Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

Jose antonio gavira, la voz de Goku - Dragon Ball

La versión de Goku ha usado varias voces para el doblaje de su versión adulta, pero la más característica, quizás, fue la de José Antonio Gavira Cortés, quien se encargó de los episodios 59 a 167 y las diez primeras películas, tomando el relevo a Adolfo Martínez. Posteriormente sería Miguel Ángel Montero quien le pusiera voz hasta el final de la serie. El destino de nuestro entrevistado iría más vinculado al periodismo. Ha sido presentador (de noticias, principalmente) en Antena 3, Canal Sur, Cadena Ser y Cadena Cope. Desde el año 2005 presenta el programa “Panorama CMT” en RTV Castilla-La Mancha.

Hace unos tres años se afilió a UPyD y hoy es su cabeza de lista para las autonómicas en la comunidad autónoma anteriormente mencionada. Recientemente ha puesto de nuevo voz a Goku en la película “La Batalla de Los Dioses” (2014).  Seguro que sus respuestas a algunas de las preguntas sorprenden.

1)    ¿Cómo una persona cuya vocación es el periodismo acabó doblando una serie como esta?

Bueno, la verdad es que me considero una especie de persona del Renacimiento. Digamos que fui actor antes que periodista. A lo largo de mi carrera he hecho mucho teatro, además de algo de cine y doblaje. Lo que pasa es que la vida a veces te obliga a decidir y dejar otras cosas atrás. Vamos, que no quería ser un periodista mediocre a la vez que un actor mediocre. Quería dedicarme a algo en concreto, así que opté por el periodismo.

2)    ¿Era aficionado a la animación o alguna serie en concreto?

No en particular. Aunque por mi origen andaluz me considero de carácter sanguíneo, también es verdad que me asustan las pasiones. Creo que la animación es el culmen de la ficción en tanto que tiene todos sus ingredientes y los lleva hasta el extremo, es algo más maniquea. En ese sentido, me da un poco de miedo. A mí me gustan personajes más propios de otros ámbitos como la literatura. Quiero que sean más ambiguos, con más matices.

3)    Cuando comenzó a doblar “Dragon Ball”, ¿era consciente de la repercusión de la serie entre los jóvenes y la revolución que supuso con respecto a la animación en España?

Era muy consciente. Cuando empecé ese trabajo veía como los niños se quedaban embelesados delante de la televisión. De hecho, una amiga me llamaba por teléfono porque sus hijos no querían irse a la cama, así que yo imitaba la voz de Goku y les mandaba acostarse. Iban como unas flechas a la cama (jajajaja). Pero aunque era consciente del impacto de la serie, soy una persona a la que le gusta desmitificar las cosas. En esta industria hay gente que se flipa mucho y llega a creerse el personaje. Ahí tienes a Bela Lugosi, que acabó creyéndose que era el conde Drácula. Quería huir de todo eso. Julio César tenía un esclavo que le acompañaba a todas partes, para recordarle que no era un dios. Pues yo creo que hay que ser tan prudentes como él.

4)    ¿Cómo era un día de doblaje?

Las sesiones de doblaje eran muy largas. Esta actividad no es tan bonita como debiera o como cree la gente desde fuera. A fin de cuentas, es un trabajo. Por aquel entonces aún se fumaba en los estudios. Esto, sumado a soportar el aire acondicionado durante horas, hacía que las sesiones fueran algo duras. Pero lo bonito de la experiencia es que forjas muchas amistades y conoces a todo tipo de personas.

5)    ¿Qué era lo más complicado de doblar a Goku?

Lo más complicado eran los gritos. Goku es un personaje de pocas palabras y en ese sentido es un tanto pobre. Otros personajes, como Piccolo (que lo doblaba Antonio Ichausti, que en paz descanse) tenían más trasfondo, hacían manifiestos, tenían proyectos…Goku es simple, en el peor sentido de la palabra. Si recuerda, en la mayoría de las escenas está escuchando las peroratas de los demás, pero habla poco. Ahora bien, cuando tenía que gritar me apoyaba en las tripas. Suelo gesticular mucho cuando doblo, así que apretaba los puños, hacía muchas muecas…Dicen que los buenos actores no tienen necesidad de desgañitarse tanto, que para eso están los técnicos, pero yo no debo ser muy bueno, porque tengo que hacerlo así.

6)    ¿Cuál cree que era el factor o los factores que hicieron tan popular a la serie?

Sinceramente, no creo que se deba a los valores intrínsecos de la serie, al guión o a los dibujos. Creo que, simplemente, cuando repites algo muchas veces, acaba gustando. Tenemos que tener en cuenta que la serie era una “niñera” en la mayoría de las casas. Los adultos que eran padres ponían la serie a los niños y ellos se quedaban obnubilados frente a ella mientras los padres descansaban. De todas maneras, creo que enganchaba más a los niños que a las niñas. La serie la encuentro muy épica. Es una especie de David contra Goliath. Cuando empieza la serie, Goku es muy pequeño que tiene que enfrentarse a rivales enormes. Es lógico que los niños se sientan identificados con eso.

7)    En su momento la serie fue muy criticada por asociaciones de padres debido a su violencia y a algunas escenas eróticas, que en su gran mayoría fueron censuradas. ¿Qué opina sobre esto?

No recuerdo escenas eróticas. La censura de esas escenas me parece mal. No estoy en contra del erotismo. Lo que veo mal es el exceso de violencia. La serie es muy violenta y muy machista. Si recuerda, las mujeres de la serie solo dicen inconveniencias, impedimentos para que los hombres hagan lo que quieren hacer. En realidad, la serie es reflejo de la sociedad japonesa. Pero lo que más me espantaba era la violencia. De vez en cuando nos llegaban unos textos tremendos y decidíamos modificar algunos sobre la marcha, porque a mí personalmente me parecían muy fuertes para un niño. ¿En qué mejora decir frases en plan “te voy a sacar las tripas y me voy a hacer un cinturón con ellas” si puedes decir algo más ligero en plan “te voy a reventar” o algo así? Creo que la juventud de hoy en día es muy violenta, más que la del pasado. La gente se enfada por cualquier tontería, porque le han abollado el coche o cosas así. En el tema del erotismo lo veo como una expresión de la relación de pareja, del propio amor. No hay que tenerle miedo a eso.

8)    Otras de las críticas es que la versión en castellano tenía bastantes fallos de traducción. ¿Llegasteis a ser conscientes de esas críticas o de esos fallos a los que hacían alusión?

Estoy seguro de que hubo muchos fallos. Se trabajaba demasiado rápido. Teníamos un ritmo de trabajo demasiado industrial y creo de deberíamos haber sido más artesanales. Pero al fin de cuentas, esto es una industria, un negocio. Y había que adaptarse al ritmo frenético de trabajo. En mi caso, en esos años, yo ya trabajaba en Antena 3 en Madrid, y tenía que bajar a Sevilla todos los fines de semana sólo para doblar. Estábamos hasta las tantas la directora, el técnico y yo, porque el resto de actores ya habían doblado sus partes durante la semana. Seguir el ritmo era muy duro. Aparte de los episodios grabé diez películas…una barbaridad.

9)    ¿Qué supuso para usted haber doblado “Dragon Ball”, en lo personal y lo profesional? ¿Qué opinas de la serie ahora que ha pasado tanto tiempo desde su estreno?

La verdad es que con el paso del tiempo veo la serie con mejores ojos. Por aquel entonces el trabajo era muy duro y yo me exacerbaba mucho. Ahora veo justificadas muchas cosas de aquella época. Incluso ahora no veo tan terrible el tema de la violencia. Quiero decir que había bastante, pero tampoco era la bomba en ese sentido. Además, también tenía buenos valores. Era una serie que enaltecía mucho el sentimiento de compañerismo y de la camaradería. No había tanta individualidad como en las aventuras americanas, donde personajes como Batman o Spiderman son héroes solitarios. En “Dragon Ball” son una especie de pandilla, que se enfrenta a los peligros y crece junta. Poco a poco se van uniendo nuevos aliados…Eso era bonito incluso desde el punto de vista estético. Hay escenas en las que se ve a los protagonistas, espalda con espalda, enfrentados a montones de enemigos. Esas imágenes eran muy poderosas.

10)    ¿Cuál es tu personaje favorito y por qué?

A mí me hacía mucha gracia Krilín, que lo doblaba Ángeles Neira. Tenía ese puntillo tonto, algo bobalicón, pero al mismo tiempo era capaz de decir verdades como puños. En ese sentido era más interesante que Goku. Era una persona más corriente, más Sancho Panza, mientras que Goku sería una especie de Don Quijote, no sé si me explico. Creo que en “Don Quijote” el personaje más interesante es, precisamente, Sancho Panza. Y Krilín era un poco así.

11)    ¿Cómo se sintió al volver a doblar a Goku después de tantos años?

Primero, volver al doblaje y segundo volver a doblar a Goku han sido experiencias que tenía olvidadas. Me sorprendió mucho cuando la productora se puso en contacto conmigo para ponerle voz a Goku una vez más después de tantos años. Sé que el proyecto no se hubiera podido llevar a cabo sin la presión de los fans.



La cuestión siria

Project hololens, futurismo de Microsoft