Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

La transexualidad en Irán

La transexualidad en Irán

La homosexualidad y la transexualidad en Irán son dos realidades que viven de forma paralela en el país Persa que desde 1979 es una república Islámica de la rama Shií, no es ningún secreto, que el país esté gobernado por un líder religioso, Ruhollah Jomeini primero y Alí Jamenei después, es una realidad. Cómo todo país teocrático la oposición a todas las formas de homosexualidad es una realidad. En Irán a los homosexuales en virtud al código legal que aplican, la Shari´a. Los hombres y las mujeres que cometen actos de homosexualidad son condenados a muerte.

Según el código penal iraní todas las relaciones sexuales cometidas fuera del matrimonio (heterosexual, obviamente) son ilegales y esta ilegalidad comprende desde el adulterio hasta la homosexualidad. En irán a los hombres que cometen actos de sodomía se les puede condenar a muerte a partir de la mayoría de edad (que en irán es de 15 años) siempre que estén mentalmente sanos y en ese caso la método de ejecución dependerá del juez. Normalmente en el país persa se prefiere el ahorcamiento o la lapidación.

Si, en cambio, son menores de edad (menores de 15 años) y la relación sexual se practica sin coacción y se está mentalmente sano la pena es de 74 latigazos.


Irán: Cerca de 4000 homosexuales han sido ejecutados 


¿Cómo se prueba la sodomía?

Si la persona confiesa haber cometido actos de sodomía hasta en cuatro ocasiones. En este caso a la cuarta vez que se reafirma en su culpabilidad el hombre es condenado a muerte. También se considera probada la homosexualidad en caso de ser acusados por cuatro testigos que sean hombres y heterosexuales. El testimonio de las mujeres incluso acompañadas de hombres no prueban sodomía.

Hay actos que si bien no es sodomía si es punible, por ejemplo

  • El roce entre muslos o nalgas entre dos hombres se castiga con cien latigazos (denominado Tafhiz, art 114-119 del código penal iraní).
  • Si hay dos hombres acostados juntos y desnudos sin ninguna necesidad la condena es de noventaynueve latigazos. (artículos 121-122)
  • Si un hombre besa a otro con deseo o lujuria su castigo es de sesenta latigazos (artículos 123-124).
  • Si el que confiesa haber cometido actos de homosexualidad (y estar sano mentalmente) y se arrepiente el juez de la Sharía debe perdonarle.
  • Según los artículos 125-126 del código penal si un hombre antes de que testigos declaren contra él se arrepiente de haber cometido actos menores de sodomía el castigo queda anulado.

Lesbianismo

En irán las lesbianas sufren la misma discriminación y persecución que los homosexuales aunque por tendencias del patriarcado son consideradas como inferiores y en vista a este paternalismo las sanciones, que pueden llevar a la muerte, no son tan fulminantes como en el caso de los hombres.

El castigo para mujeres que cometen actos de lesbianismo si son mayores de edad y mentalmente sanas es de cien latigazos pero si este acto se repite más de tres veces al cuarto acto el castigo es la muerte (artículos 127,129,130). En este caso el castigo preferido es el de la lapidación.

La forma de probar los actos de lesbianismo son los mismos que para probar la homosexualidad masculina.

La anulación de la sentencia, la otorgación del perdón y los castigos para mujeres que duermen desnudas sin necesidad requieren el mismo procedimiento que en el caso de los hombres.

En irán todos están sometidos a esta ley, no solo los musulmanes. Las comunidades de Zoroastridas, Cristianos, Judíos o los perseguidos Baha´is están bajo la dureza de esta ley.

Transexualidad

En un país donde la homosexualidad está perseguida y penada con la muerte lo más normal es que la transexualidad sea un tabú innombrable. Pues no, Irán es el segundo país del mundo (después de Tailandia) donde más operaciones de cambio de sexo se realizan ¿por qué?. Desde que el Ayatollah Jomeini en 1983 bendijo legalmente las operaciones de cambio de sexo al emitir una fatwa en la cual permitía el cambio de sexo. Hoy en Irán viven entre 15,000 y 20,000 transexuales. La idea de los Ayatollah es simple la transexualidad es una enfermedad que se puede curar mientras que la homosexualidad, que es también una enfermedad, no está sujeta a cura además de ser un pecado.

Esta idea no esta avalada únicamente por una élite intelectual o unos teólogos shiítas liberales sino que responde a un profundo estudio teológico que ha sido aceptado y compartido sin problemas por parte de los Ayatollah y de los Imames. Hasta tal punto que en las costumbres y tradiciones islámicas se tiende a preguntar sobre diferentes cuestiones a tres o más imames para pedir consejo. El hecho de que tanta gente acceda a cambiar su sexo es por que el establishment religioso iraní acepta, comparte y aconseja el cambio de sexo a aquellas personas que les llega con esta cuestión.

Los cirujanos iraníes suelen cobrar 3,000 euros por una operación de cambio de sexo pero el procedimiento es largo y cuesta más que el precio a pagar por la operación. Aunque existen ayudas para estas personas que desean cambiar su sexo y no tiene medios para hacerlo, la más importante es la fundación benéfica del imam Jomeini que conceden préstamos sin intereses a transexuales con bajos ingresos económicos de hasta 1,000 euros.

La tolerancia social y familiar hacia los transexuales es general debido al fuerte respaldo de la comunidad religiosa y política que controlan el país lo cual ha permitido a los transexuales poder ser aceptados y tolerados en un mundo que en principio podría serles hostil o al menos tanto como es hacia los homosexuales que no gozan ni de la aceptación ni del respeto de los religiosos ni de la sociedad civil iraní. (Foto: s1ingshot)

19 claves de vida del Dalai Lama

19 claves de vida del Dalai Lama

La lapidación

La lapidación