Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

Crean un cinturón anti radiación

Desde que se descubrió la radioactividad en 1896 el hombre siempre a querido controlar esta energía tan importante y peligrosa a la vez. Pero no fue hasta los años 40 cuando se dio el salto definitivo al dominar la energía nuclear y lanzar las dos bombas atómicas que dejaron tanta muerte y destrucción. Pero no solo se utilizaron para fines militares, al ver que era un gran candidato para la energía empezaron a crear centrales nucleares por todo el mundo. No fue hasta el accidente de la central de Chernobyl el 26 de abril de 1986 por un error humano cuando se descubrió lo letal de la radiación y sus partículas  para el ser humano, En aquella época trabajaban con material que no protegía mucho las partes del cuerpo sensibles a los isótopos radiactivos, como es la medula ósea y otras partes, pero esta preocupación para protegerse de la radioactividad ya paso a la historia gracias a una compañía israelí llamado STEMRAD 360 Gamma que podría salvar las vidas de operarios que trabajan en centrales nucleares y en lugares donde se han producido accidentes radiactivos como en Chernobyl y Fukushima que trabajan en condiciones muy duras para su cuerpo.

Este cinturón esta compuesto parcialmente de plomo y esta diseñado para proteger ante todo la zona de la pelvis, Lugares donde se concentran una gran cantidad de tejido delicado del cuerpo. También protegerá la medula ósea, que es una de las zonas donde más afecta la radiactividad sobre todo en los liquidadores como ocurrió en Chernobyl.

La compañía según dice podría proteger al operario de una dosis de 1000 RADS que se podría considerar como un alto nivel de radioactividad y puede provocar enfermedades y una muerte casi segura. Con 15 kilos de peso el cinturón esta preparado para desplazar a los actuales equipos que pesan 60 kilos lo cual nos permitirá ahorrar peso y ganar en comodidad.

Pero con este equipo no te protege todo el cuerpo y su estancia en lugares radioactivos es limitada pero ya Rusia, Japón y Ucrania han hecho grandes pedidos de este maravilloso invento israelí.

Ucrania, ¿conflicto en ciernes?

La NASA afronta la amenaza de los asteroides