Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

Una visión del narcotráfico en México

México comenzó su carrera en el narcotráfico mucho antes que los Colombianos, la única diferencia entre unos y otros fue que durante muchos años México se dedicó a la exportación de pequeñas cantidades de droga a Estados Unidos mientras que los Colombianos tuvieron la idea de crear una organización internacional y transnacional que estuviera por encima del propio estado Colombiano. 

Para llevar a cabo tamaña empresa debieron contar con los grupos que controlaban tramos de las rutas de exportación y una de esas rutas estaban controladas por los Mexicanos, con el paso del tiempo los intermediarios mexicanos decidieron copiar los métodos de los cárteles Colombianos que ya a mediados de los noventa estaban lo suficientemente débiles como para no poder luchar.

En ese momento los métodos de los cárteles mexicanos entraron en una espiral de violencia pero antes de nada hay que comprender la visión del narcotráfico en méxico que tiene una visión transnacional por la cual su organización esta entroncada con la organización del contrabando de modo que la producción de la droga esta destinada al comercio ilícito de estas sustancias para satisfacer la demanda Estadounidense.

El narcotráfico mexicano es solo la mitad del negocio ya que el corazón de la organización ilegal mexicana está en Estados Unidos y de este país reciben su financiación. Para el ejercicio de estas actividades nos encontramos con la figura de la corrupción, la relación entre estado y narcotráfico se convirtió en el eje del comercio ilícito de estas sustancias.

Rápidamente se inició un proceso de regulaciones prohibitivas encaminadas a acabar con el comercio ilícito de frontera entre los dos países pero el estado, que combatía a su manera la situación, es cierto asimismo que el estado no lograba mantener el orden y la seguridad de otra manera que no fuese, a veces, con la subordinada colaboración de los empresarios ilegales.

Situación Social

Durante los años ochenta, denominados los años de la deuda, un gran sector de la población mexicana se vio abocada a una situación de desempleo o de precariedad laboral que hundió la economía mexicana que decidió no imponer excesivos controles para la entrada de dinero del país, dando prácticamente igual la naturaleza lícita o ilícita del mismo.

Dicha situación desembocó en una ola de inmigrantes mexicanos hacia estados unidos sin precedentes que ayudó a los carteles a diversificar sus fuentes de financiación con el tráfico de personas.

El tratado de libre comercio entre Estados Unidos y México fue una ligera brisa de aire fresco que permitió una ligera mejora económica que se hizo, en cambio, muy poco palpable entre la población en precariedad laboral convirtiéndose el sector afectado por la crisis económica en un vivero de trabajadores para la industria ilegal de la droga. Esta crisis vino muy bien a los empresarios ilícitos ya que permitió la diversificación de actividades ilícitas. Previamente la participación ciudadana en el negocio se limitaba a los jornaleros pero ahora:

  • extorsión
  • secuestros
  • robos
  • asesinatos
  • prostitución
  • Lavado de dinero
  • piratería

entre otros, ya que la introducción de un mayor número de personas en el negocio obligó a las organizaciones a reestructurarse para poder integrar a todos los nuevos "miembros" y darles a cada uno una actividad con la cual ayudar a financiar la organización.

El tamaño de las organizaciones se hizo tan grande que logró introducirse entre los resquicio de la política que ya en los años ochenta, cuando los cárteles se hacen realmente grandes, necesitan de invertir una parte cada vez mayor de su presupuesto en la compra de protección política para mantener el amparo de sus protectores locales.

El dinero derivado de las actividades de la droga a generado una subclase social dependiente de los traficantes que se ha visto envuelta en la guerra por el control del mercado. La fragmentación de los cárteles y la proliferación de los mismo les ha llevado a una guerra abierta por el control de la producción, el mercado y las rutas.

Dicha guerra, silenciosa al principio, fue calando y afectando cada vez más a la estructura de la organización mientras el estado mexicano prefería mirar hacia otro lado. Una vez la violencia llegó a las capas sociales vinculadas al narcotráfico la violencia se generalizó y como en las guerras de corte feudal de la edad media europea los traficantes, que protegían sus territorios y a sus "siervos" decidieron golpear con más fuerza cada vez haciendo de la violencia y de cada ataque un mensaje hacia el enemigo.

Ante tal situación el estado, debilitado y fragmentado decidió tomar cartas en el asunto usando al ejercito para reintegrar esos territorios al estado y volveros a integrar en el estado de derecho para poder pacificarlos pero los elementos de corrupción de los cárteles habían llegado tan adentro del sistema político que aún México está en proceso de reacción para acabar con la lacra de la violencia derivada del narcotráfico. 

Charlie Hebdo: ¿Es el Islam una religión de paz?

Charlie Hebdo, la tragedia