Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

Hombres maltratados, la violencia invisible

Después de la realización de varios experimentos sociales donde una mujer agredía a su pareja y nadie hacía nada y un hombre hacía lo mismo y era absolutamente reducido hablaremos de un tema que causa ampollas en la sociedad y puede ser bastante duro, pero que ocurre, y este tema son los malos tratos a los hombres dentro de la relación de pareja, estos maltratos van contra el derecho del hombre.

De entrada debemos ser capaces de entender que es la violencia doméstica. Es un grave problema social que se desarrolla en el ámbito de las relaciones personales más intimas es decir que hablamos de violencia física y psicológica dentro del entramado de la familia. Lo cual supera las barreras de sexo. Pensar que la violencia está reservada solo a una segmento de la población y realizar un mapa de agresores y victimas organizados en torno al sexo es un error.

Las alarmantes, altisimas, vergonzosas y preocupantes estadísticas de agresiones físicas y psicológicas así como el numero de mujeres muertas a manos de sus parejas nos empuja a solidarizarnos, obviamente, con las victimas y a iniciar el procedimiento a favor de estas para enfrentar esta lacra social y encerrar a estos hombres que son un peligro para la sociedad.

Pero, ¿ y si la agresora es ella? 

En este juego de legalismos y estadísticas nos enfrentamos a un dilema ¿y si la agresora es ella? ¿seríamos capaces de detectar los casos de violencia domestica de ella hacia él? ¿y los casos de agresiones psicológicas? ¿cuanta tolerancia tenemos hacia la violencia si vemos a una mujer agrediendo a un hombre? ¿cuantos casos no se detectan por miedo o vergüenza a denunciar?

Sí, muchas veces existe la sensación de vergüenza por ser maltratados psicológicamente. Se puede llevar a ver como una falta de hombría ser maltratado y eso lleva a un doble maltrato, al que se sufre activamente a manos de tu pareja y el que la sociedad, por su construcción machista, realiza sobre la víctima.

El problema es complejo ya que el tipo de agresiones que padecen ellos es de corte psicológicos, indefensos, anulados y menospreciados la agresora aprovecha el debilitamiento de la moral de su pareja para hundirle. Y lo peor es que estos hombres maltratados no cuentan con organizaciones específicas a las que acudir aunque el creciente porcentaje de hombres agredidos no puede dejarnos indiferentes hacia una realidad que existe y ocurre.

La ley y los derechos del hombre

La cuestión de las leyes contra el maltrato es que engloba, por la alarma social que conllevaba y conlleva las altas tasas de muertes de mujeres a manos de sus parejas, El maltrato dentro del núcleo familiar. El maltrato existe en el código penal español pero la corriente social y política decidió que este concepto jurídico englobara mayoritariamente la violencia de los hombres hacia las mujeres dejando al hombre maltratado totalmente desamparado, yendo en contra del artículo 14 de la Constitución Española que reza que todos somos iguales ante la ley.

La protección jurídica hacia la mujer maltratada es absoluta, como debe ser, pero la protección jurídica hacia los hombres maltratados aún sufre de lagunas bastante importantes. Por ende debemos olvidarnos de las etiquetas sexistas y centrarnos en conceptos blancos. Agresor-Víctima, olvidando el sexo de los agresores y poniendo en marcha toda la maquinaria policial y judicial para castigar al agresor y ofrecer la máxima protección a la victima más allá de su sexo.

Personas tóxicas

  • Cuando estés con tu pareja y detectes puntos de maltrato psicológico no lo dudes, corta;
  • Si te agrede o intenta agredirte o arañarte, si te insulta deliberadamente dentro de una discusión o si te amenaza no lo dudes, déjala;
  • Si asimismo controla todo lo que haces, tiene celos desproporcionados o se enfada sin razón por cosas que no tienen sentido, deja la relación;
  • Si te humilla y te menosprecia delante de personas o en privado, déjala;
  • Si te chantajea con el sexo, la relación o los hijos y te forma "escenas" si no consigue lo que desea, déjala;
  • El maltrato no es una cuestión de sexos sino de actitud. (Foto: Kat Northern Lights Man

La importancia de Tanger en la economia de Marruecos

Obra e implantación social del terrorismo en Oriente