Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

Mi experiencia con la Ayahuasca

Mi experiencia con la Ayahuasca

Tras el boom televisivo con el programa “21 días” y su manera banal, de presentar según qué cosas, decidí escribir sobre un tema que personalmente he experimentado y que asombrosamente arregló una importante parte de mi vida, una experiencia traumática que me impedía seguir avanzando, hablo de la ayahuasca o también conocida como yagé. Es una mezcla de dos plantas, generalmente banisteriopsis caapi y psicotia viridis, la cual aporta al preparado alcaloides; moléculas vegetales con una estructura compleja a base de átomos de carbono, hidrógeno, nitrógeno y oxígeno, de hecho, existen aproximadamente más de 5000 alcaloides diferentes y más de 200 plantas enteógenas utilizadas. 

La ayahuasca, es amada y respetada a la par que juzgada y criticada, dependiendo de la sociedad y las personas con las que hablemos, muy posiblemente porque una de los alcaloides que la componen es dimetiltriptamina o DMT, aunque a decir verdad los niveles y concetraciones de DMT son escasísimos, ello explica que por el momento el cultivo, la comercialización y el consumo de las enormes lianas de B. caapi y B. inebrians no está prohibido, puesto que la harmalina y los demás alcaloides de esta planta no están incluidos en ninguna de las listas internacionales de sustancias prohibidas. En cambio, la DMT que contienen las otras plantas que suelen estar presentes en la mezcla de ayahuasca sí es una sustancia prohibida que pertenece a la Lista I de sustancias internacionalmente controladas. Sin embargo, como he señalado antes, la cantidad existente en una dosis de ayahuasca no siempre está sujeta a las tablas de penalización que existen en algunas de las distintas legislaciones nacionales

Este componente, junto con otros, la han convertido sin lugar a dudas en la medicina ancestral que es. Sus propiedades pueden ser utilizadas para recorrer un camino donde arreglar algo dentro de nosotros mismos, pero como dice José Luis López (autor del libro plantas maestras) “la cultura occidental ofrece muy poca educación espiritual a la mayoría de sus habitantes”, es precisamente esta educación espiritual la que nos puede llevar a identificar el origen de los bloques que sufrimos y convertirlo en una integración, o al menos así creo, porque realmente es posible integrar los sucesos del pasado no resueltos, con la ayuda por ejemplo de herramientas naturales. En el caso de la ayahuasca, el resultado es un brebaje utilizado para rituales médicos, religiosos y en medicina tradicional de los pueblos nativos amazónicos. Debido a sus activos y resultados, está siendo estudiada desde hace tiempo por médicos, farmacólogos, psicólogos y psiquiatras, como herramienta para diversos problemas, entre los que cabe destacar romper con hábitos dañinos, emocionales, conductuales e incluso con adicciones, usándose para procesos de desintoxicación en países como Brasil y Perú.

Preparación de Ayahuasca

El nombre de esta planta enteógena en su lengua natal, quechua, significa ‘soga de los espíritus’ por su etimología ‘’aya’’ espíritu-muerto y huasca ‘’soga-cuerda’’ ya que en la cosmovisión de los pueblos nativos esta medicina permite que el espíritu salga del cuerpo sin que este muera. Existe la creencia de que esta planta, como medicina ancestral, invita al ser humano que la toma a alcanzar el “aspecto divino” dentro de si mismo, bajo mi interpretación y experiencia personal considero que quiere decir que ayuda a armonizarse y a conectar con la paz y el entendimiento. 

Para aclararos un poco más lo que significa esta planta y antes de explicaros como fue mi liberación y experiencia, me puse en contacto con Jose López terapeuta, escritor e investigador dedicado al chamanismo y le hice algunas preguntas:

  • Hola Jose, en primer lugar me gustaría que te presentases, explicases quién eres, a qué te dedicas…

-Me llamo José López y soy terapeuta, investigador y escritor (Plantas Maestras – 2008 y Botánica Sagrada – 2010). Me dedico al chamanismo y al desarrollo de la conciencia desde 1996. Desde muy joven me interesé por el mundo interno de las personas, lo que me llevó a la psicología, al yoga y al budismo tibetano. Posteriormente conocí el chamanismo mexicano y seguidamente el chamanismo de las culturas amazónicas. Y es a través de este encuentro amazónico en 1997, que descubrí el empleo de plantas sagradas, concretamente la Ayahuasca. Desde el momento que la conocí mi vida dio un giro enorme, y enfocando mi vida en esa dirección, estudiando e investigando con toda la profundidad y rigor todo lo que concierne al mundo ayahuasquero.

  • ¿Podrías explicar de una manera cercana cómo afecta la ayahuasca al cuerpo humano? ¿Qué es lo que la dota de esas percepciones que te hace sentir?

-La Ayahuasca es una mezcla de dos plantas que contienen alcaloides psicoactivos. Esta unión induce a intensas alteraciones de la conciencia, alterando tanto la energía como la bioquímica corporal. Esta modificación de la conciencia influye poderosamente desvelando profundos contenidos del inconsciente. Si no se dispone de un buen guía (chamán, psicólogo ,..) y un contexto óptimo para vivir adecuadamente la experiencia (ceremonial) puede resultar poco sanadora. Si uno se entrega plenamente a la experiencia puede ser muy reveladora y terapéutica. Si la entrega es total y su intención al acercarse a la Ayahuasca es con sumo respeto por lo sagrado puede llegar a vivirse profundas experiencias espirituales. De no ser así, la experiencia puede vivirse como un infierno o puede dejar secuelas como hipersensibilidad u otras alteraciones psicológicas. Yo diría que se necesita mucha confianza, valor y entrega a la par que tener los pies firmes en la tierra.

  • Y por último; buscando argumentos, estudios antropológicos de filósofos, experimentadores, investigadores varios... llegué a algunas conclusiones suyas que fueron muy interesantes, quizás la que más me llamó la atención fue que la conciencia del hombre actual no está preparada para integrar y aceptar esta medicina, ¿qué opinas al respecto?

Aunque en muchas ocasiones las experiencias son auténticas revelaciones, otras veces lo que se vive son intensos delirios de la mente. En mi opinión, la información que del guía es fundamental para no perderse en divagaciones sin sentido. Actualmente hay poca gente que entienda bien los efectos de la Ayahuasca. Ciertamente el mundo interno, tiene sus leyes o normas, sus formas de ser transitado. Mi recomendación es que si alguien se acerca a la ayahuasca sin conocer ciertos parámetros no lo haga, ya que puede ser contraproducente. Lo más recomendable es que se informe bien con quien va a realizar dicha experiencia.

En mi caso como comenté me ayudó a sanar algo profundo… la experiencia que me ayudó a superar y que tras ello mi vida mejoró considerablemente fue un abuso sexual que sufrí de pequeña. Las personas tienen muchas trabas y tabús para hablar de diferentes traumas, lo cual impide a la víctima en muchas ocasiones sentirse respaldada y poder hablar de ello sin que suponga más carga de la que ya es, que es bastante normalmente, sin poder obtener arropo, comprensión y empatía en los niveles que deben ser, en vez de compasión. 

En mi caso, desde aquel suceso visité y experimenté diferentes terapias, entre ellas con psicólogos, pero aquel recuerdo de alguna manera me impedía avanzar en mi vida con la naturalidad que debía, me cohibía a nivel personal, emocional y sexual en las relaciones tanto de amistad como sentimentales, de hecho no era del todo consciente de esa raíz y de ese problema hasta que pasé toda mi adolescencia y empecé a adentrarme algo más en la adultez. Por eso fue con 20 años cuando experimenté por primera vez con la ayahuasca, había oído hablar de ella como una terapia para superar enfermedades, shocks personales, pérdidas emocionales y físicas, fue esa poca información y el contacto con personas que ya la habían probado lo que me incitó a lanzarme, para muchas personas quizás una locura o una decisión irresponsable, para otras un gran ejemplo de superación y valentía, para mí fue amor propio en todo su esplendor, tome aquella decisión ayudándome de esa manera a liberarme de algo que realmente me impedía desde tener un orgasmo hasta confiar plenamente en el género masculino. Aquellas experiencias y sensaciones se convirtieron en el catalizador que me hizo salir de aquel roll de dolor, ira, frustración y vergüenza. Supuso un antes y un después, dando un gran significado a mi vida, seguramente por todo el misticismo que esconde o por la sensación de paz que me dejó después además de la voluntad de superar cualquier obstáculo y de sentir mi propia fuerza interior emergiendo. (Fotos: Paul Hessell)

UE habla con Turquía sobre el PKK

UE habla con Turquía sobre el PKK

Jóvenes radicalizados por terroristas, víctimas de nuestra sociedad

Jóvenes radicalizados por terroristas, víctimas de nuestra sociedad