Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

Sí a una guerra que no es fácil

Sí a una guerra que no es fácil

"Solo los muertos han visto el final de la guerra" Platón

Es difícil apoyar una guerra, un conflicto armado se lleva la vida de miles y de millones de personas, destruye estados, generaciones, relaciones. Es de todas las acciones políticas la más dura y peligrosa y por ello debe ser el último, ultimísimo, recurso pero ya no nos queda otra. 
Oriente Medio es un gigantesco nudo Gordiano. Ahí hay intereses externos, ajenos a la región, como los de Estados Unidos, Rusia y China, existen intereses de potencias regionales como pueden ser Turquía, Irán y Arabia Saudí, estas dos últimas en constante guerra fria, está el constante e irresoluble conflicto Israelí, tenemos violencia interétnica entre kurdos y árabes, entre kurdos y turcos, entre persas y árabes, tenemos violencia interreligiosa de musulmanes contra judíos, musulmanes contra yezidís, musulmanes contra cristianos, musulmanes sunítas contra musulmanes chiítas, Arabia y los Emiratos usando a los sunitas contra los chiitas para aumentar su influencia en la zona y los Iraníes usando a los chiítas para lo mismo en Yemen, Siria, Irak o el Líbano. A todo esto ¿donde quedan los demócratas?.

La primavera árabe fue una fantochada que los que entendemos del tema vimos como un quitar y poner. Los dictadores de occidente fueron derrocados y asesinados (Gadafi en Libia), otros se marcharon (Ben Alí en Túnez o Abdullah Salé en Yemen), otros dimitieron (Mubarak en Egipto) y otros casi tienen una revolución, como Bahrein, y otros no caen, Bashar al Asad, ¿por qué? porque los Asad de Siria nunca fueron dictadores de Occidente sino de la URSS. El Baath Sirio (que acoge a la élite Alawai en un país donde son minoría) es un partido autoritario y de corte socialista donde, curiosamente, la URSS tenía una base militar que fue heredada por la Federación Rusa. Vladimir Putin, Presidente de Rusia, no puede permitir la caída de Bashar al Asad porque significaría expulsar la influencia Rusa de Oriente Medio por lo que Moscú quedaría confinada a Irán y en proceso de aislación. Putin ya declaró que para Rusia, Siria era como para Estados Unidos, Israel.

Primavera Árabe

La primavera Árabe fue una revolución dirigida desde fuera para renovar la posición geoestratégica de Estados Unidos en la región bajo una falsa revolución política que salió como tenía que salir, para Washington, obviamente. El objetivo era realizar una copia de las revoluciones de color que acabaron con la URSS pero trasladándolo a un contexto árabe. ¿Donde quedaron los demócratas? pues prácticamente no habían demócratas. El mundo árabe no ha conocido la democracia y su desarrollo filosófico y político no ha podido alcanzar aún, si quiera, valores básicos de la democracia como el respeto a las minorías, la liberalización y emancipación de la mujer o el reconocimiento de los derechos humanos. El mundo político árabe es incapaz de iniciar un proceso de secularización de la política, donde rigen auténticas teocracias como en Irán o en Arabia Saudí, otros regímenes encuentran en la religión un aval para mantener su poder, asimismo no existe una alternativa a un mundo donde más allá del socialismo, las dictaduras, las monarquías absolutas o las teocracias no existe nada, no hay nada más allá del autoritarismo. 

El mundo islámico, en lo que a la política se refiere, es incapaz de concebir una separación de poderes o el reconocimiento de un estado democrático y podemos contemplarlo en su historia reciente desde la descolonización. Una vez lograda la libertad de estas naciones el mundo árabe devino en una serie de monarquías absolutas que fueron sustituidas durante los cincuenta y sesenta por regímenes autoritarios (Egipto de Nasser, la revolución de Gadafi en Libia, el fín de las monarquías de Irak o Siria y la revolución Iraní). No hubo un golpe de estado o una revolución con miras hacia una democracia. 

Pero aquí debemos observar una particularidad interna y es que los sentimientos nacionales en estos países poco tienen que ver con el estado sino con la nación, en países sin un desarrollo cultural de estado-nación no puede existir paz social ya que esta depende de la cohesión interna, que es inexistente en casi todos los países árabes, ya que la esencia nacional está relacionada con la tribu, la raza o el grupo religioso al que se pertenece, de ahí que únicamente líderes dictatoriales como Sadam Huseín, Hafez Al Asad o Gadafi pudieran gobernar estos estados, con mano dura y su autoritarismo sometían a las tribus y a los entes nacionales internos a un control férreo para asegurarse el futuro del estado, pero una vez caído este líder por revoluciones internas dirigidas o por intervenciones directas el estado se rompe y se convierte en un solar donde convive un mapa administrativo desaparecido y donde se superpone un nuevo mapa político basado en, como decía antes, tribus, etnias o grupos religiosos.

Siria

En Siria se está viviendo una guerra de religión. El gobierno de Damasco gira entorno a los Chiítas, sus alianzas son Chiítas (Hezbollah e Irán) o Cristianos (secciones cristianas de Hezbollah, Rusia y milicias cristianas asirias) y en el otro lado están los suníes (Al Qaeda y Estado Islámico). Lo que antes era una guerra entre dos sistemas, el socialismo autoritario del Baath y una oposición que intentaba ser democrática, la FSA, se ha evolucionado de forma natural a una guerra de tintes étnicos y religiosos donde el gobierno lucha por la supervivencia de la nación Siria y la oposición, fagocitada por el ISIS, lucha por imponer un nuevo sistema político, la Teocracia.

El estado islámico es Suní por lo que considera que los Chiítas no son musulmanes sino Kufar, descreídos, porque considera que han apostatado, consideran que las minorías Cristianas son Ahlul Kitab (gente del libro) y a veces los matan y otras no (dependiendo del contexto o de la resistencia de las comunidades) los Drusos son considerados Kufar porque es una religión posterior al nacimiento del islam y nacida de esta y consideran que son desviados, por último los Yezidi, no solo considerados Kufar sino adoradores del demonio, por lo que el ISIS en sus territorios está eliminando físicamente u obligando  a la conversión de estas comunidades. Están cometiendo genocidio contra estas minorías.

¿Qué es el Estado Islámico?

El Estado Islámico es un grupo terrorista y una milicia pero también es un proyecto político que está teniendo éxito. En el derecho internacional para ser considerado un estado debes poseer estas tres cualidades:

  • - Poseer un gobierno
  • - Poseer población
  • - Poseer territorio

El Estado Islámico posee estas tres cosas. Tiene un gobierno teocrático y dictatorial encarnado en el Califa Abu Baker al Bagdaddi, este gobierno consta de sus "ministros" que se encargan de gestionar los territorios que están controlados por ellos y donde ofrecen servicios públicos, en pocas palabras, tienen una administración efectiva que se muestra al exterior, hacia sus subditos o mejor dicho rehenes. De este gobierno se emana una legislación de derecho público, privado y ritual, tienen servicios de seguridad pública (policía), servicios sanitarios, etc., mantener esta estructura en tiempos de guerra requiere, no solo dinero, sino de una administración capaz y el Estado Islámico la posee, ya que durante casi dos años llevan gestionando territorios suplantando funciones de estado. Poseen población, la población capturada del noreste de Siria y noroeste de Irak y poseen, además, el territorio mencionado. Son un país queramos o no queramos reconocerlo.

Pero ¿qué tipo de país? Hablamos de un país emanado de una milicia terrorista que practica el terror en la zona y realiza flagrantes violaciones de derechos humanos:

  • - Destrucción del patrimonio histórico;
  • - Ejecuciones sumarias;
  • - Venta de personas;
  • - Persecución de minorías religiosas;
  • - Persecución de grupos étnicos (Kurdos);
  • - Violaciones del derecho de la guerra al reclutar niños soldado;
  • - Violaciones y abusos contra la población civil;
  • - Ataques en el exterior.

Los ataques en Francia no fueron obra de una célula terrorista, de las que Europa ha conocido decenas, desde ETA en España, el IRA en Irlanda hasta las brigadas rojas Italianas o, incluso, Al Qaeda. Al Qaeda no ha tenido nunca plataforma territorial, nunca ha constituido un estado, tuvo el apoyo del estado Afgano durante la época de los Talibán pero como mera alianza, la ventaja del Estado Islámico es que no están aliados a ningún país, ellos han creado un país y han dirigido ataques contra civiles de terceros países en territorio ajeno, hablamos de los ataques del Líbano, Turquía o los de París. 

Los miembros del Estado Islámico en Europa son miembros combatientes de una potencia extranjera (E.I) en un territorio ajeno al suyo que ejecutan órdenes directas del Estado Islámico. Por lo tanto su gente en occidente actúa como grupos de operaciones especiales o sabotaje. Son fuerzas hostiles dirigidas desde el exterior, son actos de guerra. El Estado Islámico sin embargo continúa siendo apoyado por occidente debido al interés férreo en derrocar a Al Asad y la existencia de este grupo significa que actúan como las fuerzas de choque de occidente por lo que la existencia del ISIS evita una invasión occidental de Siria.
Guerra, sí pero ¿cómo?

La guerra ahora es tan necesaria como terrible. Rusia va a ser incapaz de acabar con el Estado Islámico a no ser que haya una invasión terrestre. Las fuerzas aéreas Rusas pueden barrer colinas, campos, montañas etc., pero los combatienes volverán a ocuparlas y así se mantendrá una guerra constante, desigual, pero eterna basada en la contención y no en la eliminación y mientras no se elimine a estos milicianos y el Estado Islámico desaparezca no se estará seguro en ningún lugar de Oriente, de Europa y del mundo. en África está en Estado Islámico en Libia y grupos como Al Sahaab en Somalia o Boko Haram en Nigeria son leales a este y los ejércitos Africanos y de Oriente Medio no tienen la capacidad suficiente para acabar con esta lacra.

La OTAN debe llegar a un pacto con Rusia en primer lugar y más tarde con los estados adscritos a la Alianza Atlántica por el cual se forje un compromiso político entre todos los países que en primer lugar los comprometa a actuar todos en conjunto sobre el terreno con tropas terrestres, fuerza aérea y fuerzas navales. Hacer que se firmen pactos de estado por el cual los cambios de signo político de los países no afecten al desarrollo de las operaciones (evitar un nuevo caso Zapatero en Irak) y buscar el aval de la ONU.

La guerra debería realizarse en todos los campos. En el campo militar mediante sendas invasiones y limpiezas de Siria e Irak, en el campo económico identificando a los estados que ayudan y han ayudado al Estado Islámico, países como Arabia Saudí, Qatar, Emiratos Arabes Unidos o Turquía y sancionarlos en sus exportaciones e importaciones e incluso expulsarlos de organizaciones supranacionales y aislarlos internacionalmente, perseguir a los financiadores privados, personas físicas y jurídicas, y llevarlos ante los tribunales internacionales, iniciar un proceso de desradicalización social en la zona prohibiendo ideologías religiosas afines al terrorismo como el wahabismo y el salafismo, el qutbismo o los hermanos musulmanes.  

Juzgar, como se hizo en los procesos de Nuremberg y Tokio, a los jefes y responsables del Estado Islámico por crímenes contra la humanidad, por el genocidio de las minorías no musulmanas y chiítas en sus territorios, por la violación, mutilación y tráfico de mujeres y de personas, por la violación de los derechos del niño al obligarlos a combatir en guerras etc.,  e iniciar un proceso de estímulo económico de Oriente Medio basado en la reconstrucción de infraestructuras, del tejido económico e industrial y estableciendo un proceso de reconciliación social y una transición política hacia posiciones moderadas dentro de estos países, solucionando cuestiones y avisperos radicales como la cuestión Kurda o la conflictividad Israelí con la resistencia Palestina mientras continúa la persecución y el hostigamiento hacia los terroristas en Europa. Únicamente con una guerra bien planificada, en todos los ámbitos y bien ejecutada se podría comenzar a reconfigurar la situación de Oriente Medio, eliminar el radicalismo y establecer una zona segura. Costaría muchas vidas, vendrían muchos ataúdes envueltos en banderas pero sería como la II Guerra Mundial en Europa, la más terrible guerra de todas las guerras pero también la última porque el Yihadismo representa para el siglo XXI la misma amenaza que el Nazismo significó en el siglo XX. (Foto: Rod Waddington

 

El mito del diluvio universal

El mito del diluvio universal

¿Representa el ISIS al Islam?

¿Representa el ISIS al Islam?