Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

Los drones del futuro

La tecnología de los drones es hoy día algo muy común en todos los sectores de la sociedad, estos aparatos nos hace la vida más fácil ya que se usan desde la industria militar, pasando por la policía, periodistas hasta una persona normal que quiera grabar por diversión. Los drones hoy día son en forma de avión o helicóptero es decir su función es limitada pero un equipo de la Universidad de Carolina del Norte (E.E.U.U.) liderado por el biólogo Ty Hedrick, lleva trabajando el asunto desde el 2010 estudiando el vuelo de las aves para diseñar la nueva generación de drones para el futuro. Antes estaban sujetos a la aerodinámica pero gracias al trabajo de estos científicos estamos cerca de fabricar drones siguiendo el vuelo de los pájaros y serán totalmente no tripulados.

Los científicos de esta  universidad han elegido a las golondrinas como su modelo a seguir ya que estas tienen un vuelo perfecto y aerodinámico. Estos chicos instalaron una cámara de alta resolución al ave para seguir su aleteo utilizando tres cámaras de alta velocidad que captan hasta 100 millones de imágenes por segundo y han descubierto que su anatomía les permite realizar giros a tal velocidad que dejarían el ridículo al mejor de los pilotos humanos. Este equipo de trabajo lo conforma a biólogos e ingenieros que tratan de construir una gran flota de drones, lo quieren fabricar desde los más pequeños hasta de gran tamaño pero fiel a la naturaleza de las aves. Tratarán de imitar el vuelo de un colibrí hasta la de un águila de modo que podrá estar durante horas en el aire. Los ingenieros de la Universidad de Washington en Seattle nos cuentan que no tratan de reproducir la naturaleza en sí, sino aprovechar sus ventajas, otro ingeniero Russ Tedrake nos cuenta que lo que pretenden es ser capaces de hacer drones capaces de sobrevolar ciudades, volar entre árboles o edificios sin tener que depender de un piloto.

Russ Tedrake insiste en que podemos aprender del vuelo de las aves ya que los aviones de combate actuales no pueden hacer giros bruscos y detenerse en seco como los hacen las aves. También dice que se necesitan materiales flexibles para estos movimientos. La necesidad de estudiar a fondo el vuelo es  matemáticamente necesaria ya que estos vuelos son complejos y se necesitaran software de alta tecnología para llevarlos a la práctica pero los investigadores son optimistas y dicen que en poco tiempo estos drones con forma de pájaro formarán parte de nuestras vidas cotidianas. 


Micronaciones

José y Asenet y el nuevo testamento I