Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

Las perspectivas economicas de America Latina para 2014

America Latina ha ido desarrollando sus economías con tasas de crecimiento espectaculares en los diez últimos años. Brasil ha sido el paradigma de un país que en poco más de 15 años, ha dado un vuelco en su situación económica y social, sin que esto signifique, ni muchos menos, la desaparición de la desigualdad. Los países latinoamericanos han apostado en muchos casos por reinvertir los beneficios de sus pujantes economías en inversión social, especialmente educación y sanidad, como Chile que, además, ha hecho una apuesta de futuro por las nuevas tecnologías.

Sin embargo las perspectivas actuales no son tan halagüeñas, sin ser de todo malas. América Latina aborda una situación de moderación en las tasas de crecimiento, debido a un cierto desplome de la demanda exterior y a limitaciones estructurales de sus propias economías.

La situación, lejos de ser dramática, sí que genera una cierta inquietud entre los diferentes gobiernos del área, ya que podría derivar hacia un escenario de estancamiento económico que diera al traste con lo ya logrado en años anteriores.  El hecho de no existir políticas que corrijan los desequilibrios estructurales de las economías latinoamericanas y que eleven la capacidad de crecimiento de las mismas, explica la situación.

Parece que después del triunfalismo, se ha caído en el conformismo pensando que las dinámicas del comercio internacional iban a mantenerse estables. Sin embargo surgen con fuerza cada vez mayor potencias con unas capacidades de producción y distribución que pueden afectar a toda la región del Pacífico en Latinoamérica. El caso de China y de los llamados tigres asiáticos, Singapur, Corea, Taiwan, etc, son serios competidores con los países latinoamericanos en casi todos los órdenes, basándose en dos principios: producción masiva a bajo coste y diversificación.

Está claro que si las economías latinoamericanas no empiezan ya a diseñar políticas para reducir sus vulnerabilidades, perderán esta batalla. En primer lugar los países latinoamericanos han de ser conscientes de los cambios en el exterior, analizar adecuadamente los nuevos mercados asiáticos y los cambios de la demanda externa, o mejor dicho la dinámica de la demanda externa.

Una de las mayores vulnerabilidades de las economías latinoamericanas es la excesiva especialización comercial de la región y una demanda interior aún débil para sostener el patrón de crecimiento, por lo tanto en gran medida el desarrollo económico depende de las exportaciones.

En otro orden de cosas las economías latinoamericanas son muy interdependientes de los EEUU, y la política monetaria de este país afecta al rumbo de dichas economías. No olvidemos que muchos países de la región tienen sus economías dolarizadas, y la fluctuación del dólar en los mercados financieros internacionales, les afecta en mayor o menor medida.

La política monetaria de los EEUU actualmente genera una gran incertidumbre en muchos países latinoamericanos, ya que afecta a la estabilidad de los sistemas financieros de la región.

Otro factor importante en la evolución del crecimiento económico en Latinoamérica es saber si el volumen de inversiones públicas se mantendrá para el 2014 en los niveles anteriores, o por el contrario disminuirá. Algunos países ya han anunciado presupuestos restrictivos, para ajustarse a la crisis internacional. Pero no solo se trata del volumen de inversión, sino también de fortalecer la eficiencia y efectividad de las inversiones públicas, para que sean  capaces de satisfacer necesidades reales de la población y de la economía del país.

La evolución de las economías de America Latina en el próximo año

Estarán pues muy condicionadas por la frágil situación económica en la zona euro, que ha debilitado su demanda interna, la desaceleración de algunas economía emergentes, que han ralentizado su ritmo de crecimiento y las incertidumbres que pesan sobre la política monetaria y presupuestaria de los EE.UU. Todos estos factores conjuntados influyen en que las perspectivas de crecimiento en Latinoamérica sean más débiles para el ejercicio 2104 que en años anteriores.

Según  el Secretario General de la OCDE, Angel Gurría: “América Latina todavía puede alcanzar un crecimiento sostenible e incluyente, pero la ventana de las oportunidades se está cerrando”, para añadir a continuación que “para afrontar nuevos retos y oportunidades, los países de la región deberían aumentar la competitividad mediante la diversificación de la economía, un mayor desempeño logístico y un posicionamiento dentro de las cadenas de valor hacia actividades de mayor valor agregado”.

Algunos países son conscientes de que la competitividad y la apuesta por la innovación son los dos caminos del crecimiento en el futuro, como es el caso de Chile que se está convirtiendo en la nueva California de Latinoamérica, innovando sectores estratégicos como el del vino, o las nuevas tecnologías.

Los gobiernos latinoamericanos deberían no solo apostar por incrementar la productividad, sino también intentar actuar en dos frentes importantes: por una parte intentar reducir los niveles de pobreza y desigualdad internas, lo que constituye un factor esencial para el progreso de los países desde todos los puntos de vista, y por otra satisfacer las demandas crecientes de una emergente clase media, que exige inversiones para modernizar estos países, desde el punto de vista no solo de las infraestructuras, sino también de las políticas de bienestar social.

Incidiendo en este asunto

La diversificación económica y la innovación tecnológica son dos factores claves para aumentar la productividad en las empresas y de la economía en general, lo cual es determinante para estimular el crecimiento. En este sentido un análisis comparativo de América Latina con respecto a otras áreas del mundo, constata el atraso de la región, respecto a Europa, América del Norte, o países de Asia, como Japón, China, Corea, Singapur, etc El mundo actual, con los fenómenos de globalización e interdependencia económica, se va caracterizando por un desplazamiento de la riqueza global hacia el mundo emergente, hacía países que hace una veintena de años estaban considerados como secundarios o subdesarrollados, desde el punto de vista económico.

El desplazamiento de la riqueza global hacia las zonas emergentes mundiales, influye poderosamente en el desarrollo económico de América Latina. Se constata en este sentido el papel que juega actualmente China, y el que está llamado a jugar en la economía del futuro. La economía china es una economía gigantesca, que se va extendiendo a nivel mundial, acaparando los recursos energéticos, y con un consumo interno imparable.

Pero qué papel juega América Latina en todo este proceso? El nuevo escenario económico global configura un entorno especialmente complejo para que América Latina avance en su necesaria transformación estructural, ya que los factores de la competencia, basados en la productividad, son muy exigentes, y las economías latinoamericanas tendrán que hacer ajustes internos si quieren estar en el mercado. Ajustes como los ya citados de diversificación económica, innovación tecnológica, inversiones públicas eficaces y eficientes, y lucha contra la desigualdad y la pobreza.

Es de sobra conocido que cualquier política seria de desarrollo implica cambios económicos, sociales y políticos. En este proceso, la productividad y el cambio de estructura productiva, están claramente interrelacionadas con otras áreas de laeconomía y la sociedad.

El desarrollo de un país requiere una más justa distribución de la renta, objetivo éste que se puede conseguir a través de las oportunas políticas de inversiones públicas y  fiscales, pero también la convergencia tecnológica es muy importante, para no sufrir un desfase tecnológico comparativo que impida el avance social y económico de los países de la región. En este sentido, la convergencia tecnológica se da en sociedades que han sabido construir estructuras productivas diversificadas, con mayor grado de contenido tecnológico de uso social y que apuestan por la cultura de la innovación y el conocimiento. América Latina tiene que avanzar en este camino para no quedar desfasada con los nuevos gigantes tecnológicos que están surgiendo en la economía global.

Uno de los grandes retos de América Latina para los próximos años será la reducción de las brechas económicas dentro de sus estructuras sociales, lo cual requiere una acción determinante por parte del Estado en el desarrollo de políticas públicas que incidan en la igualdad de oportunidades, la educación y en políticas activas de empleo. Estas políticas públicas deben complementarse con otras políticas públicas complementarias que apoyen el sector industrial, el desarrollo de las nuevas tecnologías y la formación de capacidades de los trabajadores para lograr mano de obra cualificada. En las nuevas estrategias de desarrollo para América Latina, según todos los expertos, las políticas de diversificación productiva, las políticas industriales y de innovación son las que deben ocupar una posición central.

Para el año 2014

Las perspectivas macroeconómicas resultan menos favorables para la región. Tas una década de sólido crecimiento económico prácticamente generalizado, las perspectivas para la América Latina y el Caribe, se presentan complejas y llenas de incertidumbres.

En este diagnóstico influyen tres factores esencialmente: la reducción del volumen comercial, o del comercio internacional, debido en gran parte a la crisis global, que afecta, muy especialmente a clientes tradicionales, como Europa y la zona euro, y también a una cierta contracción de la economía china, aunque es cierto que el aumento de la demanda interna podría compensar en parte la pérdida de vigor de la demanda exterior.

Un segundo factor es la moderación sino caída de los precios de las materias primas. Es un factor de gran incidencia en las economías latinoamericanas poco diversificadas. Siempre se ha sabido que este factor es el auténtico talón de Aquiles de Latinoamérica. Su excesiva dependencia de los precios y sus fluctuaciones genera una gran debilidad y fragilidad de las economías de la región.

Finalmente, un tercer factor es la incertidumbre en las condiciones financieras y monetarias globales, especialmente por el impacto que tiene en las economías latinoamericanas el endurecimiento de la política monetaria en los EE.UU

Todo ello genera un panorama de estancamiento o débil crecimiento para la región en el próximo año. La salida de este impasse es apostar por los cambios estructurales que las economías y las sociedades latinoamericanas están demandando desde hace décadas.

Tanger: Los años dorados

Tanger: Los años dorados

¿Sabes ya lo que ponerte en las fiestas?