Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

Europa sigue un espejismo

La historia nos dice que hacer reclamaciones de altura y grandes promesas es el sello distintivo de los elementos de la izquierda en el espectro político. La izquierda siempre ha fallado en el cumplimiento de sus promesas. Los ideales políticos y las políticas de la izquierda, o para ser más precisos, el producto de la mentalidad marxista siempre han puesto un gran énfasis en la economía pero en los tiempos de crisis su enfoque nunca ha demostrado ser la respuesta a los problemas de aquellos que pretender representar. Al final la gente siempre se ha acabado sintiendo abatida.

La simple razón detrás del miserable fracaso de la izquierda es el hecho de que el espíritu de igualdad social por el que el marxismo afirma luchar no es ni práctico ni natural. Por lo tanto, el resultado final ha sido siempre la decepción. Por encima la misma idea de tomar de los ricos para dar a los pobres, eliminar la desigualdad socioeconómica y el establecimiento de un sistema justo, no sólo parece justificada sino también un objetivo atractivo. Muchos, si no todos, de los atraídos por estos ideales finalmente se dieron cuenta que lo que el marxismo realmente hizo amparado en la igualdad social y estos mismos lamentaron sus ideales.

Parece como si la historia se repitiera. La gente, en particular, los europeos están buscando una vez más en la izquierda la resolución de la crisis económica. Los observadores podrán recordar que a menudo he señalado que a raíz del estancamiento económico en los países más débiles de la eurozona muchos están siendo vistos como una carga o responsabilidad en el sindicato (Que no es otra cosa más que la unión europea. Los sentimientos anti-inmigrantes pronto se añadieron a ese descontento. Trataron de hacer que unos pocos cientos de almas miserables, que habían buscado refugio en estos países en la desesperación, tuvieran que pagar el precio de la crisis financiera en estos países.

Las protestas anti-migrantes aparecieron en algunos países europeos con el fin de reducir los niveles de desempleo que en algunos países llegaban a un 40 por ciento. Hubo una gran explosión en el porcentaje de votos de anti-inmigración en partidos radicales en las elecciones al Parlamento Europeo en mayo de 2014. Sin embargo, el nivel de desempleo en Turquía, que había ingresado unos dos millones de refugiados en el mismo período y que tenía un PIB mucho más bajo de Europa, fue sólo alrededor del 9 por ciento. Por lo tanto la crisis en la Europa próspera no tenido nada que ver con la admisión de unos pocos cientos de personas.

Algunos europeos adoptaron una estrategia falsa contra la crisis económica. Los europeos creen que hablar de socialismo y marxismo así como de la igualdad social podría ser un salvador en esos momentos. 

La victoria de Syriza en Grecia 

Grecia, un país al borde del colapso económico, fue tal vez el ejemplo más claro de esto. Si bien ha habido mucha discusión sobre el marxista y ateo Tsipras, también hay otros líderes ateos en Europa que han llegado al poder con la promesa de la igualdad social. Estos incluyen Zoran Milanovic, presidente de Croacia, el 90 por ciento de cuya población es de devotos creyentes, el presidente francés, Francois Hollande, y el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko. También existen los indecisos entre ellos el primer ministro eslovaco, Robert Fico, y el primer ministro danés, Helle Thorning-Schmidt, que no tiene la creencia en una vida eterna o el paraíso y el infierno.

De todos modos, todo el mundo tiene derecho a su / su opinión y es libre de seguir cualquier ideología. Nuestro propósito aquí es no juzgar a la gente por sus creencias, sino para criticar la forma en que los europeos están en busca de soluciones a sus problemas económicos mediante políticas marxistas y basadas en el ateísmo. El concepto de justicia social en el marxismo está, de hecho, basada en un tipo de explotación. El sistema implica generalmente una minoría, los que se hacen con el control del Estado y una mayoría que da a sus ingresos y mano de obra para el Estado. 

Por supuesto, las personas deben ser recompensadas por su propio trabajo. Esto significa que el individuo trabaja todo el tiempo y en las condiciones más difíciles, mientras que las personas de edad avanzada, enfermas y débiles que no tienen medios de trabajo no pueden recibir ninguna recompensa, ya que son incapaces de trabajar. Esa es la razón principal por la que los discapacitados y ancianos fueron considerados como cargas en la Rusia Soviética y la China de Mao.

Mientras que las personas disfruten de igualdad de condición en virtud de este sistema, es una igualdad de aumento de la pobreza. El único grupo que no es igual a las masas es la minoría que los rige. En los países en que se ejecutan las líneas marxistas, las masas son miserables mientras que la minoría vive en el lujo. Es por eso que el ideal de la igualdad social en el marxismo siempre han terminado en personas que están siendo explotadas, empobrecidas y llevadas a la miseria.

Es difícil que este sistema vuelva a Europa tal y como está, pero sobre la base de su mentalidad y la experiencia del pasado es claramente ilógico esperar una solución a la economía europea de los partidos marxistas. La razón por la que Europa está siendo dirigida cada vez más hacia el flagelo de la división es porque los niveles populares de insatisfacción están aumentando y por qué la degeneración y las protestas están creciendo. 

De hecho, es la perspectiva errónea del liberalismo, en el que las sociedades europeas se imaginan que los insultos representan la libertad de expresión y que la degeneración moral y la irreligión están a la altura de la modernidad, que ha llevado a esta crisis económica. Hablar de la división y la infelicidad. En términos generales, el problema de Europa es el de dejarse influenciar e incluso presionar por un grupo de personas que piensan que puede llegar a ser aún más moderna dando la espalda a la religión. Es completamente inútil esperar una solución del marxismo a los problemas causados por la perspectiva liberal falsa.

Quiero dejar esto claro, Allah nunca, nunca permitirá que los sistemas que lo desafían vayan a florecer. Es por ello que los estados fundados en la ideología marxista siempre se han derrumbado. Si Europa piensa que puede lograr la paz y la prosperidad dando la espalda a la religión su esencia y la razón de su existencia, entonces está muy equivocado. Europa puede tener que pagar un alto precio por la falsa moda de la modernidad de alejarse de la religión y los valores morales. La falta de amor puede llegar a ser extremadamente dolorosa, y la falta de conciencia puede llegar a ser imposible de resolver. Usar la difamación bajo el pretexto de la libertad de expresión y la perversión con el pretexto de la modernidad asolará Europa, que debe ser un modelo para el mundo.

Las personas adquieren más valor cuando se aferran a sus valores morales y por tanto cuando son capaces de establecer una sociedad humana. La igualdad social que la gente busca de hecho figura en el Corán. En dicho sistema de igualdad social no hay injusticia, y todo el mundo se vuelve rico en conjunto a través de la ayuda mutua el dar y el autosacrificio. Si ese es el concepto de igualdad que se desea, a continuación, la gente necesita la religión, y deja de ser atea y de seguir los sistemas marxistas. La historia nos muestra cuan costosos errores pueden llegar a provocar estos sistemas. Europa no debe caer en ese error de nuevo.


Cine 4DX

La electricidad inalámbrica es una realidad