Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

La importancia de Tanger en la economia de Marruecos

Tánger se está convirtiendo en la puerta de salida de las exportaciones marroquíes al resto del mundo, especialmente por vía marítima transformándose lenta pero inexorablemente en uno de los puertos más importante del Mediterráneo.

La rápida transformación de las infraestructuras en los últimos 10 años con la modernización del aeropuerto,la construcción de un puerto de gran capacidad y, ahora, la construcción de un segundo puerto que ampliará significativamente el volumen de transacciones marítimas, y la red de autopistas que conectan Tánger con Rabat y Casablanca, coloca a esta ciudad en una posición muy valorada por las empresas internacionales.

A este esfuerzo inversor se suma la política del gobierno marroquí de incentivos fiscales y facilidades de contratación de mano de obra a precios muy competitivos para las empresas que vayan a Marruecos con proyectos inversores.

Todo este diseño estratégico por parte del gobierno de Marruecos para potenciar la región Tanger-Tetuan, ha situado a la ciudad de Tánger en el mapa de los grandes puertos del Mediterráneo.

Es evidente que la estrategia económica de Marruecos pasa por potenciar el eje norte mediterráneo Tánger-Tetuan. Esta región se está convirtiendo en un polo de atracción de inversiones y población. Para el gobierno, la economía marroquí ha demostrado su capacidad de recuperación frente a la crisis de las economías occidentales de la Unión Europea, gracias a la estabilidad política, económica y social de Marruecos. Un claro mensaje para atraer inversores internacionales. Y este objetivo se está consiguiendo ampliamente. Una de las decisiones estratégicas más importantes y que marcará un objetivo para el próximo decenio es la determinación de Marruecos en alcanzar mayores niveles de desarrollo centrado por los grandes proyectos estructurales y el uso adecuado de su potencial, en particular en aquellos sectores más demandados por los inversores internacionales.

No hay que olvidar que Marruecos ha firmado acuerdos de libre comercio con 55 países lo que ratifica la apertura de la economía marroquí y el acceso a un mercado potencial de mil millones de personas.

En este sentido todo parece indicar que Marruecos es ya una plataforma de entrada en los mercados africanos, y países subsaharianos.

Otro aspecto importante a valorar es la creciente diversificación de la economía marroquí en los últimos años. Ya no son solo los tradicionales sectores agrícola y turístico, los que tiran de la economía del país. Hoy día la industria, la energía y la automoción son sectores en auge.
Por lo tanto Marruecos está generando un clima de negocios muy favorable para las empresas extranjeras y especialmente, por su situación estratégica, cobra una importancia cada vez más relevante la región de Tánger-Tetuan.

La economia de Tanger y las obras faraonicas

No solo es el proyecto de reconversión del puerto de Tánger, para convertirlo, como hemos dicho en el puerto más importante del Mediterráneo Occidental, sino que también hay en proyecto una Línea de Alta Velocidad, y mejoras de acceso a la ciudad por carretera, etc.  Indudablemente la mayor inversión se ha centrado en dotar a la ciudad de un puerto de gran capacidad para viajeros y mercancías, que es clave para la comunicación entre España y Marruecos por vía marítima. Es el principal puerto de Marruecos y su posición puente entre el Atlántico y el Mediterráneo le concede una posición privilegiada que lo llevará a ser un puerto estratégico que canalizará el comercio marítimo entre tres continentes: África, Europa y América.

Para situarnos un poco hablemos de la importancia económica de este puerto y sus repercusiones en la economía marroquí. Por impulso directo del Rey de Marruecos se empezó esta gran infraestructura llamada Tánger-Méditerraée, conocido como Tánger-Med, y que actualmente todavía está a dos años de su conclusión. Se prevé que para 2015 el puerto estará ya en pleno rendimiento. Indudablemente se vislumbra como el competidor directo del puerto de Algeciras, y será un duro competidor para el resto de grandes puertos del Mediterráneo. Es un proyecto de calado y de futuro para Marruecos. Las instalaciones portuarias y polos de desarrollos cercanos atraerán y están atrayendo ya a centenares de empresas exportadoras que se aprovecharán de las numerosas ventajas competitivas que ofrece la legislación marroquí.

A partir del 2015 la competencia por atraer el tráfico marítimo, no solo de mercancías, también los cruceros, va a ser a degüello. Tánger se prepara con la construcción del puerto y también modernizando su infraestructura turística y generando muchas expectativas en el sector.
El gran puerto de Tánger puede convertirse en el puerto más importante del sur de Europa y del gran litoral del Norte de África. Este hecho es una oportunidad única e histórica para la ciudad. La actividad económica es ya evidente. Uno de los indicadores más claros es el aumento de población de Tánger. La ciudad está generando un efecto llamada entre las regiones más pobres del Sur de Marruecos y ya ocupa la segunda posición, tras Casablanca, como zona industrial y desarrollo económico del país.

Tánger-Med generará más de 1.500 puestos de trabajo directos y se calcula que nos 22.000 empleos indirectos relacionados con el transporte y logística. Todo estosupondrá un revulsivo para la región que tiene un elevado índice de desempleo y economía sumergida.

En 2014 el nuevo puerto de Tánger estará operativo. Se calcula que las dos terminales de Tánger-Med, moverán hasta 8 millones de contenedores. En esa fecha el nuevo puerto de Tánger, ya concluido, superará el tráfico marítimo generado por todos los puertos andaluces.
Por lo tanto en la otra orilla del Estrecho una nueva potencia marítima está surgiendo en lo que era antes un erial. Una obra gigantesca, que aspira a liderar el tráfico mercante del Mediterráneo. El nuevo gran puerto marroquí se alza entre tres naciones marítimas que han mantenido importantes vínculos históricos: Marruecos, España y Portugal. A 35 kms al oeste se sitúa la bella ciudad de Tánger que le da nombre, a 18 kms al este, la ciudad autónoma de Ceuta que, hasta hace pocos años, tenía una importante situación en el tráfico marítimo con su puerto.

Actualmente la segunda terminal de Tánger-Med se encuentra en construcción. Desde el mar la visión grandes grúas nos advierten ya de la actividad en la zona. A pocos kilómetros de la ciudad, vemos ya inequívocas señales de obras y camiones de gran tonelaje por la carretera. El nuevo Tánger-Med se especializará en el tráfico de contenedores, con una terminal diseñada a tal efecto.

Las obras de construcción de este gran complejo portuario comenzaron en 2003. Se ha inaugurado y entrado en servicio la mitad de la terminal de contenedores operado por la multinacional danesa Maersk, primera compañía mundial en tráfico de contenedores entre los cinco continentes. Antes de que finalice el año, la segunda mitad de la terminal estará completada y entrará en funcionamiento. Será explotada por el consorcio suizo-francés Eurogate-Contship.

Este puerto seguirá en expansión. Ya se ha proyectado la segunda terminal de lo que será Tanger-Med II, dedicada al transporte internacional de mercancías. Si la primera terminal, a punto de concluirse, moverá unos 3 millones de contenedores anuales, esta nueva que está ya en la fase de licitación, se calcula que moverá unos 5 millones de contenedores anuales. El total cuando el proyecto esté totalmente terminado, será de unos 8 millones de contenedores anuales en dirección a todo el mundo. Para tener una idea del volumen de este gigantesco puerto que Marruecos está construyendo en Tánger, hay que señalar que todos los puertos andaluces, incluidos los del Mediterráneo y el Atlántico, no superan en conjunto los cinco millones.

Esto significa que un solo puerto va a superar y prácticamente duplicar todo el tráfico marítimo de mercancías por vía marítima de toda la Comunidad de Andalucía, y lo hará a escasos kilómetros de Algeciras, Cádiz y Málaga, por citar solo los tres grandes puertos andaluces.

La lectura de este faraónico proyecto es evidente. Supondrá el declive de los grandes puertos españoles del sur, como los ya citados, y afectará también al puerto de Ceuta y Melilla. Para el norte de Marruecos será una gran oportunidad de expansión económica. La zona de Tánger-Tetuan ser verá directamente impactada económicamente y supondrá el relanzamiento de una región que se contaba, hasta hace poco, entre las más pobres del país.

La compañía que explota el puerto Tánger Mediterranee S.A. aspira a que el puerto de Tánger supere a finales de 2014 o 2015 al puerto de Barcelona, Valencia y Le Havre (Francia), según el actual mapa de puertos mercantes. A nivel europeo el puerto de Tánger será equiparable al de Rotterdam y Hamburgo y, según todos los pronósticos, estará dentro de ese privilegiado grupo de los 10 mayores del mundo, al lado de puertos como el de Singapur, Hong Kong, Shanghai, Nueva York, etc.
Indudablemente será un enclave estratégico mundial con capacidad para llegar a un mercado potencial de más de 600 millones de consumidores.

Este puerto no sólo será de mercancías, sino que también afectará al movimiento de pasajeros a través del Estrecho. Actualmente ya está operativa una gran terminal para ferries con capacidad para embarcar pasajeros, coches y camiones. El tráfico rodado se concentra en Tánger-Med, mientras la ciudad abre sus encantos a los cruceros y a los turistas en el puerto urbano.

No cabe duda que estamos ante uno de los grandes proyectos en infraestructura que se está construyendo en Marruecos en toda su historia. Supondrá una transformación radical de la posición de este país en el comercio mundial y particularmente de la ciudad de Tánger, que verá como su gran puerto atrae a millones de personas y millones de toneladas de mercancías se moverán hacia cualquier destino del mundo.
Cuando este puerto esté finalmente acabado, cosa que según las previsiones ocurrirá en 2014, las cifras que se manejen serán de vértigo. Por él se moverán 8 millones de contenedores con destino a todo el mundo, siete millones de personas, 1,5 millones de coches y 700.000 camiones

Con estos volúmenes Tanger-Med deja empequeñecidos a todos los puertos andaluces. Quizás el puerto que se verá directamente más perjudicado será el de Algeciras que con sus 4 millones de contenedores anuales y sus 6,5 millones de pasajeros todavía es uno de los puertos más importantes del Mediterráneo.

Para muchos analistas este puerto devolverá el antiguo esplendor a la ciudad de Tánger, mezcla de culturas que han sabido convivir armónicamente durante siglos.
Actualmente en la ciudad se puede estudiar bajo cinco sistemas educativos diferentes: el marroquí, el británico, el español, el francés y el norteamericano. Cada uno de ellos tiene cursos desde preescolar hasta el 2º año de bachillerato (high school para los anglosajones). Por lo tanto la ciudad no ha perdido ese halo internacional que tuvo antaño y que parece que volverá a implantarse con este nuevo y pujante desarrollo económico que en el que está viviendo.

La transformación económica de la región de Tánger. También se está produciendo desde otros puntos de vista, su Universidad realiza proyectos conjuntos con Universidades españolas para potencias las capacidades turísticas de la región, y es indudable que este nuevo proyecto del puerto supondrá un relanzamiento turístico de la región del Tánger-Tetuan.
La cooperación transfronteriza Unión Europea-Marruecos tiene como un objetivo principal el eje mediterráneo del norte de Marruecos donde se desarrollan numerosos proyectos relacionados con la formación profesional de trabajadores marroquíes, proyectos empresariales vinculados a áreas productivas tradicionales, proyectos relacionados con la historia y cultura marroquí, etc

En definitiva, asistimos a la rápida y profunda transformación de las ciudades del norte de Marruecos. Tánger está llamada a convertirse en el nuevo epicentro de la economía del país. Será una ciudad con alta concentración de empresas e inversión internacional que generarán trabajo y prosperidad para la región del norte. Igualmente Tánger entrará en las rutas de los grandes cruceros internacionales por muchos motivos, quizás el principal sea su especial atractivo como ciudad milenaria y multicultural.

Los impactos directos de todos estos grandes proyectos en la población son difíciles de medir y cuantificar. En líneas generales cabe esperar una mejora en la situación social y económica de los ciudadanos, pero en gran medida también va a depender de la adaptabilidad del mercado laboral y del sistema educativo marroquí a las nuevas  cualificaciones profesionales que serán necesarias implantar.

Es vital que Marruecos se dote de una mano de obra cualificada que impida que las empresas que están llegando al país importen también sus plantillas de técnicos y trabajadores, y contraten mano de obra local. 

La inversión se incrementará y seguramente el empleo. Sería inteligente que todos estos macro-proyectos que Marruecos pone en marcha para modernizar el país, vayan acompañados por cambios profundos en su legislación laboral, ampliando la esfera de derechos de los trabajadores y trabajadoras marroquíes frente a la invasión de empresas y compañías extranjeras que, en muchas ocasiones, se aprovechan de los vacíos legales para abusar en las condiciones de contratación.

La prohibición del trabajo infantil, el incremento del salario mínimo, o la regulación de la jornada laboral, serían aspectos de un nuevo marco de relaciones laborales que las empresas deberían cumplir. También otros aspectos relacionados con la política de género en cuando a la protección de los derechos laborales de las mujeres en temas como la maternidad o el acoso sexual en el trabajo.

Marruecos es un país que goza de estabilidad política. Ha quedado al margen de los movimientos revolucionarios de los países árabes. Su política de transformación gradual de la sociedad y la economía parece que produce sus frutos, aunque lentamente y siempre hay una parte crítica que desea que los cambios se aceleren y vayan más rápidos.  El crecimiento económico del país genera mucha expectación entre los inversores extranjeros, y es una oportunidad única para que Marruecos de un paso adelante en la protección social y económica de su población, frente a esta nueva invasión evitando situaciones que lleven al país a un neocolonialismo económico.

Mi increíble visión de Tánger

Mi increíble visión de Tánger

Hombres maltratados, la violencia invisible