Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

El gasto militar para las grandes potencias

Esta columna la hemos dedicado a una reflexión sobre el gasto militar y la defensa actual en el mundo. Muchos de los analistas del tema de Defensa mundial, consideran que los criterios de la defensa de los actuales gobiernos es renunciar a la fuerza como principal criterio.

Si nos paramos a pensar y contemplar las declaraciones de los jefes de gobierno acerca de este tema, veríamos como se preguntan si sus Estados serían capaces de defenderse de una posible agresión externa o si, por otro lado, el presupuesto es suficiente para encarar dicha ofensiva.

No obstante, hay otros que opinan que es mejor mostrar la imagen del soldado llevando comida, asistiendo a los civiles en grandes catástrofes e inundaciones o apagando incendios, enseñando al mundo tan solo la imagen del soldado “bueno”. Últimamente se está hablando mucho de la Defensa “pacifista”, lo cual implica un cierto problema para algunos analistas puesto que supone la “desnaturalización” del ejército.

Es decir, dejar de comprender la utilidad del ejército, lo cual supondría atenerse a consecuencias terribles según las mismas personas: la conversión del ejército en algo ajeno a las Fuerzas Armadas, más bién una “ONG” uniformada. Este es el escaparate de una nueva política de defensa que no es considerada defensiva, sino únicamente dedicada a apagar incendios. Estados Unidos y las exigencias globales Pero la realidad es otra. Las nuevas reglas del juego, las exigencias globales para lograr la estabilidad y la seguridad mundial, junto a la crisis económica que sufre de forma tan dura España, han hecho que la seguridad se haya convertido en un asunto realmente complejo.

En un mundo interdependiente y en transformación, en el que convergen la peor crisis económica en más de 80 años y un desplazamiento de poder económico de Occidente hacia Asia, entonces, y para afrontar las nuevas amenazas y riesgos transversales, interconectados y transnacionales, preservar la seguridad requiere coordinación, tanto nacional como internacional, contando también con la contribución de la sociedad en su conjunto.

Sin embargo, según las nuevas estadísticas el gasto en armamento militar mundial disminuyó en un 0,5% en 2012 / 2013, el primer descenso en los últimos 15 años. En términos reales, la inversión total fue de 1,75 billones de dólares (1,34 billones de euros), lo que supone el 2,5% del Producto Interior Bruto del planeta. Según el último informe del Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (SIPRI), este descenso del presupuesto se debe a los importantes recortes que están llevando a cabo los gobiernos de Estados Unidos, Europa, así como Australia, Canadá y Japón. Sin embargo, estas reducciones fueron compensadas por el aumento en Asia, Europa del Este, Oriente Medio, el norte de África y América Latina, aunque de forma más lenta debido a la crisis. Solo Oriente Medio y el norte de África incrementaron el ritmo entre 2003-2013. “Puede ser el comienzo de un cambio en el equilibrio del gasto militar mundial de los países occidentales ricos hacia las regiones emergentes” afirma el director del Programa de Gasto Militar del SIPRI. Sin embargo si vemos lo que gasta la Otan, liderada por EEUU vemos todo lo contrario, los miembros de la OTAN gastaron un billón de dólares (cerca de 800 mil millones de euros) en armamento, siendo los responsables de la gran mayoría de inversión militar mundial. El gasto militar en los países emergentes China, el segundo país con mayor inversión militar en 2013, aumentó un 7,8% (11,5 mil millones de dólares) su gasto. Rusia, el tercero en la lista, lo incrementó un 16%, lo que supone un 12,3 mil millones de dólares.

Entre otros aumentos notables destacan el gasto de Vietnam, donde las tensiones con China están provocando grandes compras navales. El norte de África, por ejemplo, incrementó su inversión como resultado de la modernización militar y la preocupación por los terroristas en el Sahel. En Oriente Medio, el gasto militar creció un 8,4% en 2012, siendo Omán el país que mayor incremento porcentual tuvo ese año (un 51%).

No obstante el SIPRI desconoce los datos de Irán, Catar, Siria y Emiratos Árabes. Respecto a América Latina, los mayores aumentos se registraron en Paraguay (43%) y Venezuela (42%). Además, el informe detalla que debido al creciente papel de los militares en la lucha contra los cárteles de la droga en México elevó el gasto armamentístico del país un 9,7%. Por su parte, Estados Unidos, cuyo presupuesto es más alto que el de los diez países siguientes sumado, redujo un 6% de su gasto militar en 2012, es decir, 682.000 millones de dólares (520.000 millones de euros). Según el informe, la disminución se debe principalmente a la reducción de los gastos en el Departamento de Defensa, que llevan cayendo desde 2011 y que se espera que continúen haciéndolo en 2014 (con sólo 87 mil millones de dólares presupuestados).

Y en el gráfico siguiente, mostraremos el Ranking de los 15 países con más gasto militar en el mundo:

Para los que hablan del fin de la hegemonía de Occidente pueden contemplar bien el gráfico, ¿de qué reducción se está hablando?

El gráfico habla por sí solo, si el gasto militar de EEUU es el mas del 500% del segundo que es China, ¿de qué reducción se está hablando?, y de qué fin de hegemonía se pretende si estamos en un momento en el que se habla de una tercera guerra mundial, en un tiempo en el que las armas son muchísimo más caras que el ser humano. Si preguntamos a los responsables de cada Estado aseguran que todo lo que se gasta en defensa es necesario, incluso lo ponen como prioridad del Estado, y por encima de la educación, lo cual se refleja en las reducciones llevadas a cabo por los Estados, claro que hubo recortes en el tema de defensa, pero el gasto dedicado en este ámbito está muy por encima de los ámbitos como la educación o la sanidad, lo cual lleva a Estados pequeños a endeudarse de forma brutal, de hecho, según las
estadísticas, las grandes deudas de los Estados son préstamos en forma de armamento.

Pero escuchando las justificaciones de los Estados compradores de armas les Justificando que los tanques de alta gama, y armas de destrucción masiva son para hacer frente a una agresión tanto desde el exterior como el interior, incluso los atentados que sufre uno u otro Estado.

China se apodera del granero de Estado Unidos

No es una lucha contra hombres o ejércitos, sino ideologías