Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

¿Qué es el TTIP?

¿Qué es el TTIP?

El tratado transatlántico de libre comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea, (TTIP) que se encuentra en negociaciones, está sometido a un gran secretismo y a una gran polémica. En principio este tratado de libre comercio entre la UE y Los Estados Unidos de América (cuyas economías unidas representan el 60% del PIB mundial) consiste en disolver las barreras económicas entre ambos entes aprovechando la cercanía socio-histórica y cultural de ambas entidades así como la interdependencia económica.

Este tratado, que en realidad sería una suma de tratados y revisión de tratados previos enmarcados en un nuevo contexto internacional y enmendado para evitar conflictos por la duplicidad de normas. Este texto se está negociando al más alto nivel entre la Casa Blanca y la Comisión Europea. En estas negociaciones se asegura que se podría incentivar el comercio conjunto hasta un 50%. Según sus defensores el acuerdo permitiría un crecimiento económico de las naciones Europeas en crisis así como un fortalecimiento de las naciones Europeas integradas en la UE así como de Estados Unidos aumentando la libertad económica de los ciudadanos debido a la creación de empleo por el desarrollo económico.

Este desarrollo se debería mediante la implantación progresiva de un sistema único de trabajo entre ambos bloques, a la baja, y el fin de aranceles e impuestos directos sobre las empresas transnacionales quedando el mercado desregulado y permitiendo el libre flujo de capitales entre miembros del TTIP debido a que las puertas quedarían abiertas sin excepción ni límites a las grandes empresas transnaciones de ambas partes del Atlántico. El fin de las medidas proteccionistas dejaría la regulación de la economía y de los mercados a los propios mercados.

Los críticos argumentan el TTIP

Los críticos declaran que este desarrollo económico en base a la total desregularización del sistema se produce a favor de entregar el poder absoluto de los estados a las grandes empresas. Ya que todos los ajustes sociales se harían mediante la eliminación de la protección social de los ciudadanos y la equiparación a la baja de los derechos legales de los trabajadores y los ciudadanos a ambos lados del Atlántico para evitar situaciones de desigualdad que no permitan el correcto "desarrollo" del TTIP.

De tal forma que el sistema que se aplicará será aquel que menos garantice la seguridad laboral y la protección pública. Por ejemplo en esta equiparación en lugar de crear un sistema de seguridad social al estilo europeo en Estados Unidos sería Europa la que debería eliminar su sistema sanitario y equipararlo al sistema Estadounidense entregando la sanidad de todos los países de la Unión Europea a los gigantes transnacionales sanitarios de Europa y Estados Unidos.

Dicha desregularización implicaría desde la privatización de hospitales y la externalización de los servicios sanitarios así el uso de las instalaciones y la maquinaria (pagada con el dinero público) por parte de estas empresas que, también, tendrían contratos a la baja en salarios y derechos en todos los trabajadores de este campo cómo los médicos, cirujanos, enfermeros, celadores. Pero también implicaría desde la "seguridad" del comercio de automóviles hasta la seguridad del comercio de alimentos así como la creación de una regulación conjunta sobre productos, químicos y servicios u objetos de comercio. Aunque los grandes beneficiarios de este tratados serán las empresas farmacéuticas, alimenticias y de servicios financieros.

Asimismo los impuestos directos hacia las empresas desaparecerían para permitir un correcto funcionamiento del libre comercio ya que la falta de tipos impositivos permite un correcto desarrollo económico empresarial y aquí entra el factor ciudadano ya que la compensación por la pérdida de los beneficios basado en el gravamen de la actividad económica deberá ser compensado con un aumento de los impuestos indirectos sobre los productos finales. Es decir que mientras que las empresas productoras ganan más por que pagan menos impuestos el estado para corregir ese déficit se verá obligado a aumentar los impuestos sobre el consumidor final en base a los impuestos especiales, indirectos etc... como el IVA.

Supuestos beneficios del TTIP

Uno de los más importantes datos de este tratado es que situará a todas las empresas en un plano de igualdad, empresas pequeñas, medianas, grandes y multinacionales. De tal forma que se producirá una "evolución Darwinista" del sistema empresarial ya que todas colocadas al mismo nivel genera un estado de competencia desleal y de incapacidad de competir de tal forma que las grandes empresas internacionales irán eliminando las empresas menores y ocupando los nichos dejados por estas.

Aunque claro esto generaría una "mayor seguridad" económica para los estados ya que no se verían obligados a rescatar empresas débiles. Otra de las características de este tratado no es solo la equiparación y la legislación a la baja de los servicios sociales, laborales, sanitarios o educativos sino también la equiparación económica entre el Dolar y el Euro iniciando un proceso de bajada del Euro para equipararlo a la moneda Estadounidense y reducir así los sueldos para nivelarlos con los sueldos de EEUU.

Pero los defensores de este tratado tienen una visión diametralmente opuesta ya que según ellos este tratado liberalizaría un tercio del comercio global y permitiría a la UE competir con China y convertirse en una de las mayores potencias económicas mundiales generando millones de empleos. Según el centro de investigación en política económica de Gran Bretaña se estima que los beneficios y potenciales ganancias de este comercio llegarían hasta el 80%. Lo cual permitiría a la economía mundial seguir pivotando en el eje UE-EEUU evitando un desplazamiento económico hacia el pacífico evitando el refuerzo del comercio China-EEUU.

Datos:

Según los datos aportados por la UE el crecimiento anual pasaría de

  • 68 a 119 mil millones para 2027 para UE
  • 50 a 95 mil millones para EEUU

El secretismo más absoluto

El tratado se está llevando a cabo a tan alto nivel que los documentos están siendo custodiados en una cámara fuerte vigilado por funcionarios, personal de la Unión Europea y servicios de seguridad las 24 horas del día. Tal fue el secretismo que los Eurodiputados (elegidos democráticamente) no podían acceder a los documentos por el alto grado de confidencialidad. Estos después de obtener permiso para poder visualizar los archivos del tratado son despojados de todos los objetos con los cuales puedan fotografiar el tratado, tomar apuntes sobre el mismo y demás. Son despojados de cámaras, teléfonos móviles y bolígrafos...únicamente disponen de dos horas para leer el tratado y deben firmar una clausula de confidencialidad de catorce folios en el cual se especifica que la revelación de la información ahí contenida conllevará graves consecuencias penales para los Eurodiputados que se atrevan a airear cualquier cosa no publicada en cuentas oficiales dependiente de los organismos de la UE y de USA destinados a la gestión del texto.

Hasta tal punto llega el secretismo que ni siquiera los periodistas y los medios de comunicación están tratando el tema del TTIP y este tan importante tratado está negociándose mientras pasa desapercibido para el resto de los ciudadanos a ambos lados del Atlántico.

El Estado sin poder

Obviamente el TTIP trata de adelgazar los poderes y prerrogativas del estado de tal forma que este pase a ser un títere en sus manos. Y el TTIP ha pensado en eso creando un instrumento que permite a los empresarios querellarse directamente contra el país que alberga sus inversiones pero sin la intervención del país de tal forma que la resolución de conflictos Empresas-Estados en realidad se traduce en la capacidad de interferir en las políticas gubernamentales ya que estos mecanismos no son mecanismos de control legal sino sistemas de presión instalados por corporaciones para retar o chantajear a los gobiernos para lograr que estos claudiquen en beneficio de sus intereses privados en lugar del interés público.
La desregularización de los mercados así como el desmantelamiento del sistema de protección interno, la privatización de los sistemas internos y el secuestro de los estados por parte de las transnacionales que tendrán derecho de querellarse libremente por cifras astronómicas contra los estados que vayan contra los intereses de las corporaciones nos hace preguntarnos sobre la democracia ya que tras este golpe de mano económico los estados quedarían en manos privadas, sin capacidad de acción o movimiento, es decir, de rodillas gracias al TTIP.

El secretismo del que antes hablábamos nos deja bien claro la existencia de un poder superior al poder democrático que es el que de verdad impone sus normas. La democracia no es otra cosa que el espejo tras el que este poder se esconde y cuando hablamos de poder "en la sombra" no hablamos de conspiraciones de castillos sino que hablamos del BCE, de bancos internacionales como el Banco Internacional de Comercio, Goldman Sachs, Empresas de servicios financieros etc...

La globalización a permitido a los poderes económicos internacionales controlar las finanzas y los flujos de capitales haciéndose con el control de los estados ya que la verdadera independencia se logra con la independencia económica y en el panorama real la independencia económica no existe ya que somos todos esclavos de los mercados, todos los países están dentro del juego de la bolsa internacional que, como en un casino, permite el libre movimiento de la economía, una economía desregularizada pero controlada por las grandes corporaciones económicas.

Dichas corporaciones económicas pueden tumbar países, como ya hizo hace unos años Joyd Blankfein a través de Goldman Sachs, que recomendó vender a España. haciendo que la prima de riesgo se disparara un 19% en cuatro y obligando al estado Español a pagar 5,700 millones más sobre sus bonos, haciendo que se perdieran 75,000 puestos de trabajo y iniciando reformas urgentes.

La democracia moderna, que se basa en un sistema representativo que podemos resumir en que por cada persona hay un voto y un conjunto de votos logra elegir a un gobernante que comande durante un tiempo la política. Pues bien esta formula ya no es cierta. Ya que con el nuevo modelo hoy en día la alta esfera política está dirigida por intereses que desconecta a los ciudadanos de las decisiones reales. Digamos que se ha creado un modelo parecido al del antiguo régimen donde el poder lo ostentaba la nobleza y el alto clero frente al tercer estado o pueblo llano que tenía voto en las cortes generales pero siempre estaba en inferioridad política (que no real).

Este es el modelo que se ha implementado de nuevo con esta falsa democracia. Un sistema dominado por corporaciones internacionales dirigidas por grandes hombres de negocios y banqueros por un lado y altos políticos por otro, que son minoría, frente a una gran mayoría sin ningún tipo de protección ni de capacidad de cambiar las cosas ya que aunque puede votar su voto no sirve para nada ni cambia nada en una falsa democracia donde el TTIP puede ser un clavo más en el ataúd de los derechos de la democracia. (Foto: Greenpeace Polska)

La terraformación

La terraformación

Racismo en Europa

Racismo en Europa