Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

La revolución venezolana ha traído corrupción

Rachid Yasbek,  dirigente regional  del primer partido opositor en Venezuela, Primero Justicia (PJ), se refirió al cambio de la revolución Venezolana,  con la mal llamada "era socialista", esgrimiendo que en  década y media sólo le ha dejado dividendos a quienes han ostentando cargos del gobierno, mientras que la calidad de vida de los venezolanos ha sufrido un estrepitoso descenso. Ciudad Bolívar, Venezuela: Una fuerte crisis arropa el país caribeño que hace poco menos de dos décadas era el destino turístico de muchos y el lugar ideal para abrir nuevos negocios, incluso para que más de uno  pensara en radicarse y echar raíces. Era la Venezuela que enorgullecía a sus ciudadanos en cualquier parte del mundo tal y como lo refirió  Rachid Yasbek,  dirigente regional del primer partido opositor venezolano, Primero Justicia (PJ), quien  recordó  que hablar de una envidiable industria del oro negro y de empresas transformadoras de las riquezas minerales, brotadas de la vasta geografía del  sur de ese  país, era un tema que hinchaba el pecho a más de un coterráneo cuando salía de las fronteras venezolanas.

Las buenas nuevas de esta tierra que resaltaban sus ciudadanos, también pasaban por la producción eléctrica con grandes represas, iconos de la naturaleza como el Santo Ángel, proyectos de expansión de las principales avenidas y autopistas y el ramillete de mujeres hermosas, que han sido estandarte de la belleza con marcada  referencia universal. Pero sobre todo, de una democracia disfrutada por propios y por esa gama de extranjeros que ha cobijado en esta tierra prodigiosa.

"En esa época hablábamos  de una producción petrolera de aproximadamente de 2.5 MM de barriles diarios,  con promedio de 9 $ por barril.  Estábamos mal, pero íbamos bien, al memos en lo económico", sostuvo el líder aurinegro en el estado Bolívar, entidad reconocida por su producción mineral y emblemáticos parajes turísticos, ubicada a poco más de 750 kilómetros de la ciudad de Caracas.

Para el dirigente político esta es una cercana radiografía de lo que era Venezuela  "antes de la llegada de esta mal llamada revolución socialista," Éramos felices y no lo sabíamos", frase reiteradamente usada por los ciudadanos y por quienes les  toca justificar o explicar como un país tan rico, en pleno siglo XXI, tiene un pueblo tan pobre, deprimido y viviendo las calamidades sociales más grandes de su historia, bajo un gobierno que esgrime luchas titánicas contras enemigos invisibles, para tapar mientras tanto, escandalosos desfalcos al tesoro nacional.

Además de este drama interno, una mirada a los vecinos países del hemisferio como Brasil, Colombia y Chile, no mejora el desanimo nacional, pues estas naciones con más de un problema social, han venido saliendo exitosamente de crisis económicas, registrando crecimientos sostenidos e índices inflacionarios que no pasan de un dígito, cuando este año los economistas y expertos en Venezuela, avizoran que la realidad inflacionaria pudiera estar por arriba del 50%.

"Burguesía Roja" beneficiada

Con mucha preocupación Rachid Yasbek, subrayó que en la Venezuela de hoy "lo único que ha crecido de manera sostenida con esta revolución, es la corrupción, el costo de la vida y la inseguridad". La "Burguesía Roja", gestada desde el gobierno, trabaja a sus anchas con la anuencia y la vista ciega de la Fiscalía, Contraloría,  Tribunal Supremo de Justicia y la Asamblea Nacional.  "Cada quien tiene su pedacito de gobierno del cual se nutre y se hace cada día mas rico", asintió Yasbek.

En estos momentos los venezolanos desconocen de grandes infraestructuras que justifiquen los altísimos ingresos, al tiempo que la industria básica procesadora de hierro, acero, bauxita y aluminio, considerada la alternativa no petrolera,  ha mermado la producción a niveles por debajo de 40% y abultado deudas laborales, en las que incluso el gobierno ha burlado a más de 5 mil trabajadores a los que les niega discusiones de convenciones colectivas, desde hace cerca de seis años.

Intervención descontrolada

Las desmesuradas expropiaciones de fincas y empresas procesadoras de semillas y alimentos que han traducido caída de la producción nacional,  ha sido la razón fundamental para que hoy día los a venezolanos les golpee una fuerte ola de desabastecimiento, que junto a impositivas regulaciones de precios y al control de divisas extranjeras, mantienen  a los consumidores de un lado al otro y en sendas colas, buscando uno o dos kilogramos de harina, leche, mantequilla, huevos, pollo y carne.

Este escenario no deja de lado la severa crisis eléctrica, nutrida de apagones, pese a las tres grandes represas, y una cuarta que  no termina de estar en funcionamiento. Y es  que tanto en el sector eléctrico como en el  petrolero, las improvisaciones se han hecho sentir con insistencia, desmeritando la mano de obra calificada y favoreciendo a quienes sin pericia alguna, enarbolen la bandera de la "revolución", por lo que en el sector eléctrico es casi nulo el mantenimiento  a las líneas de alta tensión y al sistema de distribución, mientras que en el petrolero  se ha visto la falta de tecnicismo en  incendios y explosiones, como los ocurridos en la Refinería de Amuay, en el estado Falcón.

El voto como arma

Para el  dirigente aurinegro como para una buena parte del país, resulta triste y preocupante, reconocer esta realidad, lo que dijo no es suficiente para dejar de luchar. "Nosotros desde Primero Justicia, partido que encabeza  Henrique Capriles, líder de Venezuela,  seguimos trabajando al lado de nuestro pueblo,  invitándolos a utilizar el voto como la mejor  arma de esta batalla", argumentó.

Primero Justicia  sigue encaminado para demostrarle al mundo que obtuvieron  el triunfo el pasado 14 abril, pero que la misma "Burguesía Roja", con tentáculos en el  Consejo Nacional Electoral y el Tribunal Supremo de Justicia, permitieron que la Presidencia de la Republica la asumiera un ilegitimo,  a quien entre otras cosas se le investiga su identidad, toda vez que se ha acusado en varias ocasiones de tener nacionalidad colombiana, lo que va en contra de los requisitos constitucionales para aspirar a la primera magistratura.

Sin embargo, el próximo 8 de diciembre los venezolanos vuelven a las urnas electorales, con el esfuerzo de los partidos opositores, encabezados por Primero Justicia, para que los ciudadanos no pierdan la esperanza en la acción del voto. "Sin duda este proceso en el que se eligen las autoridades locales, alcaldes y legisladores municipales, será  un  plebiscito en Venezuela,  en el que estamos seguros ganaremos. Hoy hay más razones para  votar por la Unidad Democrática, por nuestro futuro y el de nuestras generaciones futuras, insistió Yasbek.

Datos del dirigente

Rachid Yasbek Valdez,  es dirigente de Primero Justicia en el estado Bolívar,  una de las regiones más extensas del país, ubicada al sur de Venezuela y en donde se comparte  frontera con Brasil. Desde el año 2008 se incorporó a las filas del partido aurinegro, fecha en la que asumió responsabilidades como secretario de Profesionales y Técnicos del estado Bolívar.

Para el año 2012, cuando la organización política se alzó en las primarias con la candidatura  presidencial del líder Enrique Capriles Radonski y la de Wilson Castro, a la alcaldía del municipio Caroní, región Guayana y asiento de las Empresas Básicas, le nombraron  coordinador  general adjunto del partido. Ese mismo año  fue electo legislador del parlamento regional, al tiempo que recibe la designación de jefe  del Comando Simón Bolívar en la municipalidad de Caroní, logrando una victoria local importante  e histórica en las pasadas elecciones presidenciales, de  Enrique Capriles Radonski.

Sus comienzos en la política se sintieron en el Partido Copei,  donde fue escogido como secretario juvenil de Puerto Ordaz.  Para el año  1993, apoyando al expresidente Rafael Caldera, fue incorporado a las planchas de la Asamblea Legislativa de Bolívar por el partido Convergencia.

Rachid Yasbek Valdez,  hijo del inmigrante Libanés Rodolfo Yasbek y madre nativa Guayanesa, nació el 7 de Marzo 1970. Egresado como Ingeniero Industrial de la Universidad Nacional Experimental de Guayana  (UNEG) en el año 1998,  donde fue dirigente estudiantil llegando a ocupar cargos de cogobierno universitario. Está casado con Aliana Estada, con quien desde el año 2005 asesora a empresas locales y nacionales en el área de seguridad laboral.

Cuba, Cuarenta años de bloqueo

La tolerancia religiosa en el islam: Las otras religiones