Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

Leblouh, granjas de engorde para niñas en Mauritania

Leblouh, granjas de engorde para niñas en Mauritania

En Mauritania, desde la colonización del norte de África por parte de los Árabes, se ha llevado a cabo esta tradición de engordar a las niñas obligándolas a comer para que cojan peso y se pongan gordas, cuanto más mejor, esta tradición tiene que ver con la idea de que la mujer obesa era la esposa de un hombre rico que podía permitirse no hacer trabajar a su esposa.

La obesidad es signo de belleza y riqueza en esta sociedad tanto para el futuro esposo como para la familia de la chica, de ahí que el tener una hija delgada con un cuerpo estilizado sea una de las mayores vergüenzas en Mauritania. La delgadez (o peso normal) preocupa mucho a las madres que rápidamente piensan en que si su hija sigue delgada cuando llegue a la edad casamentera esta jamás encontrará marido. Los hombres no son menos exigentes, a ellos les gustan gordas y cuanto más mejor puesto que será para ellos un signo de distinción.

Hay que tener en cuenta que, como el Bacha Bazi en Afganistán, esta práctica estaba apunto de desaparecer en un país que estaba luchando por modernizarse y entrar en el siglo XXI hasta el golpe de estado de 2008 que trató de volver a imponer las antiguas tradiciones.

En Mauritania la práctica del Leblouh no es homogénea sino que está dividida en focos. Mientras que en las ciudades esta práctica es residual (únicamente se reporta un 7% de niñas obligadas a engordar) en las zonas rurales el Leblouh se aplica al 75% de las niñas. La razón es obvia en las ciudades el desarrollo y la modernidad se van abriendo paso y fluyen nuevas ideas, de echo incluso se ven mujeres que trabajan y caminan mientras que en el campo Mauritano la situación es a la inversa debido a la permanencia de elementos tradicionales y a lo atrasado de la Mauritania rural.

¿En qué consiste el Leblouh?

De entrada el Leblouh es una granja de engorde en el cual se encierra a niñas de entre cinco y trece años, esta práctica se realiza en la temporada de lluvias, cuando hay más leche de camello disponible, o durante las vacaciones escolares. En este lugar las niñas son cuidadas por mujeres mayores, que son las guardianas de esta tradición, estas mujeres se encargan de preparar las comidas para las niñas y de evitar que se muevan mucho ya que en las granjas de engorde las niñas tienen prohibido moverme más de lo estrictamente necesario para evitar así la quema de calorías.

Según estas "guardianas" el peso ideal de una niña de doce años debe ser de ochenta kilos y para lograr eso se las obliga a consumir unas dieciseismil calorías diarias en forma de kilos de batido de mijo, una hipercalórica mezcla de cereales, tazas de manteca, entre quince y veinte litros de leche de camello o cabra, cantidades ingentes de cous-cous aceitoso y carnes grasientas de cordero. Esto para las niñas de entre cinco y nueve años de edad. Durante el proceso las niñas sufren dolores gástricos que se pueden traducir en hernias producto de los gases durante la digestión, vómitos, mareos, cefaleas e incluso desmayos.

La tensión de las paredes del estómago les hincha la barriga y les provoca graves molestias y la sensación de que sus estómagos van a reventar. Pero todo sea por el engorde rápido, a estas niñas se las llega a masajear los muslos con rodillos para romper los tejidos y acelerar el proceso para engordar las piernas.

Pero aparte del engorde mediante la sobre ingesta de comida nos encontramos con un mercado negro lleno de medicinas occidentales que provocan apetito o hinchan el cuerpo, con los graves efectos secundarios que esto provoca, en muchos casos se obliga a las niñas a consumir hormonas e incluso la píldora del día después con la idea de que estas pastillas aceleran el proceso de engorde.


En las zonas rurales las madres se niegan a renunciar a esta tradición


Si las niñas se niegan a comer son golpeadas y azotadas, es más para evitar que se nieguen a comer las "guardianas de las niñas" poseen artilugios de tortura, el más famoso es una pincha que se pone en los dedos en los pies de las niñas, si esta se niega a comer la "guardiana" apretará la pinza pellizcando las falanges de los pies causando un dolor horrible y en muchas ocasiones la fractura de las falanges de los pies y de las manos. También se ha llegado a reportar que muchas niñas son obligadas a beber sus propios vómitos si esta se lo ha provocado para dejar de comer o para aliviar la horrible sensación de dolor de estómago.
Efectos sobre la salud

El sobrepeso y la obesidad inducida sobre estas niñas les genera problemas de salud graves que pueden degenerar en:

  • Diabetes
  • Artrosis
  • Apnea del sueño
  • Higado graso no alcoholico
  • Cáncer
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Accidentes cerebrovasculares
  • Estrías
  • Forúnculos
  • Síndrome de ovario poliquístico
  • Depresión
  • Baja autoestima
  • Entre otros...

Desde los foros internacionales se están realizando campañas de concienciación sobre esta práctica en Mauritania con el fin de que las madres conozcan el daño que les hacen a la salud de sus hijas con esta horrenda práctica que está en contra de los derechos del niño. UNICEF, Human Watch Rights y otras organizaciones han reportado muchos informes sobre esta práctica horrenda y lesiva contra las niñas que viola los derechos humanos y los derechos del niño. (Foto: hdptcar)

Amnesty International Presentation about human rights. Group project: Lisa, Kayzang, Aro

1899, Entrevista con Nikola Tesla

1899, Entrevista con Nikola Tesla

Niñas sin pecho, el planchado de senos en África

Niñas sin pecho, el planchado de senos en África