Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

Las Hijras de la India

Las Hijras de la India

Las denominadas Hijras de la india definen a los miembros de un tercer sexo intermedio entre los géneros masculino y femenino, en la india el maltrato hacia la mujer es constante. En realidad nos referimos a travestis y al fenómeno del travestismo en el subcontinente, sin embargo en la india son denominados eunucos aunque en realidad pocas de ellas ha sido sometidas a ningún tipo de modificación genital ya sea voluntario o no. Curiosamente la mayoría de las personas que optan por esta tendencia son hombres que deciden vestirse de mujeres mientras que las mujeres que desean convertirse en hombres son menos abundantes.

Las Hijras son una opción más en la india

De hecho esta tendencia se encuentra respaldada en Mahabarata (uno de los textos religiosos hindúes más importantes), en la religión Hindú no existe una clara diferenciación de sexos ya que hay muchos dioses con atributos femeninos y masculinos a la vez cuando no claramente hermafroditas de ahí que en la religión el género sexual no esté tan definido como en occidente y socialmente la tolerancia hacia estas tendencias sea mayor que en el desarrollado occidente.

Nepal, Pakistán, India y Bangladesh han reconocido legalmente la existencia de un tercer género, incluso en los pasaportes y otros documentos oficiales. Y es que no son pocas, se estima que solo en la India hay unos cinco millones de hijras, un porcentaje muy alto de la población que no debe ser menospreciado.

Además forman parte de una tendencia religiosa bastante antigua basada en una leyenda según la cual el dios Krishna al oír a un guerrero moribundo lamentarse de que iba a morir virgen transformó en doncella al soldado y lo convirtió en un dios. Según esta leyenda las hijras vendrían a ser las novias de este guerrero de ahí que formen una cofradía de devotas seguidoras que cada año en el mes de Abril realizan un peregrinaje a Kutayan, al sur de la india, para casarse con el dios guerrero.


En este festival las hijras enviudan y cortan sus joyas


Las hijras tuvieron altas cotas de poder en las cortes de los gobernadores Islámicos y sobre todo en la época del imperio mogol. Bajo los mongoles las Hijras optuvieron altas cotas de poder que les llevaron a situarse cerca del emperador y a poseer la titularidad de tierras, templos y villas.

En la época del dominio británico se recuperaron las leyes homofobas, como las leyes de Manu que instaura el sistema de castas de la india y castiga la homosexualidad con la muerte, y comenzó una persecución que fue eliminando a las Hijras de los puestos claves de la sociedad y despojándolas de la dignidad que antes habían ostentado y dando lugar a una persecución que acabaría dejándolas desamparadas y en la pobreza obligándolas a ejercer la prostitución.

Durante el siglo XX la persecución de hijars se relajó y desde finales del siglo 20, algunas activistas hijra y organizaciones no gubernamentales (ONG) occidentales han presionado para el reconocimiento oficial de la hijra como una especie de "tercer sexo" o "tercer género", ya que no son ni hombre ni mujer. Hijras han ganado con éxito este reconocimiento en Bangladesh y son elegibles para la educación. En la India, el Tribunal Supremo en abril 2014 reconoció a las hijra y a las personas transgénero como un "tercer género" en la ley.

Hijras y prostitución

Debido a su caída en desgracia y persecución la única opción que les quedó a las hijras fue convertirse en prostitutas en las calles de la India donde continúan algunas de ellas a día de hoy ya que por increíble que parezca muchas han dejado de llevar una vida sexual activa.
Pero el ejercicio de la prostitución callejera por parte de algunas hijras acarrea graves problemas de higiene y salud en el subcontinente y los brotes de enfermedades de transmisión sexual son comunes, sobre todo los brotes de SIDA y Sífilis de ahí que diversas organizaciones y ONG así como el gobierno indio dedica tiempo, dinero y programas y talleres de salud a concienciar sobre las ETS.

Curiosamente este colectivo viven en casas regentadas por una nayak (una hijra anciana) que las representa y enseña a cantar, bailar y ciertos rituales mágicos.

Hijras y la magia

Su ascendente entre las castas más pobres y las masas populares de la india es bastante importante de ahí que su gran profesión sea la de "bruja" o "hechicera" ya que la creencia popular les otorga la capacidad de bendecir, maldecir, quitar el mal de ojo ó facilitar la fertilidad de ahí que se las requiera en bodas, en inauguraciones (ya que traen suerte) o en nacimientos.

Las hijras forman parte de la tradición religiosa de la india, no es una opción sexual únicamente, como ocurre en occidente, muchas de estas transexuales (con modificación genital o no) forman parte de un entramado religioso que las protege y justifica en un mundo tan complejo y contradictorio como el mundo indio. (Foto: Nick Kenrick)

 

 

La guerra de Yemen

La guerra de Yemen

Los hombres que cambiaron Internet

Los hombres que cambiaron Internet