Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

La cuestión Israelí

La cuestión Israelí

Después de la Segunda Guerra Mundial y del Holocausto, cientos de miles de judíos marcharon a Palestina amparados en una ideología política que los aglutinaba y que les justificaba para ocupar esa tierra una vez que Reino Unido abandonase su mandato en Palestina”.

El sionismo es un movimiento político que hunde sus raíces en los movimientos nacionalistas románticos del siglo XIX. El Sionismo nace de manos del Periodista Húngaro Theodoro Herzl. Herzl al comienzo de su vida política era partidario de la asimilación de la identidad judía por parte de los estados donde estos habitaban, pensamiento que profesaba al nacer en un ambiente laico, burgués y progresista si bien era conocedor del antisemitismo latente en Europa nunca le prestó atención y no le impidió llevar a cabo sus actividades, actividades que al comienzo de su vida pública no eran políticas sino literarias.

Herzl cambió su modo de pensar cuando residía en París como corresponsal del periódico Austrohúngaro Neue Freie Presse donde presencia el proceso contra Alfred Dreyfuss, un capitán judío del ejercito francés acusado de espionaje a favor de Alemania, Herzl fue testigo de excepción de los hechos y de cómo el caso Dreyfuss fue usado como subterfugio para manifestar el odio contra los Judíos, las consignas que se gritaban en las calles de Francia eran “Muerte a Dreyfuss, Muerte a los Judíos

Dichas manifestaciones le harían darse cuenta de la verdadera situación para los Judíos en Europa y ahí, en ese entorno, mientras degradaban y condenaban a Dreyfuss por un delito que no había cometido y mientras Émile Zola escribía su gran articulo y uno de los mejores textos periodísticos de la historia, el celebre J´ai Acusse! Theodoro Herzl abandonaba su pensamiento a favor de la asimilación y pasaba a convertirse en un nacionalista Judío, un Sionista.

En el año 1896 escribiría su obra cumbre y principal texto del sionismo político el “Der Judenstaat o Del Estado Judío” donde se recogen los preceptos políticos y sociales del movimiento, movimiento que al comienzo tuvo un ligero apoyo de la comunidad Judía internacional. Por los laicos y asimilados se recibió como una quimera más de un soñador y por las Sinagogas este mensaje se recibió con malestar y preocupación al considerar que esa idea podía ir en contra de los fundamentos de la religión de modo que solo un pequeño grupo siguió a Herztl que trabajó constantemente por difundir su mensaje político, viajó al Imperio Otomano donde solicitó que se cediera la franja de Israel, en aquel momento parte de la franja Sirio-Palestina Otomana, fue recibido en Londres mas tarde y viajó constantemente hasta fijar su residencia en Viena desde donde trató con éxito de aglutinar el nacionalismo judío de amplios sectores ya que el Sionismo no había sido ajeno a los movimientos Marxistas, Conservadores o Liberales del siglo XIX.

Tras un gran esfuerzo un año después de escribir Der Judenstaat creó en 1897 el Die Welt primer órgano Sionista internacional y convocó la primera conferencia Sionista en Basilea, Suiza, donde se resolvió:

Que el estado de Israel debía establecerse en la zona donde históricamente había existido

  1. Se eligió el Himno Hatikva que significa esperanza y que es el actual himno del estado de Israel.
  2. Se organizó la creación de los Kibutz (Comunidades Judías en Tierra Santa) y la compra de tierras.
  3. Y se establecieron relaciones diplomáticas con el imperio Otomano y con Reino Unido, relaciones que fueron ampliándose con el paso del tiempo.

El último texto importante del Sionismo escrito por Herzl es el libro Altneuland (la vieja nueva tierra) donde expresa su idea de cómo debía estar conformado el estado de Israel, entre los puntos mas importantes estaba la necesidad de crear un estado moderno, democrático, prospero y libre.

La vuelta de los judíos

La Aliyá (Ascenso en Hebreo) es la acción de volver a tierra santa esta inmigración a Palestina se podría dividir en dos partes, las migraciones pre-Israel en el siglo XIX y en el XX hasta 1948 y las migraciones Post-Israel desde 1948 hasta la presente actualidad.

Dentro de esta etapa Pre-Israel, nos encontramos con un momento clave. La primera guerra mundial, Finalizando la contienda, el 2 de noviembre de 1917 se produce la declaración Balfour, una manifestación del Foreign Office (Ministerio de asuntos exteriores Británico) en la cual el secretario de ese órgano Arthur James Balfour envía la declaración al Barón Lionel Walther Rothchild, uno de los líderes del movimiento Sionista Británico, en el cual se declara de forma oficial la intención de crear en lo que sería el mandato Británico de Palestina un hogar Judío dicha declaración fue incorporada al tratado de paz de Sévres que pone fin a la guerra entre el Imperio Otomano (desaparecido poco después) y los Aliados quedando reconocido de forma oficial la creación de un hogar judío en el mandato Británico.

Aquella declaración en su momento generó graves tensiones en la zona pues daba al traste con las promesas que las potencias vencedoras de la I guerra mundial de crear un gran estado Árabe independiente en la zona. Este plan queda trastocado con la declaración Balfour ya que modificaba los postulados de la repartición y la configuración del territorio de Oriente Próximo. Desde el fin de la contienda en 1918 La zona no se vería afectada de facto pero en 1920 se hace efectivo el mandato británico en la región.

Mientras la política Británica para la administración del territorio seguía su curso Judíos de todo el mundo comenzaban a llegar a los Puertos de Haifa y Tel Aviv para asentarse en el territorio y crear los primeros Kibutz (Comunidades Judías en tierra santa) pero en ese mismo año, entre el 4 y 7 de Abril de 1920 se produjo la primera matanza de Judíos en Jerusalén, conocida como los disturbios de Nabi Musa, esta revuelta se produjo cuando los lideres nacionalistas árabes rodearon la ciudad vieja de Jerusalén y asesinaron a 12 personas e hirieron de diversa gravedad a unas 250 personas. No fue el único pogromo pero si el primero bajo mandato Británico y en un momento en el que los Judíos se iban asentando en la zona. Los hechos fueron tan traumáticos y la respuesta Británica tan lenta a la hora de sofocar los disturbios que los colonos decidieron unirse para defenderse de los ataques Árabes y de ahí nació la Haganá.

Haganá e Irgún

La Haganá era un grupo defensivo Judío creado a partir de miembros de la Legión Judía Británica que lucharon con los aliados en la primera guerra mundial. Después de la disolución de este grupo judío estos decidieron reagruparse en una milicia que protegería a la población de los kibutz, con el paso del tiempo sus integrantes fueron los propios miembros de los Kibutz que protegían ya que las autoridades Británicas poco hacían para evitar los disturbios de modo que este grupo paramilitar fue expandiéndose por todo el territorio. La Haganá fue reforzada durante los años 20 no tenían una coordinación propia, de modo, que en aquella época podría hablarse de varias “Haganás” que protegían cada uno su territorio.

Hasta 1929 la Haganá era un grupo miliciano mal pertrechado y descoordinado pero en 1929 se produce uno de los actos mas terribles de toda esta sangrienta historia y que aún hoy se recuerda en Israel, estos actos, bautizados como motines árabes fueron instigados por el gran muftí de Jerusalén, Hajj Amín Al Huseyn, tío de Yasser Arafat. En aquellos asaltos se produjo la matanza en Hebrón que costó la vida a 67 personas y otras 66 fueron heridas junto con la masacre de Hebrón nos encontramos con el asalto de Safed que acabó con la vida de 20 personas y 80 heridos, en ese momento nacería una nueva Haganá como respuesta a una nueva situación. Este incidente 19 años antes del nacimiento de Israel fue premonitorio y advierte sobre la tensión que en la zona se estaba comenzando a sentir debido al volumen de emigración Judía y al temor de las autoridades musulmanas a la ideología sionista ya que esta, si triunfaba, se convertiría en una seria amenaza para una anhelada independencia Árabe.

Tras este incidente la Haganá se fortaleció en su misión de proteger a los judíos y se unificaron en una sola entidad centralizada, comenzaron a armarse con buen material y a fabricar sus propias armas aunque seguían manteniendo como uno de sus estandartes la “Havlagá” o autocontención por la cual trataban de no represalia a las poblaciones musulmanas para evitar una escalda de violencia, la Haganá tenía muy claro que su papel era únicamente proteger, dicha filosofía provocó que una sección mas reaccionaria se escindiera del Haganá y creara el Irgún dicho grupo realizaba operaciones de contraataque frente a los Árabes ya que no reconocían el principio de autocontención de la Haganá sino que llevaba adelante una defensa combatiente.

II Guerra Mundial en Oriente

En los años de la II Guerra Mundial los grupos Judíos del mandato británico declararon que estaban a favor de los aliados e incluso realizaron labores de inteligencia en todo oriente próximo en colaboración con estos mientras los Árabes se aliaban con los Nazis, Hajj Amin al Huseyn, gran Muftí de Jerusalén visito a Hitler y vivió en Alemania bajo el amparo del Reich incluso cedió tropas de musulmanes Bosnios a las SS mientras pedía una invasión del mandato británico y el exterminio de los judíos en la región así como la creación de un estado árabe, los Alemanes se negaron al considerar que no entraba en sus planes bélicos mas acuciantes, el Muftí incluso llegó a solicitar el bombardeo de la ciudad de Tel-Aviv a la Luftwaffe.

Mientras el curso de la guerra continuaba las alianzas comenzaron a tornarse extrañas en la zona, mientras el Haganá luchaba con los aliados el Irgún y el Lehi, otro grupo paramilitar judío, comenzó a finales de la guerra a realizar una serie de actividades terroristas contra los propios Británicos mientras continuaban con sus combates frente a los Árabes esta paradoja se debía a que los Nazis eran vistos por estos grupos como otro perseguidor histórico más de los Judíos frente a los que había que luchar pero comprendían también que el verdadero enemigo era aquel que ocupaba la tierra de Israel y evitaban el nacimiento del tan ansiado estado y estos no eran otros que los Británicos.

De 1945 a 1948

Una vez acabada la guerra los grupos Lehi, Irgún y Haganá se fusionaron en el movimiento de resistencia judía, un movimiento clandestino que aglutinaba todo el espectro Sionista en la época y que se dedicaron a atacar a las fuerzas Británicas en la región durante un tiempo siendo su gran golpe el asesinato de Lord Moyne mediante coche bomba mientras este se encontraba en el hotel King David de El Cairo en 1946.

Pero las fuerzas políticas comprendieron que dicha actividad podía dar problemas a la hora de convencer a los Británicos para la creación del estado que tanto ansiaban de modo que la OSM (Organización Sionista Mundial) hizo un llamamiento a este grupo para que se disolviera cosa que hicieron y cada grupo de nuevo conformado volvió a sus actividades previas era en año 1946 y la situación era insostenible, la administración Británica no podía seguir en esa situación, la tensión étnica y religiosa iba en aumento, miles de Judíos supervivientes del holocausto llegaban a tierra santa y los grupos paramilitares Judíos y Musulmanes se enzarzaban en constantes escaramuzas, frente a esa situación Gran Bretaña preparó su repliegue y no intervino ni se interesó en la dramática situación que se estaba produciendo en su mandato. Salvo unas intervenciones puntuales el Reino Unido hizo la vista gorda frente a la situación.

Debido a la situación en la región la recién creada ONU decidió preparar un plan de partición en la cual se establecerían en la región del mandato Británico dos Estados uno Judío, Israel, y otro Árabe, Palestina. Los judíos esperaban que el plan de los dos estados fuese aprobado por la votación de la ONU y los musulmanes esperaban que ese plan fuese desechado ya que deseaban un solo estado musulmán. El día 29 de noviembre de 1947 se aprobó el plan de partición del mandato Británico en dos estados, Palestina E Israel, Los Judíos salieron a celebrar en masa su nuevo estado salvo grupos como el Lehi y el Irgún que desecharon el plan al considerar que únicamente traería mas guerra ya que temían una invasión mientras tanto los árabes se pertrechaban en sus casas y preparaban actividades militares, la guerra era inevitable.

El día después de la votación en las zonas de población mixta comenzaron las represalias y contrarrepresalias, grupos Árabes y Judíos armados comenzaron a enfrentarse en combate y a realizar atentados comenzando una autentica guerra de movimientos en varios frentes, se tomaron ciudades y se produjo una guerra de caminos ya que los Árabes trataban de cortar las carreteras para evitar la llegada de suministros a los Judíos y el movimiento militar de estos que si bien eran pocos y estaban mal pertrechados decidieron luchar para garantizar la supervivencia de un estado que aun no había nacido.

Después de dos semanas desde la declaración de la ONU la liga Árabe declaro que evitaría la creación del estado de Israel al considerarlo una ofensa y que lo evitarían fuese como fuese incluyendo entre sus métodos la intervención armada, intervención que se llevo acabo mientras el mandato Británico sobre la zona expiraba. Una coalición de soldados del mundo Islámico acudieron a la llamada para luchar en Palestina mientras que los Judíos recibían a otros correligionarios que haciendo Aliyá se alistaban directamente en la Haganá para luchar por el que sería su país.

14 de Mayo de 1948

Este era el día en que expiraba el mandato Británico, ese día David Ben Gurión en un Museo de Tel Aviv y bajo la fotografía de Theodoro Herzl proclamaba el estado de Israel, a esa misma hora las fuerzas de defensa de Israel luchaban contras los Árabes y Palestinos que les estaban atacando. Desde ese momento esas actividades bélicas no eran una guerra civil o una guerra en el mandato Británico en ese momento ya se estaba produciendo la primera guerra Árabe-Israelí. Israel nacía luchando por su propia supervivencia. (Foto:  Israel Defense Forces)

 

El ajedrez Sirio parte II

La Unión del Islam, solución para el fin del derramamiento de sangre