Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

¿Qué es Hezbollah?

¿Qué es Hezbollah?

Hezbollah se nos presenta a occidente como un grupo terrorista pero al contrario de otras organizaciones armadas, Hezbollah (que significa el partido de Dios) representa la compleja realidad de oriente medio. Nacidos en el fragor de la guerra civil libanesa que asoló el país desde 1975 hasta 1990, al mismo tiempo fueron forjados en la primera guerra del Líbano, cuando Israel a comienzo de los ochenta decidió atacar el sur del Líbano para expulsar a las milicias palestinas de Yasser Arafat de la región y asegurar la frontera norte. Hezbollah se representa como una escisión del grupo armado chií  AMAL, que aglutinaba a todos los musulmanes de esta corriente en Líbano.

Hezbollah rompe con el grupo AMAL debido a visiones diferentes en su forma de enfocar la política y la religión, que siempre van unidas en el Islam, proponen un estado islámico chiíta a la imagen del Irán de Jomeini y al mismo tiempo insta a una mayor respuesta armada frente a los conflictos. La fecha de ruptura no está clara debido al secretismo que rodea al grupo pero se estima que Hezbollah nace en algún momento entre 1982-1985. Aunque su manifiesto fundacional se da a conocer en 1985 y se mueve en los siguientes ejes:

  • Destrucción del estado de Israel;
  • Ataque a los ciudadanos e intereses israelíes;
  • Expulsión de Israel, Francia y Estados Unidos de Líbano;
  • Ataque contra los intereses de Estados Unidos;
  • Lealtad al Ayatollah Jomeini (ahora Jamenei);
  • Establecimiento de un estado islámico chiíta en el Líbano.

Cita de su manifiesto de 1985:

Nuestro principal planteamiento en la lucha contra Israel afirma que la entidad sionista es agresiva desde su creación, y construye en tierras arrebatadas a sus dueños, a expensas de los derechos del pueblo musulmán. Por lo tanto, nuestra lucha terminará sólo cuando esta entidad deje de existir. No reconocemos ningún tratado con Israel, no cesará el fuego, ni existirá ningún acuerdo de paz, ya sea por separado o multilateral”.

Los cambios políticos surgidos desde que se redactó este manifiesta ha obligado a la organización a ir modificando sus vías de actuación así como a implicarse en diversas campañas militares siempre, eso sí, siendo fieles a los ideales chiitas.

La razón por la cual Hezbollah obtiene un poder creciente en el Líbano se debe a varias cuestiones. En primer lugar y como factor básico nos encontramos con la influencia Iraní a partir de 1979 apoyando a las milicias chiíes en todo el Oriente Medio debido al deseo de exportar la Revolución Islámica Iraní que había triunfado y enviarla especialmente al Líbano:

  • Debido a la posición estratégica colindante con israel;
  • Existencia históricamente de una importante comunidad chiíta;
  • Líbano fue un lugar de refugio, como Irak durante un periodo de tiempo, de clérigos chiítas perseguidos por el régimen del Sha;
  • Siria, al mismo tiempo que Irán veía con buenos ojos una fuerza como Hezbollah en Libano por dos razones.
  • A) Les ayudaría a controlar el ocupado país,
  • B) Tendrían una primera línea de batalla contra israel en un, eventual, nuevo enfrentamiento.

En aquella época no existía un líder claro aunque iba tomando peso el nombre de Subhi al-Tufayli, que gobernó Hezbollah desde 1989 hasta 1991. Durante esta época, conocida por su implicación en la guerra civil y su participación en las negociaciones del tratado de Taif que ponía fin a la guerra civil consiguió ser, gracias a presiones de Damasco y Teherán, el único grupo armado que no se desarmó después de la contienda. Durante esta época al mismo tiempo la Guardia Revolucionaria Iraní viajaría al Líbano para ir formando a los nuevos reclutas del movimiento islámico de resistencia otorgándoles material y suministros. 

Entre estos reclutados por Hezbollah y entrenados por Irán estaba Abbas al Musawi, segundo líder de Hezbollah desde 1991 hasta su asesinato por Israel en 1992. Y este personaje es muy interesante ya que representa uno de los puntos claves en el surgimiento de la visión político religiosa de Hezbollah y es que Musawi fue un clérigo libanés que realizó sus estudios religiosos en la ciudad santa de Nayaf que, junto con Karbalá, representa las ciudades sagradas del Islam chiíta debido a que en la ciudad de Najaf descansan los restos mortales del cuarto Califa del Islam (Ali) y en Kerbala los restos de sus hijos Husseyn y Abalfazl. 

Un gran número de clérigos libaneses retornados de sus estudios en Irak e Irán retornarían, inspirados en la revolución de Jomeini, hacia Líbano y se encargarían de construir la parte intelectual del movimiento. Uno de esos hombres era Musawi que, además, fue entrenado por miembros de la guardia revolucionaria Iraní.

Durante los años noventa Hezbollah se dedica a realizar actos de terrorismo contra la ocupación israelí, y contra las instituciones Estadounidenses en diferentes lugares de Oriente Medio. Durante este tiempo Estados Unidos reconoce a Hezbollah como una organización terrorista e insta a los países de la UE a declararles como organización terrorista al mismo tiempo. Al mismo tiempo se les acusa de ataques fuera de oriente medio como el ataque a la AMIA, en Buenos Aires, así como actos espectaculares como el asesinato del primer ministro libanés Rafiq Hariri en 2005, diferentes cargos de Hezbollah están siendo juzgados por ellos.

Hezbollah, actor político

Al mismo tiempo que esto ocurre Hezbollah, dividido en dos grupos, uno político y otro armado, comienzan a expandirse. El surgimiento de gobiernos anti estadounidenses y antisionistas en américa latina a finales de los años noventa permite que Hezbollah, al igual que Irán, logre apoyos en países como Venezuela o Brasil, al mismo tiempo que aumenta su poderío político en oriente medio como aliado de primer nivel de Siria e Irán y como referente para los chiítas de iraq, arabia o Yemen. Y estrechará lazos geoestratégicos de apoyo con la resistencia palestina de Hamás en gaza.

Al mismo tiempo que esto ocurre durante los años noventa y comienzo de la década de 2000 bajo el liderazgo de Hasán Nasrallah (que gobierna Hezbollah desde 1992 hasta la fecha de este artículo). La influencia del grupo armado se hace patente entre los chiítas libaneses y debido a ello logra obtener escaños en el parlamento Libanes llegando incluso a conformar gobiernos de coalición.

Pero la influencia de Hezbollah y de Hasán Nasrallah trasciende a los propios chiítas y comienza a ganarse el apoyo y respeto de los cristianos y drusos. De hecho se les abre las puertas de la milicia y del partido lo cual va convirtiendo al Hezbollah político y a su brazo armado en un estado dentro de otro estado copando cada vez más las atribuciones del propio estado libanés. 

Su creciente influencia política se puede detectar en sus victorias en elecciones municipales y sus crecientes éxitos políticos.

Hezbollah como actor social

Uno de los casos más curiosos son sus labores humanitarias en zonas rurales y empobrecidas y frente a las clases bajas Libanesas, a las que atienden de forma directa. Uno de sus casos más interesantes fue la "Yihad al Bina" que consistió en que después de la última guerra de 2006 contra israel, cuando el estado israelí no podía soportar más la férrea resistencia de la milicia chií y tuvo que retirarse, Hasán Nasrallah llamó a esta Yihad para reconstruir y ayudar a las familias y personas que habían perdido sus hogares o que habían sido desplazadas por los combates.

Asimismo, conocedores de la importancia de ganarse a la población general libanesa, abandonada durante años de esfuerzo bélico Hezbollah no ha dudado en gastar cantidades ingentes de dinero en programas educativos, escuelas, granjas infantiles. Para ello han puesto especial enfoque en el desarrollo económico y social así como en la seguridad y, de la mano de Hasán Nasrallah han logrado ir modificando el mensaje purista del Hezbollah Jomeinista de los años 80 hacia un marcado discurso religioso con marcado y fundamental componente chií pero al mismo tiempo adaptando el mensaje religioso a la realidad plurireligiosa del estado y a la modernidad de las nuevas corrientes de pensamiento.

Por lo que Hezbollah no se representa como un movimiento político monolítico sino plástico y adaptable a las necesidades de los libaneses y al mismo tiempo abierto a personas de otras confesiones religiosas e ideologías políticas.

Para ello también han conocido la importancia de la información y de ahí que crearan el canal de televisión y noticias Al Manar, para llegar a todas capas y hacer su discurso político menos complicado e inaccesible para la masa social y popular del Líbano y otros lugares ya que si bien su proyecto político está restringido al país  su deseo de expansión ideológica es claramente internacional.

Hezbollah como milicia

Hezbollah es más que una milicia, es un grupo armado, entrenado, con suministros militares de última tecnología. Estructurado de forma piramidal en lo que podemos llamar uno de los ejércitos más potentes de todo oriente medio. Poseen asimismo agencias de inteligencia tanto militar como civil y se sospecha que incluso se han podido infiltrar en el propio MOSSAD israelí.

Su peso militar es muy importante debido a los años de perfil bajo durante los noventa y el primer lustro del año 2000. En el año 2006 Hezbollah, tras secuestrar a varios soldados israelíes desencadenó una guerra contra Israel.

La guerra entre Israel y Hezbollah representó un antes y un después debido a la brutal y vergonzosa derrota del estado de Israel, del cual se considera que posee uno de los mejores ejércitos del mundo. Los brutales ataques aéreos contra las zonas urbanas no hicieron mella en lo que se creía que era un grupo miliciano más. Pero la realidad fue que la milicia chií libanesa tenía material militar de primer orden proveniente sobre todo del bloque ruso, entrenamiento de élite por parte de Irán, un sistema de suministros de primer orden, unas organizaciones de inteligencia preparadas y de primer nivel y un apoyo social fundamental por parte de chiitas y no chiitas.

La guerra saltó fuera del propio marco geográfico de la contienda y polarizó oriente medio, Israel y el mundo en dos grandes frente. El sionista y el antisionista, la victoria de Hezbollah inspiró sobre todo a los palestinos y a los millones de antisionistas alrededor del mundo que vieron como lo que se nos vendía como una desarrapada milicia era, en realidad un ejercito de primer orden, con un pilar político, geoestratégico y militar fuerte y estable.

En esta guerra fracasó el fuego aéreo, ya que mientras Israel aseguraba haber destruido las lanzaderas de misiles Sahar. cosa que se demostró falso ya que el equilibro entre los contendientes se mantenía ya que el ejercito israelí amenazó con seguir bombardeando Líbano y Hasán Nasrallah declaró que lanzarían sus misiles contra Tel Aviv, informes de inteligencia israelí informaron de que la amenaza de Nasrallah era viable y se replegaron del aire. Hezbollah reconoció que habían usado una ínfima parte de su material y explicaron que tenían todos los recursos para mantener una guerra de ese calibre durante años. Debido a la cercanía entre países y de la capacidad de Hezbollah de atacar directamente territorio israelí si seguían bombardeando la superioridad aérea incuestionable de Israel quedó anulada.

La segunda fase fue, como en los años 80, iniciar una invasión terrestre. La estrategia de guerra israelí siempre ha sido la misma, bombardeo aéreo, despeje del camino y avance rápido para tomar posiciones. En este caso la inteligencia israelí pensó que hezbollah apenas tenía varios cientos de milicianos y cuando decidieron penetrar en territorio libanes con sus blindados fueron asaltados y tuvieron que replegarse. El factor sorpresa de hezbollah y el hecho de que fuera tan subestimado y no se tuviera en cuenta su verdadero poder derrotó a israel, que no está acostumbrado a luchar contra ejércitos preparados, formados, con material de última tecnología, suministros asegurados y servicios de inteligencia eficaz.

Hezbollah en lugar de comportarse como una milicia hiperfinanciada y fanática como Al Qaeda o el Estado Islámico, superfinanciados por Arabia Saudí o Estados Unidos, la milicia comandada por Hasan Nasrallah ha sabido crear un poder político con peso institucional y social, una expansión geopolítica para ganarse aliados hasta en Sudamérica, una estructura clandestina y ha sabido inspirar en sus soldados y colaboradores una disciplina, marcialidad y poder combativo de primer orden ya que son conscientes, y más ahora que están en contacto directo con el enemigo en su frontera sur y otro enemigo se haya en el este.

Primavera Árabe

Tras la guerra del Líbano el prestigio de Hezbollah y de Hasán Nasrallah como político y estratega se consolidó, lo cual atrajo a muchos nuevos aliados. Cuando estalló la primavera Árabe y afectó a uno de sus grandes aliados, Siria, y el avance de las tropas rebeldes contra el gobierno de Bashar Al Asad se hizo imposible de parar debido a la aparición del ejercito rebelde y al mismo tiempo de milicias takfiríes como el Estado Islámico o Al Qaeda a través del frente Al Nusra, Hezbollah fue llamado a ayudar a Siria. Junto con los libaneses también luchan Sirios y soldados de la Guardia Revolucionaria Iraní. El entrenamiento y la experiencia ganada en la guerra contra Israel ha permitido mantener a raya al Estado Islámico y al Frente al Nusra en sus intentos por penetrar en el Líbano y al mismo tiempo son fuerzas de alto valor añadido en los frentes sirios donde se mueven y donde participan de forma activa para proteger a uno de sus grande aliados.

Hezbollah al mismo tiempo ha sido una inspiración para los chiítas Iraquíes y Yemen. Los primeros ya desde la invasión de Estados Unidos del 2003 se aglutinaron en torno al clérigo chií iraquí Muqtada al Sadr y su milicia. Hoy tanto el ejército de Al Mahid,  la milicia de Muqtada al Sadr, como Hezbollah en Iraq luchan contra el estado islámico en el norte. 

En Yemen la guerra civil continúa con intervención de arabia saudí y los emiratos árabes unidos, nuevo enemigo de Hezbollah. El movimiento Ansarullah (Huthis) que son chiítas y luchan contra la injerencia saudí en Yemen tanto directa, a través del ejército árabe, como indirecta, a través de Al Qaeda y Estado Islámico. La inspiración de la resistencia chiita libanesa ha hecho que Hezbollah intervenga también en este escenario.

Financiación

La financiación de Hezbollah depende del Zakat, donación islámica, que realizan de forma voluntaria los libaneses, viene también de donaciones personales, de la actividad comercial a través del ejercicio del comercio y de las donaciones de Irán, que se estiman en un monto anual de entre 100 y 200 millones de dólares.

Organización interna

Al formar una milicia con brazo político, mantener una estructura estable y compartimentada es básico para la supervivencia del grupo que se compone en:

  • Asamblea política: Para cuestiones internas entre partidos
  • Asamblea de la yihad: Enfocado en la gestión militar
  • Asamblea Parlamentaria: Enfocado en la gestión política parlamentaria
  • Asamblea Ejecutiva: Encargados de la linea y el gobierno del propio Hezbollah
  • Asamblea Judicial: Gestión de reglas religiosas y mediación de conflictos entre miembros del partido y problemas entre el partido y otras comunidades.

¿Qué es Hezbollah?

Hezbollah es un proyecto político-religioso para el Líbano y al mismo tiempo es uno de los ejes de la resistencia antisionista en la región del Oriente Medio e, incluso a nivel mundial. Son asimismo un actor clave en el mantenimiento de un equilibrio, frágil, en la región con capacidad de movilización de masas sociales, con capacidad de respuesta militar, con material y entrenamiento al nivel de ejercito regular (que podría constituir uno de los más importantes ejércitos del mundo), con suministros económicos y generales de primer orden, con apoyos internacionales por parte de Irán y Siria, que patrocinan y ayudan a Hezbollah, y este al mismo tiempo realiza una doble función. La de recordar a Israel que tienen un enemigo vigilante al norte y al mismo tiempo ayudar, como hacen en Siria, a sus aliado.

Sus relaciones con otros grupos de resistencia antisionista y sus alianzas con Palestina y Hamás así como sus vinculaciones internacionales, y su presencia en Iraq y Yemen convierten a Hezbollah en un estado dentro del estado Libanés y en un actor de primer orden en la seguridad y estabilidad de la región. (Foto: yeowatzup)

Visiten Tanger

Visiten Tanger

Cultura consumista, gasto y despilfarro

Cultura consumista, gasto y despilfarro