Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

Libia tras la guerra civil

Cuando estalló la guerra civil en Libia que derrocó a Muamar el Gadafi en 2011 se temió la ruptura de la cohesión social en el país norteafricano debido a su composición tribal. Asimismo se temió que las milicias Yihadistas usaran el confuso estado de post guerra para hacerse con el control del país y tener una plataforma al sur de la cuenca mediterránea.

Hoy Libia se enfrenta a un problema muy grave que amenaza con disolver el país como tal, las diferentes milicias pugnan por su trozo del pastel en un territorio yermo. Las rivalidades de los grupos armados son tan numerosas como variopintas, desde rivalidades históricas hasta rivalidades ideológicas y étnicas.

El primer ministro, Abdullah Al-Thani, hereda la tarea de reconstruir el país, reunificarlo étnica y socialmente y ordenar un gobierno que sea capaz de combatir la disidencia nacionalista periférica así como a los grupos islamistas.

La reconstrucción de un estado.

La reconstrucción de Libia implica en primer lugar una reestructuración económica que permita la continuidad en el comercio del petróleo (fuente de financiación del estado Libio en época de Gadafi que representaba el 90% de la financiación del estado) por lo tanto el control de los pozos petrolíferos y de toda la industria vinculada a este recurso natural es prioritaria y estratégica para la supervivencia del estado.

Esta riqueza generada debe repercutir (como en la época de Gadafi) en el total de la sociedad Libia para poder establecer una cohesión social que permita un desarrollo estable de la microeconomía y por lo tanto haga sortear a la población civil los horrores de la postguerra.

El nuevo primer ministro ha seguido los pasos de su antecesor en la idea de diversificar la economía Libia a fin de no depender tanto del oro negro lo cual bien gestionado puede sentar las bases de un futuro desarrollo aceptable y sostenible, debido al interés de la nueva Libia de permitir que sean las empresas privadas las que lideren el desarrollo económico del país.

El cambio del sistema económico y sobre todo bancario, que permite a los bancos una mayor movilidad que puede ir en contra de los intereses de la población amenaza con frustrar las expectativas de los ciudadanos que, felices, lucharon y salieron a luchar por un cambio de régimen que al parecer sirve más a los intereses privados que la sociedad Libia.

La economía es solo una parte del desarrollo

Lo más importante es establecer cuerpos fuertes de seguridad que puedan combatir contra el auge de los grupos guerrilleros yihadistas en la zona que ven en el descontento social por la revolución el caldo de cultivo de combatientes para la yihad mundial.

El caos imperante en Libia hace que la gobernabilidad del territorio sea cada vez más difícil y comprometida amenazando la existencia misma de Libia como estado nación. Ahora el gobierno Libio se ve completamente cercado por la presencia del Estado Islámico en la vecina Argelia, que hace una semana decapitó a un ciudadano Francés.

La presencia del AQMI y la MUYAO en el desierto del Sahara que con el comercio de la droga y sus vínculos con los grupos guerrilleros amenazan con aprovechar la coyuntura social para hacerse con el poder, todo ello en la cuenca sur del mediterráneo, a escasos kilómetros de las costas Italianas.


Mi experiencia con el ácido ascórbico o vitamina C como suplemento (I)

Mi experiencia con el ácido ascórbico o vitamina C como suplemento (I)

Project Wing, los drones de Google para repartir a domicilio