Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

¿Por qué se rompen los matrimonios?

El matrimonio es una de las instituciones más antiguas de la humanidad. Ha servido para unir a personas que se aman o para tejer alianzas internacionales entre reinos e imperios. El divorcio es la contraposición del matrimonio, si bien, estaba recogido ya en el derecho Romano, durante los 1500 años de Cristianismo el divorcio fue tabú y en algunos países también hasta hace relativamente poco tiempo no estaba permitido.

En otros estados en cambio el divorcio no esta contemplado, en este artículo se tratará las razones por las cuales se rompen los matrimonios.

El divorcio pisa el acelerador

Al año son más las parejas que ponen fin a su vida marital que los que se casan. Eso se debe ha varias cuestiones y problemáticas, desde la problemática interna hasta la problemática externa, razones por las cuales se rompen los matrimonios.

Causas internas

La cuestión interna por la cual se rompe una relación es por causa de las partes, la incompatibilidad en la convivencia, curiosamente esta causa se está reduciendo debido a que las parejas antes de casarse pasan por etapas de noviazgo relativamente largas que a veces contemplan también la convivencia juntos, lo cual permite conocerse y saber si se es realmente compatible antes de unirse en matrimonio.

Malos puntos de partida, a veces cuando nos enamoramos tendemos a idealizar a la pareja lo cual a la larga es una trampa mortal puesto que al alargarse en el tiempo la relación los niveles de endiosamiento de la persona amada se reducen porque nosotros mismos bajamos a la realidad y hacemos que nuestra pareja baje también. Dicho cambio puede hacer que en realidad se rompa una relación a ser conscientes de que nuestra pareja no es aquella que creíamos que era.

No aceptar a la pareja, todos tenemos defectos y virtudes pero si queremos que nuestra relación triunfe y aguante los envites de la vida debemos ser capaces de aceptar a nuestra pareja tal como es, con lo bueno y con lo malo y aceptar es precisamente tratar de poner el foco sobre la parte positiva de nuestra pareja. Focalizar la parte negativa de nuestra pareja pone en grave riesgo el matrimonio y esto puede llevar a una ruptura. 

Pero tal vez no sea esta la razón del final, podemos encontrarnos con que el tiempo ha pasado, nos hemos acomodado y entrado en una rutina que ha hecho que se enfríe la relación y se extinga la pasión y con el tiempo el amor. Hay que saber entender que el sexo es una de las partes fundamentales de la relación, si el sexo se enfría tarde o temprano el amor se acaba.

Otra de las razones externas es la falta de comunicación con la pareja. La vida de estrés que llevamos, los dos miembros trabajando y teniendo poco contacto humano, salvo los fines de semana (en algunos casos) hace que poco a poco el matrimonio entre en crisis ya que ser capaces o tener la oportunidad de verbalizar los sentimientos o la cotidianeidad de la vida mantiene la relación. Pero si nos olvidamos de la comunicación con el tiempo puede que no reconozcas a su esposa/esposo.

Malas interpretaciones, debido al enfriamiento de la relación entre la pareja nos encontramos con situaciones tensas debido a la falta de comunicación y a la falta de conocimiento mutuo, en una relación debemos esforzarnos por tratar de conocernos constantemente y ser capaces de adaptarnos a las nuevas identidades de nuestra pareja. Si esto no se produce caemos en el riesgo de no saber leer las intenciones o los comentarios de nuestra pareja y eso genera tensión y discusiones que acaban rompiendo el matrimonio.

Terceras personas, esto no es un síntoma sino un efecto de todo lo demás, cuando en la casa se está en tensión, triste o no te sientes querido/a tarde o temprano aparece en la vida otra persona que puede hacer despertar en nosotros aquello que creíamos perdido pero esta sensación es engañosa porque nos tienta a acabar con nuestra relación y “empezar de nuevo” cosa que es una falacia puesto que si el error está en nosotros lo único que haremos será trasladar el problema a otra relación.

Causas externas

Hijos, los hijos son una bendición del cielo pero a veces pueden traer problemas a la relación. Otorgar excesiva atención al hijo puede conllevar a que la pareja se sienta desplazada y provoque unos celos irracionales o una sensación de vacío o de ser menos amado. Si se verbaliza bien y se gestionan los sentimientos, las emociones y el mantenimiento de la relación. Todo irá bien.

Crisis económica, reza un dicho que cuando el dinero sale por la puerta el amor salta por la ventana y puede ser verdad, cuando perdemos el trabajo y por lo tanto nuestra capacidad adquisitiva podemos estresarnos y volvernos irascibles y distantes lo cual afectará a un matrimonio que no sea del todo sincero o en el cual no haya amor y sí interés.

Trabajo, Las jornadas de trabajo extenuantes y largas que te separan de tu familia no te hacen ningún bien. El trabajo no debe ocupar el tiempo reservado a tu familia porque si es así acabará arruinando tu matrimonio, razones por las cuales se rompen los matrimonios.

Distancia, pues sí, hace el olvido, más de dos meses de separación puede traer problemas, la falta de contacto físico, psicológico y personal hace que nos distanciemos de nuestra pareja, la red, Facebook, Skype no sustituyen una relación de verdad.


Los Kurdos y el Kurdistán

Las FARC, guerrilla de Colombia