Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

Conflicto Olvidado, Chechenia

Chechenia suena como el eco de un conflicto lejano. Chechenia tiene el eco de un guerra entre un grupo de guerrilleros y Rusia, el conflicto, que se encuentra sumido en una nebulosa de inexactitudes, ideas preconcebidas o desinformación por el escaso interés que Occidente, véase Europa y los Estados Unidos, a mostrado por el citado conflicto que parece ser solo es un accidente histórico contemporáneo, algo así como una rara sucesión de actos en un lugar extraño, lejano y casi mítico. Rusia aún suena extraña y amenazante por la constante desinformación, injurias y clichés heredados del pasado que recientemente han vuelto debido a las últimos sucesos acaecidos.

El enorme peso de la URSS

Unido al bombardeo constante sobre los motivos que llevó a su disolución de la noche a la mañana y cuya disolución dejó una decena de estados neonatos en un continente muy viejo y “baleado”.

Europa tan solo entiende las guerras que le interesa, ya sea por proximidad geográfica, ideológica o por algún interés mercantilista, Chechenia, que nace como un conflicto heredado de la caída del bloque comunista es una guerra que nos resulta muy ajena como si ese conflicto únicamente afectará a la no menos desconocida región del Cáucaso. Pero hoy los conflictos, en un mundo globalizado, amenazan siempre con internacionalizarse.

Hoy escribo esta introducción sobre el conflicto Checheno que será la primera parte de otros cuatro artículos más en los que trataré desde la primera hasta la segunda guerra de Chechenia. Este primer artículo trataré como una mera sucesión de hechos sin entrar en profundidades, sonarán nombres y situaciones que más adelante, en los demás artículos serán tratados más a fondo.

La caída de la Unión Soviética

Es el punto de partida donde todo comienza, cuando para evitar que la economía Soviética siguiera estancada y en un principio de recesión se decidió por parte del entonces líder Soviético, Gobachov, iniciar un proceso de apertura política (Glasnost) y una reestructuración económica (Perestroika) para estimular el desarrollo económico de la URSS y evitar una crisis económica. Dicha liberación política permitió la formación de nuevos partidos que generaron una ola de nacionalismos en un país multiétnico, multicultural y multireligioso como era la URSS, eso llevó a que aparecieran disturbios nacionalistas y revoluciones regionales en 1989.

Amparados en las leyes de libertad política

Los territorios aliados de la URSS presionaban a Gorbachov para que aumentara la libertad, democracia y las autonomías regionales. Aquellos territorios que habian obtenido autonomía comenzaron a emitir leyes que restringían el poder de Moscú sobre sus áreas.

En 1991 dicha situación de desgobierno llevó a un golpe de estado por parte de cierta sección del ejército y de la antigua KGB que tenían como objetivo volver al centralismo Soviético. Dicho golpe de estado fue sofocado por un Boris Yeltsin que comandó al pueblo en una agitación popular para evitar que el golpe se terminara de llevarse a cabo.

El temor de que se produjera una involución

En todo lo relativo al proceso revolucionario y la impotencia de Gorbachov que se veía incapaz de mantener y dirigir un país que se le iba de las manos llevó a que varios presidentes de países soviéticos como Rusia, Bielorrusia y Ucrania decidieran en una reunión secreta realizada el 22 de diciembre de 1991 disolver la URSS que dejó de existir un día 25 de Diciembre de ese mismo año. En aquellas fechas y para no perder su silla de miembro permanente del consejo de seguridad de la ONU, Rusia declaró que era la heredera directa de la extinta URSS por lo que conservó su puesto, su influencia y su poder en el teatro internacional.

Mientras esto sucedía, en el Cáucaso

Los acontecimientos también eran muy delicados, la República Autónoma Socialista Soviética Checheno-Inguskhaya se disolvió y en septiembre de 1991 el gobierno del citado territorio dimitió en pleno debido a las presiones del antiguo General de la Fuerza Aérea Soviética Dzohar Dudayev y su partido nacionalista Consejo Nacional del pueblo Checheno que tomaron el control de todo el país mientras en Grozny mataban al jefe Ruso para Chechenia, Vitali Kutsenko.

Pocas semanas después Dudayev consiguió el apoyo popular de los Chechenos para convertirse en presidente proclamando de manera unilateral la independencia de Rusia, Boris Yeltsin por aquel entonces presidente de Rusia envió tropas a la república de Chechenia pero debido a la coyuntura del momento tuvieron que retirarse cuando en el aeropuerto de Grozny fueron rodeados por milicianos Chechenos. En 1992 Ingushetia se separó de Chechenia e ingresó como república en Rusia mientras Chechenia seguía siendo un estado independiente de facto que promulgó su independencia formal por el nuevo parlamento Checheno en el año 1993.

La situación llevo a que miles de Rusos y residentes no Chechenos en el territorio fueran perseguidos y tuvieran que abandonar el país por las represalias que se llevaron a cabo, al poco tiempo de aquello la industria comenzó su declive y la producción cayo en picado comenzando la crisis Chechena. Aquella historia que comenzó en 1991 desencadenó dos guerras, la primera de 1994 a 1995 y la segunda de 1999 a 2009 en las cuales Rusia intentó volver a tomar el territorio que considera suyo.

El conflicto que aun hoy sigue vivo pero mutado en forma de terrorismo o pequeñas escaramuzas de grupos guerrilleros ha ido degenerando hasta enquistarse en un conflicto perverso entre unos y otros, pero como decía al principio eso es material de otros artículos.

La solución nunca será definitiva

Vía Vasca hacia la soberanía