Hi.

Welcome to my blog. I document my adventures in travel, style, and food. Hope you have a nice stay!

El caso Nóos y la infanta Cristina

El caso Nóos y la infanta Cristina

Este caso de corrupción política comienza en 2010, como un caso derivado del caso Palma Arena, al ser encausados los dirigentes del Instituto Nóos, Iñaki Urdangarín, ex-duque consorte de Palma de Mallorca y su exsocio Diego Torres. Los cargos por los que están imputados son: malversación, fraude, prevaricación, falsedad, blanqueo de capitales, entre otros diversos. Estos hechos delictivos fueron realizados a través del propio Instituto Nóos y de diversas empresas asociadas, que eran “empresas pantalla”, algunas sin ningún tipo de actividad ni trabajadores.

En la época en que se inicia la investigación, 2010, los entonces duques de Palma, Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina de Borbón se encontraban residiendo en Washington DC, donde el duque tenía un trabajo como alto ejecutivo de Telefónica. El tiempo transcurre, y a mediados de ese año, el periódico “El País” descubre una serie de documentos en los que el Instituto Nóos, representado por Urdangarín, persuadió u obligó a varias administraciones públicas (entre ellas los gobiernos de Baleares y de la Comunidad Valenciana) entre los años 2004 y 2006, a firmar acuerdos por trabajos que nunca se hicieron, como otros con presupuestos desorbitados de hasta casi seis millones de euros, sin hacer publicidad de esas necesidades públicas ni convocando concurso público, tal y como marca la ley española. Tanto como Urdangarín como su socio crearon una red societaria que facturaba al Instituto, de esta forma se contrataban a ellos mismos.

Caso Nóos en el Año 2011

La investigación avanza, y ya en julio de 2011, en el último semestre del año, se empiezan a suceder las actuaciones judiciales: el juez encargado del caso, José Castro, llama a declarar como imputado a Diego Torres y en los primeros días de noviembre se registran las sedes fiscales de las empresas vinculadas al Instituto Nóos, además de la vivienda de Diego Torres en Barcelona, así como el bufete de abogados del cuñado de éste. Ese mismo día también se recogió documentación sobre los contratos firmados con el Instituto Nóos en las sedes de la Consejería de Presidencia del gobierno de la Comunidad Valenciana y de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, ambas en Valencia. Entonces el caso salta a la prensa española, que informa de dos maneras: la prensa normal se hace eco de las investigaciones, mientras que la prensa del corazón intenta salvar la imagen de Urdangarín frente a la opinión pública. Al finalizar el año, la fiscalía cuantifica la estafa en dos grupos: 3.519.534 euros abonados por el gobierno valenciano (a través de la Fundación Turismo Valencia o Ciudad de las Artes y de las Ciencias) y 2.285.000 euros abonados por el gobierno balear (a través de la Fundación Illesport). 

En diciembre de ese año, el caso empieza a afectar a la Casa Real Española, que hace públicas sus cuentas por primera vez. Durante las navidades, y a diferencia de otros años, la infanta Cristina se queda junto a su marido en Washington, donde son visitados por la Reina Sofía, madre de la infanta, acción que la prensa española critica abiertamente. El Rey Juan Carlos I hará mención al “comportamiento ejemplar” de los responsables públicos y “la Justicia es igual para todos” en su tradicional mensaje navideño de ese año 2011. Para entonces hay ya nueve personas imputadas: “Pepote” Ballester (director general de deportes del gobierno valenciano), Jaume Matas (presidente balear), Diego Torres y Ana María Tejeiro (mujer de Torres), Iñaki Urdangarín y la infanta Cristina de Borbón. Los tres principales acusados toman cada uno su propio abogado, todos con despacho en Barcelona: Iñaki Urdangarín a su amigo Pascual Vives, Diego Torres a Manuel González Peeters y la infanta Cristina a Miquel Roca (padre de la Constitución Española de 1978).

Caso Nóos en el Año 2012

El año comienza tranquilo, pero el 1 de febrero, el juez de la Audiencia Nacional, Ismael Moreno, se declara incompetente para investigar la causa asignada: las actividades de Iñaki Urdangarín al frente del Instituto Nóos, por lo que el caso vuelve a manos del juez José Castro. El 10 de febrero el sindicato “Manos Limpias” se presenta como acusación particular, que ejerce desde entonces, y un día después son llamados a declarar, en los juzgados de Palma de Mallorca, Diego Torres y su mujer Ana María Tejeiro, que se acogieron a su derecho no declarar. Unos días después, el 24 y 25 de ese mismo mes, fue llamado a declarar Iñaki Urdangarín, que se declaró inocente y expresó que todas sus actuaciones fueron transparentes, así como reconoció que en 2006, el Rey Juan Carlos I, a través del conde de Fontao (asesor jurídico personal y externo de la Casa Real) que debía apartarse de las actividades del Instituto Nóos (“trabajo sí, negocios no”), al que hizo caso solo hasta 2008. 
Urdangarín acusa a su socio Diego Torres, y la relación de amistad y laboral entre ambos se rompe. Viéndose en desventaja, a partir de abril de 2012, Torres y su abogado pasan al ataque y Torres presenta un total de siete entregas de correos electrónicos desde abril de 2012 hasta el 6 de abril de 2013, intentando defenderse y atacar a Urdangarín y de rebote, a la Casa Real.

El 14 de mayo, la Mesa del Congreso de los Diputados, decide rechazar las preguntas planteadas por el diputado de IU Ricardo Sixto, para que aclarara la supuesta relación del Rey Juan Carlos I con el Instituto Nóos (pues la figura del monarca es inimputable e irresponsable según la Constitución Española de 1978). El 19 de diciembre la Fiscalía Anticorrupción solicitó ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Palma su escrito de responsabilidad civil en el que solicitaba una fianza de 8.189.448 euros para el duque de Palma, Iñaki Urdangarín, su ex socio Diego Torres y las empresas administradas por ambos imputados y a través de las cuales presuntamente desviaron los fondos públicos y privados que obtuvieron a través del Instituto Nóos. El fiscal Pedro Horrach solicitaba de este modo que se abriera una pieza separada de responsabilidad civil, en el marco de la cual se diera traslado a las partes personadas en el 'caso Nóos' para que se pronunciasen e hiciesen las alegaciones que estimaren oportunas, tras lo cual el juez, José Castro, dictará un auto mediante el que decidirá si estima o no la petición de la Fiscalía, que está aún pendiente, tres años después.

Caso Nóos en el Año 2013

A mediados de enero, la abogacía del Estado se presenta en el caso como acusación particular, en representación de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT), ante un posible delito fiscal cuantificado en 470.000 euros por parte de Iñaki Urdangarín y el Instituto Nóos, correspondientes al impago de IRPF en 2007 y 2008 y por impago del IS correspondiente al año 2007. El último día de enero la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Palma de Mallorca del Partido Popular acuerda que la céntrica vía de la ciudad deje de denominarse Rambla de los Duques de Palma, nombre que llevaba desde 1998. Asimismo, el Consistorio decidió pedir a Urdangarín que evitara el uso de su título, del que el titular se había mofado en unos correos electrónicos hechos públicos. El portavoz del Consistorio declaró que la decisión se tomó con unanimidad de todas las fuerzas políticas y debido a la "demanda generalizada" de la ciudadanía.
 

El 16 de febrero el juez Castro vuelve a interrogar a los principales imputados: Torres y Urdangarín. Torres presenta una nueva remesa de correos electrónicos en los que se indicaba que Urdangarín gestó los dos mayores negocios del Instituto Nóos en el Palacio de Marivent (residencia oficial de verano de la Familia Real), con el presidente balear Jaume Matas, del Partido Popular, que finalmente abonó a Nóos 2,3 millones por dos congresos de turismo y deporte; y en el Palacio de la Zarzuela, donde negoció con Rita Barberá (entonces alcadesa de Valencia) y Francisco Camps (entonces presidente de la Comunidad Valenciana), ambos del Partido Popular. El propio Matas llegó a aceptar dichas acusaciones en una entrevista concedida al periodista Jordi Évole para su programa, “Salvados” (en la cadena La Sexta) y dichas declaraciones fueron requeridas por el juez Castro. Dos días después, la diputada Rosa Díez (UPyD) retoma las preguntas realizadas por el diputado de IU hechas el año anterior, con los mismos resultados (ver más arriba). 

En ese mismo mes, la Casa Real retira a Urdangarín como miembro de la Familia Real y en la página web de la misma aparece únicamente como marido de la infanta Cristina en la sub-página de ésta. Ya en abril de ese año, se imputa por primera vez a la infanta Cristina por parte del juez Castro, lo que provoca un enfrentamiento público entre el fiscal Pedro Horrach (que pasa a defender a la infanta, en vez de hacer su trabajo) y el juez Castro. Sin embargo, Horrach consigue su objetivo y la Audiencia Provincial de Baleares suspende la imputación de la infanta. El 14 de mayo, el juez José Castro inicia una investigación sobre los supuestos delitos fiscales y de blanqueo de capitales en las actividades de la infanta Cristina y el 4 de noviembre se embargan a los duques un total de 16 propiedades, incluidos garajes, aparcamientos y trasteros, además se extiende el embargo a propiedades de Diego Torres en aquellas casas que comparte con su mujer Ana María Tejeiro. Estos embargos se realizaron porque ni Urdangarín ni Torres hicieron frente a la fianza de responsabilidad civil solidaria entre ambos de seis millones cien mil euros.

Caso Nóos en el Año 2014

El 7 de enero de este año, el juez Castro decide imputar a la infanta Cristina por blanqueo de capitales y delito fiscal y su abogado decide preparar el recurso contra el auto de imputación, en el que en el auto de imputación de la infanta, el juez Castro hace explícitas alusiones a los argumentos expuestos por la fiscalía para desautorizar la imputación. Las asociaciones de jueces “Jueces para la Democracia (JpD)” y la “Asociación de Jueces y Magistrados Francisco de Vitoria” critican las formas del fiscal Horrach y piden respecto por el juez Castro. El caso salta a la prensa internacional, y se hacen eco el “The New York Times”, “Le Monde” y el “Frankfurter Allgemeine Zeitung”, además de la cadena BBC. El 7 de noviembre de 2014, la Audiencia de Palma confirmó la imputación de Cristina de Borbón y Grecia por delito fiscal, aunque no por blanqueo de capitales. Contra dicha decisión no cabe recurso. El 22 de diciembre de 2014, la Audiencia de Palma dicta el Auto de Apertura de Juicio Oral para que la Audiencia Nacional juzgue, entre otros, a Iñaki Urdangarín, su exsocio, Diego Torres, el ex presidente de Baleares Jaume Matas y a la infanta Cristina.

Caso Nóos en el Año 2015

En este año no hay actividades de relevancia frente al caso. Únicamente, actividad de la Casa Real. El Rey Felipe VI, a través del ministerio de Justicia, retira el ducado de Palma de Mallorca a su hermana y su cuñado y lo extingue. Este ducado había sido un regalo de bodas de Juan Carlos I a la pareja, a título personal, pues los títulos nobiliarios concedidos por el Rey a miembros de su familia no son hereditarios. En diciembre de dicho año, la Audiencia de Palma indica que Urdangarín se enfrenta a penas de entre 19,5 y as 26,5 años, Diego Torres se enfrenta a penas de entre 16,5 y 22,5 años. Matas está acusado de prevaricación, malversación, fraude y tráfico de influencias. La infanta está acusada de cooperadora en dos delitos fiscales, pudiéndose enfrentar hasta cuatro años de prisión y se le reclama el pago de 2,6 millones en responsabilidades civiles. (Foto: OEA - OAS)

 

David Bowie

David Bowie

El dinero es deuda

El dinero es deuda