proponer una “limitación generalizada de los gastos del estado e inversiones puntuales para favorecer a las empresas rusas más importantes y favorecer el desarrollo de las infraestructuras".

Asimismo Vladimir Putin sigue priorizando su visión de la política internacional sobre la economía de Rusia, sacrificando el desarrollo financiero en favor de los intereses nacionales.

Según German Greff (exministro de economía y presidente del mayor banco ruso, el Sberbank) declaró que "Putin está repitiendo los mismos errores que llevaron a la caída de la URSS y que por lo tanto puede correr la misma suerte". 

Pensamientos de Mahatma Gandhi

Que es el Ébola y como se contagia