Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

Primer "Yihadista" vasco

Yusuf Ibn Oroza - El País Vasco ya tiene su primer “yihadista”, muerto en combate en Siria.

Durante los dos años que fui secretario general del Consejo Islámico Vasco, no me cansé de repetir una y otra vez acerca del peligro inminente de amenaza yihadista que pendía sobre la comunidad musulmana vasca, y por extensión, a toda Euskal Herria.

El 16-6-2013 en el diario EL CORREO, avisaba de este peligro en una entrevista en la que declaraba lo siguiente:

“Queremos evitar brotes yihadistas en Euskadi

Hablar de Yihadismo suena lejano en Euskadi, pero en el Consejo Islámico del País Vasco aseguran que los brotes radicales podrían estar más cerca de lo que parecen. “El que se apoya en la pared sin absolutamente nada que hacer es fermento de radicalismo”, asegura su secretario general, Yusuf Ibn Oroza….  A su juicio, “los jóvenes que se encuentran en un ambiente marginal, con drogas, prostitución, delincuencia… tienen dos opciones: o caen en eso, o en el yihadismo. Basta con que llegue un imam iluminado para que haya un brote de insurgencia. Lo que queremos es evitar cualquier brote yihadista, que sería tremendo para la comunidad islámica”. Para ello reclama esfuerzos de tolerancia  tanto a autóctonos como a musulmanes. “Tenemos que abrir las puertas de las mezquitas. Hay algunas que llevan funcionando quince años y aún no ha entrado ni un vasco. Eso hace que mucha gente piense que ocultan algo, y crea rechazo”.  Ya no es tiempo de integración, sino de diversidad, dice”.

Y en otra entrevista concedida al Diario Vasco, el 20-11-2013 :

“El secretario general del Consejo Islámico del País Vasco, Yusuf Ibn Oroza, alerta de un riesgo real de radicalización “que hay que tomar más en serio y prevenir… “a muchos les interesa la guettización que se está produciendo en un mundo en el que están pasando cosas que desde fuera de la comunidad no se vislumbran”… porque “supone controlar a muchas personas”, y menciona ejemplos, algunos muy inquietantes, de lo que a su juicio es un riesgo más que real, la radicalización de muchas comunidades islámicas… Es un peligro que hay que tomar en serio, y creo que es el momento de prevenirlo, de ahí la importancia de la regulación”, concluye”.

Desgraciadamente, estas palabras no llegaron a calar ni en las instituciones que debían hacerse responsables de tal cuestión, y mucho menos, en ciertas juntas directivas de entidades religiosas, que como siempre, y al igual que ocurre en muchas partes del resto del estado español, prefieren mantener una masa musulmana triste, aletargada y sumisa, antes que responsables de su propio presente, y con un futuro que empieza por no existir.

Tal como dice Koldo Salazar, director de MBC TIMES: "La integridad de un país y la seguridad de millones de personas está comprometida por intereses partidistas”.

Pero no sólo en el País Vasco

En otros puntos de la geografía española han sido desarticuladas diversas bandas de extremistas “yihadistas”, alguna de ella con infraestructura suficiente para atentar, por lo que la propagación de este peligro a lo largo del territorio nacional es un hecho consumado.

De todas formas, sólo puede tomarse el Yihad como el esfuerzo en el itinerario vital que un musulmán recorre por Allah. Pero incluso ese esfuerzo en un ambiente bélico se considera como un 'yihad menor', en palabras del propio Profeta, quien señaló que el 'Yihad Mayor' (esfuerzo mayor) es el que el musulmán realiza consigo mismo por conseguir ser mejor cada día.

Nada de lo que los “yihadistas” utilizan como argumentos justificativos de su conducta impía, criminal e inhumana, son admisibles: No puede imponerse la Fe por la violencia, no pueden mutilares cadáveres (como hacen los takfiris), no está permitido el terrorismo ni los métodos suicidas para materializarlo.

¿Cuál es la solución?

Los musulmanes y musulmanas comprometidos contra todo extremismo y violencia,  debemos ser abanderados de las siguientes propuestas:

1.- Concienciar a las instituciones públicas, así como a los agentes sociales concernientes, partidos políticos, sindicatos y asociaciones sociales, que la comunidad musulmana española debe ser una comunidad viva y dispuesta a trabajar mano a mano con ellos. El marco trazado en la Ley 26/92 de Acuerdos entre el Estado Español y la Comisión Islámica de España no sólo no está desarrollado, sino que lo consideramos muerto. Es otro el marco y los cauces que los musulman@s español@s nos debemos dar.

2.- Ciclos de conferencias, charlas, mesas redondas para debatir las propuestas que se consideren de interés, con total apoyo desde las instituciones públicas. Las jornadas de puertas abiertas que ciertas mezquitas y entidades musulmanas están realizando son fundamentales para una mayor claridad y transparencia.

3.- Incremento del espacio y diálogo político y social entre los diferentes agentes sociales locales, autonómicos y estatales, y la comunidad musulmana española.

Sobre todo, el musulmán debe pasar a sentirse ciudadano, y no un mero inmigrante. No es inmigrante quien lleva dos, cinco o veinte años en España, sino ciudadano y ciudadana de pleno derecho.

Los musulmanes y musulmanas debemos huir de todo aquel o aquella que quiera mantenernos aprisionados para su interés. Los tiempos son difíciles para todos, y se requieren medidas rápidas y eficaces, que nos permitan vivir con Dignidad y plenamente integrados desde la diversidad, y ejercer nuestra responsabilidad como ciudadan@s comprometidos con el lugar donde vivimos.

El Imam Jomeini dijo acerca del verdadero significado del Islam: "Si nosotros, musulmanes, no hacemos otra cosa que ocuparnos de las oraciones reglamentarias, de las peticiones a Dios y de invocar Su Nombre, los imperialistas y los gobiernos tiránicos aliados a ellos, nos dejarán tranquilos. Si esta es nuestra lógica, no seremos molestados, pero mal lugar estaremos dejando a nuestros hijos.”

A otro nivel, Hussein Labras, joven musulmán español, licenciado en la universidad de Al-Azahar, dice lo siguiente: “la comunidad musulmana salió para servir a la gente, para transmitir a la gente, para lograr ofrecer una alternativa constructiva a la gente, para ayudar a la gente, para auxiliar a la gente, en general "para" la gente. Si esta comunidad no puede ofrecer nada a la gente, ni puede sacrificarse por la gente, ni ayudar a la gente ni está a la altura para transmitir la luz del Corán a la gente, entonces no cumple con el requisito para ser la mejor comunidad que salió para la gente.”

En España tenemos ya en plena expansión el peligro radical, al cual se une la debacle política, social y económica que padecemos.

Ya es hora que los musulman@s seamos dueños de nuestro propio destino, y que no seamos cómplices de guerras fatricidas, en las cuales sólo ganan los de siempre: las oligarquías internacionales.

Maravilloso mensaje de Brad Pitt

Ecuador, la sorpresa latina